domingo, 2 de septiembre de 2012

"Jumento Sessions": Desafío Elola 2.0

Inspirándome en Luis Spanjaard para bautizar jaramugadas.

Hace un año, cuando tras el fin de semana, bajaba en coche a Hoyos del Espino tan contento por haber conseguido completar el "Desafío Elola" que me había inventado, no tardé en elegir nuevo reto para 2012. Inicio en Hoyos (1.489 m. de altura), 12 kms. de puerto suave como aperitivo, sendero hasta la Laguna Grande (7 kms.) y como final, apenas hace un par de días se me ocurrió plantear la subida al Almanzor (2.592 m.), una ascención pura de montaña de alrededor de 3 kms.

Construir un muro cada día un poquito más alto. Ser consciente que te puedes estrellar es el estímulo verdadero, el secreto de la adicción. Unos cuantos amigos, gente buena, sana, de risa fácil y buen humor y sin embargo correligionarios del masoquismo. Un entorno cercano y difícil de igualar por su grandiosidad. Una climatología excelente. Todo se resume en un sábado y algo más de 43 kilómetros de pendientes, sin apenas un kilómetro llano. Misión cumplida. 

Por mi parte, bien. Notable. El trabajo continuado de casi dos meses de entrenamiento  y sobre todo la ilusión de continuar poniendo esos ladrillos que describía en  "atalantiana" incomprensible. Cada minuto, cada día es esencial. No importa que apenas haya tiempo. Todo el trabajo cuenta. Lo poco suma. Ayer corrí cada metro "corrible" y en  parámetros puramente de desgaste. de fondo, nunca llegué a asomarme al abismo. Lo más importante es que la pasión que recuperé en el Anillo Vindio permanece no ya intacta, sino más desatada aún. Por el deporte y por todo lo que me gusta, que es tanto. Sin tiempo que perder. Ahora veo que llevaba años en  verdadero piloto automático.  El próximo domingo reto aún más temible con Manu: Ciudad Rodrigo - Peña de Francia. 

Unas fotos de la aventura. Lo que de verdad importa es el recuerdo, para cada uno personal, para cada uno diferente y común al mismo tiempo, que seguro regresará a lo largo de la semana,  que permanecerá muchos años después. Lo mejor fue compartirlo, sin duda. Nos vemos en el monte, amigos.


Ironmanu, Atalanta, David, Manu, CiegoSabino, Arturo. 


Antes de bajar al circo.


En la cima del Almanzor.


No todo va a ser sufrir. Comida, siesta y baño con el CiegoSabino antes de la vuelta.


En Spartathlon, sin duda la carrera más dura del mundo, el ritual final es tocarle el pie a la estatua de Leónidas al llegar a Esparta. Nosotros nos conformamos con la pezuña de la cabra de Hoyos.



 Hasta la próxima, Gredos. Pensando en versión 3.0.

"¡¡YO SOY ESPARTACO!!"

Se siente en el mundo de la montaña un extraña corriente de flujo cada semana más poderoso. Son todos esos compañeros inventando sus propias carreras y retos, al margen de dorsales, inscripciones y normas. Una especie "Do it yourself" "trailero". Esto acabará en liga alternativa, con hermanamientos e intercambios. "Outlaw Blues" está en uno de esos discos perfectos que no os deberías perder, "Bringing It All Back Home" de Mr. Dylan. "El blues del forajido, del bandolero". Dedicada a esos compañeros madrileños que saben mejor que nadie de qué hablo, que "la preparan" cada  fin de semana.

7 comentarios:

Manu_oeste dijo...

Un gran dia para recordar , el de mi bautismo jaramugo !!! Fue un placer ;)
( nota : Atalanta anda como una moto , impresionante!! )

Atalanta dijo...

Manu, en jaramugada de altura, además. La del domingo es también de aúpa. La subida del puerto puede ser una tortura. Avisados estamos.
Gracias, dagal. En las subidas puras, un punto más, pero para lo que me va a durar como sigas progresando... En el asfalto, cuando se corre de verdad en una carrera, ni te veo. Esa sexta velocidad yo no la tengo. A Cavalls vas a llegar fino, fino.

Anónimo dijo...

Gran jornada y el entorno espectacular!! Aunque sufrí me lo pasé genial, Manu me hizo de cicerone y yo como Samuel preguntando por todo. Ahora entiendo por qué te gusta tanto,es una pasada y si encima combinas monte y deporte con amigos...

Nos vemos en la próxima, cada vez me gustan más este tipo de "eventos"
Abrazos
Arturo

CiegoSabino dijo...

Habrá más, sin duda, pero de esta me quedará un muy buen recuerdo. Así que lo del Almanzor ya lo tenías pensado. A mi me pilló de sopetón, pero si hay que ir ...

Michel dijo...

Joder, pedazo de jaramugada y la del domingo ya ni te cuento, que jumentadas en toda regla.

Muy bien!!! Mi enhorabuena y a por la proxima.


Un abrazo.

col dijo...

Os leo a todos y da gusto ver como os lo pasasteis.
Un autentico Grupo Salvaje.

Me alegro que esa furia siga intacta.

Un abrazo desde Aosta. Tus montes, mis montes.

Atalanta dijo...

Arturo, sabía que te gustaría. Un día, más tranquilo le enseñarás las montañas y las cabras a Samuel y no las olvidará.

Ciego, lo del Almanzor lo puse el domingo anterior por si acaso, pero ya de puestos... Lo que me encanta es estar en Hoyos, señalar la cima tan lejana e inalcanzable y decir: "Allí vamos".

Asís, la furia intacta, latente y creciente. Aosta, esas sí que son las montañas más impresionantes que he visto en mi vida. Malos momentos y recuerdos sólidos y brillantes como mármol.