miércoles, 12 de agosto de 2009

Monos

Quizá a alguno le extrañó que no le dedicara una entrada a Michael Jackson. La verdad es que aunque a muchos le parezca blasfemia, a mí no me parecía tan grande. Supongo que para que alguien me llegue de verdad y lo coloque en mi estante de los intocables, debe ser portador de un mensaje que no soy capaz de encontrar el pequeño de los Jacksons. Ojo, que también afirmo rotundamente que en cualquier discoteca mínimamente presentable debería existir una recopilación de Michael y otra de The Jacksons De la misma forma supongo que gran parte de la responsabilidad de sus éxitos la tiene Quincy Jones y la mítica factoría Motown de San Berry Gordy.

De las miles de cosas que se contaron tras su muerte, una me hizo gracia. Se afirmaba que durante unos años, cuando empezó a perder la chaveta, su mejor amigo era un chimpancé. Después ya me enteré que su nombre era Bubbles. Y yo me pregunto si alguien le ha explicado a Bubbles que Michael se ha ido para siempre. Pobre bicho.

A santo de esto y tras esta sesuda introducción, os hago una entrada de monos, mi animal preferido. Sin lugar a dudas bastante más inteligentes, cachondos y sensibles que muchos de nosotros. De crío me quedaba flipado mirándolos en el zoo, de viejuno no me pierdo sus documentales.

Aquí otros ilustres.

Clive y Clint. Una de las primeras entradas de este blog estuvo dedicada al genio. http://atalanta77.blogspot.com/2008/12/muchachada-triunfa.html Antes de convertirse en el nuevo John Ford, Clint se marco algunas películas, podíamos decir que de una calidad “incomprendida”. Como nosotros siempre hemos sido un poco raros, ya éramos fervientes seguidores. Creo que con este simpático orangután grabó dos pelis, “Duro de pelar” y “La gran pelea”, en las cuales ayudaba a Clint a repartir mamporros por doquier. Después escuché al genio relatar como Clive era aficionado a las cervezas en los descansos del rodaje. Ambos se ponían a beber cervezas sentados en la barra hasta que Clive se caía literalmente redondo al suelo. Entrañable.

King Kong. Supongo que será un gorila gigante. Estas cosas marcan. Seguro que todos nos acordamos de la primera vez que vimos esta peli de críos. Ya sé que debería utilizar un fotograma de la película original pero uso la de Peter Jackson porque he de reconocer que todo era una excusa para plantar una foto de Naomi Watts, una de las chicas fetiche de Atalanta. No me extraña que el mono se volviera majara.



Ale, y ahora os pongo una mía en Marrakech. Coño, esta foto iba a decir que vale mucho por su valor sentimental pero es que de verdad valió mucho. El Ciego se ablandó y casi le paga al moro lo que pedía. Lo bueno era que el mono chico, cuando no le quería pagar, tornó su simpatía en mordiscos en la mano. Si ya lo digo, mucho más listos que nosotros. Al loro con los pañales.




En fin, para acabar esta entrada chorra de “monkeys”, los más chorras, el "celebrities" de la mona chita de la Muchachada. Antológico. Abstenerse los no iniciados ya que pueden sufrir un shock. Si os queréis iniciar, mejor acudís a mi anterior entrada sobre los de Albacete. Imposible no reirse con Hulk Hogan y Margaret Thatcher. http://atalanta77.blogspot.com/2008/12/muchachada-triunfa.html

5 comentarios:

Ramón Doval dijo...

Si las monas están muy bien, pero sigue sin ser lo mismo "ser mona", que "estar buena que te cagas", ¿no?
De acuerdo en lo de Jackson, un superartista, superestrella, pero no supermúsico.

Popi dijo...

Aunque la mona de vista de seda Atalanta se queda. Pero que mono sales en la foto con los monetes... para cuando los gaticos???

Phaeton dijo...

Si no fuera por ese 1% del
ADN...

German Carbajal - Tritim Rosario dijo...

me hiciste reir mucho con lo de michael.

el mono usaba barbijo?juaa

tu blog es simplemente UNICO!

un abrazo
german

Atalanta dijo...

Y un cabeza hueca, también... Ramón.

Pedazo de foto.....Popita.

La mala hostieja, Phaeton.

Germán, un poco raro, sí. Ayer estuve estudiando la postura en tu blog. Cómo te lo curras.