miércoles, 6 de mayo de 2009

Compromiso absoluto

Jóvenes dispuestos a ofrecer su vida por unos ideales. Algo con tanta fuerza que motive a chicos a morir en una guerra en un país extranjero con el que se carece de vínculo alguno. Ciertamente se nos antoja ciencia ficción que chavales con hambre de vida, mueran en trincheras casi voluntariamente. El motivo de este texto, aunque no único, son las Brigadas Internacionales que lucharon en la Guerra Civil española.

Desde mi punto de vista, la de un “joven” acomodado de la sociedad occidental, me resulta imposible la idea de exponer mi vida si no es por algo que me sea cercano, que me afecte directamente a mí o a la gente que quiero. Quizá hace años la sociedad era portadora de otra clase de valores y la juventud creía firmemente que a través de unas ideas se podía cambiar el mundo. Fukuyama, tras la “Guerra Fría” proclamó el “Fin de la Historia”, la muerte de las ideologías como motor del desarrollo de la humanidad. Creo que el escepticismo de las nuevas generaciones tiene su lado positivo y negativo. Todo somos conscientes que no se pueden depositar demasiadas esperanzas en líderes o discursos políticos aunque una sociedad hedonista sin apenas otra inquietud que la de conseguir satisfacer sus apetitos está seriamente enferma.

Todos tenemos nuestras ideas pero en general creo que para cualquier persona inteligente, lo más sano es adoptar una actitud vigilante, crítica y mantenerse alerta para no comulgar plenamente con ninguna postura política. Mantener un sano escepticismo. Ya no creemos en revoluciones o cambios radicales. Ya no creemos en milagros. Yo siempre abogaré por una revolución espiritual, por un cambio del sistema educativo, para mí un sinsentido total y absoluto hoy día; hace años que mi apuesta sería la de una formación más humanísta donde se cultive al individuo de forma más integral y se preste más atención a disciplinas hoy muertas como la historia, la literatura, la filosofía. A mí, muchas de esas clases me marcaron para siempre.

Centrándome en las Brigadas Internacionales, algo siempre llamó mi atención, se trata de un extraño capítulo de la contienda española. Me refiero a las disensiones internas en medio de la guerra, miembros del mismo bando en el centro de un teatro demencial se liquidaban unos a otros en las calles de Barcelona o Madrid. Miembros del POUM, de la FAI, de la CNT, del PCE. ¿Qué pensarían los extranjeros sorprendidos en medio de estas reyertas? ¿No les empujaría a largarse inmediatamente de esta locura elegida libremente? (Recomendable la película “Tierra y Libertad” del incansable director, “rojo” de manual, Ken Loach, donde se retrata fielmente el episodio) ¿No sería la vacuna de realidad perfecta para sus aspiraciones utópicas?
Por otra parte, especialmente los que comulgaban con las posiciones estalinistas, a la vista del desarrollo del siglo XX, me pregunto qué actitud mantendrían en el futuro. Ideales de igualdad, de libertad, de justicia social que tornaron en pesadilla demoníaca soviética, responsable de millones de muertos en el GULAG (si alguno tenéis energía y estómago, recomiendo el libro “Archipiélago Gulag” de Alexander Solzhenitsyn) Al fin y al cabo, los regímenes totalitarios son hermanos. La Segunda Guerra Mundial, infierno en vida para millones de personas, no pudo tener un principio más adecuado que un pacto “anti-natura” entre el Alemania y la Unión Soviética para el reparto de Polonia. Dios los cría.

Ya que estoy con el tema, enlazo con españoles que lucharon en los campos de batalla de la Segunda Guerra Mundial. Los hubo en ambos bandos.

Por un lado, la “División Azul” junto a las tropas del Tercer Reich. El régimen franquista siempre proclamó que se trataba de miles de voluntarios; los habría, sí, voluntarios chalados con ganas de combatir el bolchevismo a treinta bajo cero pero gran parte de ellos fueron soldados que cumplían órdenes y “sospechosos” ansiosos de redención y una “hoja limpia” en la “Nueva España”.
Lucharon en el norte, en el cerco de Leningrado y protagonizaron episodios heroicos dentro de la clásica épica del perdedor que tan bien se nos da, con operaciones con un noventa y cinco por ciento de bajas. Hitler decía del soldado español que era muy sucio e indisciplinado pero extremadamente valiente y que los alemanes se sentían a gusto combatiendo a su lado. Muy del estilo de Reverte. No me extrañaría que algún día le dedicase una novelita. Cuando la guerra cambia de rumbo y España abandona su estatus de “No beligerante” por el de “Neutral”, se ordena la vuelta de las tropas, cuya marginación en la sociedad española daría mucho que hablar. Por no mencionar a los pobres que cayeron prisioneros en los campos de exterminio, ejem, quería decir de prisioneros, rusos, que volvieron diez años después del fin de la guerra.



Por otro lado, con los “Aliados” lucharon muchos exiliados, combatientes del bando republicano que vagaban por Francia cuando sobreviene la invasión alemana. Muchos de ellos se alistaron con las tropas francesas que operaron en el Norte de África y que al mando de De Gaulle participaron en el desembarco de Normandía. Las primeras tropas que entran en París en 1944, son las de la división blindada de Lecrerc. En ella sirven numerosos soldados españoles, las pintadas de sus tanques los delatan: Belchite, Guadalajara, Brunete, en referencia a batallas de la contienda española. Ellos creen que el fin de Hitler implicará el de Franco. No se imaginan lo equivocados que estaban.



Al fin y al cabo, todos fueron perdedores.

Aquí os dejo una canción de las que se entonaban en el bando republicano y que posteriormente hizo famoso el norteamericano Pete Seeger. Incluso en la España franquista circulaban clandestinamente vinilos con estas versiones.

Además los “Suspiros de España”, un precioso pasodoble en la versión de Diego Cigala, con fragmento de “Soldados de Salamina” , la buena película de David Trueba, basada en el gran libro de Javier Cercas. Escuchar esta canción exiliado, sin poder volver a tu patria, debe hacer daño de verdad.

"Únete a la batalla en la que ningún hombre fracasa,

porque aunque desaparezca o muera,

sus actos prevalecerán". (William Morris)



21 comentarios:

Phaeton dijo...

Desde que el hombre es hombre, incluso desde antes, siempre ha habido gente dispuesta a morir, y a matar... Dices que hoy con nuestra acomodada mentalidad occidental te parece incomprensible, pero es igual, hay quien mata y muere por su equipo de fútbol, cosa mas absurda no cabe pero bien sabemos que es real.

Como especie somos así, a nosotros tambien nos falta ese porcentaje necesario para discurrir bien de que hablaba la Mona Chita en el Celebrities de Muchachada Nui.

Nacho Cembellín dijo...

Lo dicho, estos blog no son blog´s de triatlon.

Me quedo con tu parrafo sobre como sería tu ideal de educación. Si así fuera, quizás sería el inicio real de cambiar el mundo. Creo que el mundo no lo podemos cambiar nosotros, nosotros sólo podríamos iniciar el movimiento del cambio y sólo se conseguirá con la educación de los que decidirán en un futuro.

Popi dijo...

Casi totalmente de acuerdo. Una gran entrada, mozo. Aun así sigo creyendo que hay gente dispuesta a llevar sus ideales hasta esos límites aunque es cierto que cada vez son menos. Nos tiene idiotizados por la publicidad pegados a nuestros sillones...

CiegoSabino dijo...

Otro fin de semana "cartujo" encerrao en casa. Te va a sentar mal tanto claustro y tanta lectura. Mira al bueno de D. Quijote.

Como dice el famoso anuncio ese de la radio "Hay que entrenar más". Muchotriatlón.com.

Clemente Alonso McKernan dijo...

Joder, no sé si porque me tocas la vena republicana o qué, pero hay entradas tuyas que me tocan la fibra sensible de verdad.

Por cierto muy bueno el apunte de Reverte. No le veo poniendo a "alguien bueno", evidentemente ESPAÑOL, dentro del bando nazi, como protagonista de una novela suya.

CiegoSabino dijo...

Ah, y sobre las canciones yo no esaría tan seguro de que sean de uno u otro bando.

Me da la impresión (no es algo que sepa a ciencia cierta) de que la mayoria serían canciones populares o incluso "éxitos" del momento de algún autor conocido cuya letra se adapta en cada uno de los bandos, y que en definitiva la canción es la misma porque quienes las cantan (los soldaditos rasos) son los mismos pringaos en los dos lados, aparte de las influencias mutuas y "la cierta convivencia" que se podía dar en los frentes estables.

Pero sobre esto también nos puedes ilustrar más que seguro que también lo tienes leído y yo sólo lo tengo intuído.

Atalanta dijo...

Phaeton, supongo que tienes razón; hay "colgaos" por todos lados.
El Celebrities de la Mona Chita, antológico, de los mejores.

Nacho, no estaría mal ese cambio aunque tantas veces el sentido común se echa tanto de menos en decisiones políticas. En la medida de lo posible, podemos contribuir a ese cambio con algo tan simple como escribiendo en nuestros blogs.

Popita, la publicidad... hasta sustraerse a ella puede ser una trampa. Nos tienes cogidos por todos lados.

Ciego, no hay mayor halago que me llames Quijote. Fin de semana de lecturas pero no de estos temas. Todos los datos que manejo en este post los tengo en mi cabeza desde hace muchos años, cuando tenía tiempo para leer de verdad. Me puse a escribir anoche, iban a ser dos párrafos, pero la madeja se va liando, que si las brigadas, que por qué no escribo algo de la división azul, que si de los otros, que si las canciones... te pones y no paras.

Atalanta dijo...

Clemente, me alegro que te haya gustado. Pues yo cuanto más pienso en lo de Reverte, más lo veo como una buena idea. Si algún día me lo cruzo en alguna feria o algo así, hasta se lo voy a plantear. Enhorabuena por Fuente Álamo. ¡Vas lanzao!

Ciego, no sé tanto del tema. Sí sé una anécdota muy curiorsa. En un concierto de Pete Seeger en un club de Nueva York, se plantearon no salir a tocar al enterarse de que estaba presente el embajador de la España franquista. Cambiaron de idea, salieron y lo primero que tocaron fue la canción que he puesto. El embajador, ofendido, salió "por patas" del local.

Miguel dijo...

Por alguna razón, si usas el Firefox, tu blog está bloqueado en las dos últimas entradas y no podía acceder a los comentarios.. y tras unos minutos de parálisis cerebral ante el ordenador (eso sí, escuchando la canción de la quince brigada) se me encendió la bombilla y tuve la idea de entrar usando explorer...y bueno, es evidente que ha funcionado.
Sobre tu entrada, tres cosas:
1) Me fastidia lo rápido que se nos llena la boca hablando de grandes gestas o compromisos. Lo fácil que es apuntarse a nobles ideales universales, ecológicos, antibelicistas, pro-algo o anti-algo cuando luego intentamos camuflar lo más posible nuestra opinión hasta en las reuniones de la comunidad de vecinos. Esconderse en el bulto, en la masa, es muy sencillo..al menos estos jóvenes, huyeron de eso, y agarraron el fusil por convicción y seguros de que la primera batalla antifascista se libraba en España.
2)Las canciones de la guerra civil,como dice el Ciego son muchas veces adaptaciones de coplas populares, y entre las que cantaban las brigadas internacionales hay algunas muy pegadizas:
- Jarama Valley: http://www.youtube.com/watch?v=tKMjcDwVFEg

- Quartermaster's Store: http://www.youtube.com/watch?v=Yn027EXxln8&feature=related

3)Aunque encomiable y mucho más digna de literatura épica, la participación extranjera en el bando republicano es anecdótica comparándola con el apoyo decidido y desequilibrante que recibió el bando nacional por parte de Alemania e Italia, empezando por el apoyo aéreo que permitió a los generales golpistas cruzar el estrecho y comenzar a organizarse.
No me enrollo más... otras canciones que ponen los pelos de punta:

El trágala: http://www.youtube.com/watch?v=sQKRGjGL0aQ

En la plaza de mi pueblo: http://www.youtube.com/watch?v=FBLwfze0fms

irotante dijo...

Me ha gustado bastante y me has tocado un tema muy mio personal.
Yo de 2º apellido soy DURRUTI y con 15 años me largue del ESP. por no servir una dictadura y el caciquismo existente en aquellos años, y gracias a esa gente que nos ayudaron podemos decir que las Brigadas Internacionales nuca las podremos olvidar.
Que grande fue Buena Ventura Durruti me hubiese gustado estar a su lado y creo de tener un poco de sus genes gracias a mi abuelo el cual era su hermano
Saludos

Isadora dijo...

Si hay una solución, estoy contigo en que está en la Educación: no solo instruir (matemáticas, lengua, fisica, etc) sino educando en valores, principios, en humanidad, nutriendo la espiritualidad como dices, apelando al sentido común, a la conciencia, en busca de un bien común, en solidaridad, educando caracteres para que sean sólidos, asertivos, afectuosos, fuertes, leales, honrados y todo esto desde los cero años, yendo de la mano en esa Educación familia y escuela.
Los niños son la verdadera materia prima que posee el planeta.

Eres una enciclopedia Atalanta: de música, de historia...
Y escribes muy bien.

vicesar dijo...

Pues yo creo que se en general hemos avanzado mucho aprendiendo de los errores del pasado, pero los extremismos y los fanatismos siguen latentes, más en algunas partes del globo y de momento seguiremos expuestos a ellos. Siempre se tiende a manejar a las masas utilizándolas para intereses de algún lider iluminado. Coincido con lo dicho por Popita sobre la publicidad y en general los medios de comunicación, auténtico poder de la sociedad actual. Te has currao la entrada.

Atalanta dijo...

Miguel, no sé qué problema hay para escribir comentarios. Ironmanu también me envió un correo ayer diciéndome que había intentado escribir y no podía. Bueno, mientras nos podamos leer.
Yo soy el primero que no me suelo meter en berenjenales, aunque más porque pocas veces estoy relamente seguro de algo, casi siempre veo fisuras por todos lados y me cuesta decidirme. Soy una duda continua, hasta para elegir bici.
Correcto el dato que mencionas respecto a que el apoyo de los regímenes fascistas fue decisivo si lo comparas con la ayuda que recibió la república. Utilizaron España como campo de ensayo para la futura Guerra Mundial. Las democracias europeas no se involucraron.
Ya escucharé las canciones.

¡¡Irotante, qué curioso!! Hace años leí un libro sobre Durruti aunque no lo recuerdo muy bien. Supongo que la partida debió ser dolorosa. Tú llevas los genes de tío duro. Por eso te dedicas al Ironman.

Isadora, cada uno desde su pequeña parcelita, puede intentarlo con los chavales. Oye, lo de la enciclopedia, no sé si tomármelo como un cumplido...:-D. El mundo está llena de historias interesantes. Yo cuento algunas. A unos le gustarán, a otros no. Para mí descubrir es un placer aunque todo los datos de esta entrada vienen de mis años de adolescente.

Vicesar, partiendo de que en aspectos materiales mejoramos, quizá espirituralmente sufrimos una involución.
La entrada me la preparé "viendo" el Manchester-Arsenal. Siempre lo digo. Con el fútbol se pueden hacer miles de cosas.

Ramón Doval dijo...

(Leída la crónica de Lisboa, Espar).
Gracias por la clase. Qué lejos quedan esos ideales ¿verdad? Parece que están borrados para siempre, pero como vengan a tocarnos los webs, o aparezca un político muy carismático que nos invite a coger las armas, acabamos liándola otra vez. Los peligros del nacionalismo, del carisma del líder, de los complejos. Pues no somos nadie los humanitos, pa volver a caer en el mismo error una y otra vez...

Furacán dijo...

A mi me ha pasado lo mismo que a Miguel que no me dejaba comentar. Bueno ahora parece que ya se puede, muy buena entrada, me ha gustado mucho.
Estoy de acuerdo contigo sobre la educación, aunque bajo mi perspectiva no es que falle la base humanista sino también la científica...hay un problema grande desde la misma base, pero bueno eso daría para otro tema.
Archipiélago Gulag me lo he leido cuando tenía 16 o 17 años y me dejó marcado, aún tengo alguna frase anotada, con tu permiso:

"¡si todo fuese tan sencillo!;de que hay en algún sitio unos hombres negros que perpetran con perfidia negras acciones y que bastará con distinguirlos de los demás y aniquilarlos. Pero la divisoria entre el bien y el mal pasa por el corazón de cada humano. ¿Quien aniquilaría un trozo de su corazón?"

Deberían recomendarlo en los colegios, y más en estos tiempos.

Xocas dijo...

Muy interesante la entrada y muy completa, así que difícil de comentar. Quizás decir que a mi me resulta extraña la idea de dar la vida por una patria o un ideal, porque me considere ciudadano de ninguna parte, o de todas, o porque soy un escéptico. No estoy seguro de que la humanidad hay aprendido gran cosa por el camino y quizás sólo sea cuestión de tiempo ponerse a prueba (¿se nota que no estoy muy optimista últimamente?).

Atalanta dijo...

Ramón, no hacen falta más que las condiciones adecuadas para liarse, es decir mucha gente jodida dispuesta a escuchar las soluciones de un iluminado. Después de la caída del telón de acero parecía que todo iba a ir a mejor y mira cómo está el mundo.
Oye, vaya foto que te has puesto, si pareces Mark Allen...

Muy interesante la aportación, Furacán. Ojalá fuera todo tan sencillo como dice Alexander pero lamentablemente no es así. Marco Aurelio, al que un día le dedicaré una entrada, dice algo parecido en alguna de sus meditaciones. Anda que ya te vale, leer a Solzhenitsyn con dieciséis tacos... ya serías el rarito de la clase, con tus libros y tus bichos, seguro.

Quizá ellos sí se consieraban ciudadadanos de todas partes y por eso vinieron a luchar aquí. Es difícil ser optimista si le dedicas una mirada global al mundo. Somos privilegiados. La mayor parte está bien jodida.

davidiego dijo...

uff,
qué puedo añadir después de esta entrada y sus comentarios?
quizás vuelva a ocurrir, es lo triste.
me pasaba lo mismo que al Taxero, y me he dado cuenta del error un poco más tarde, pero solito.
hace un mes hubo en el Patio de Escuelas una preciosa exposición fotográfica, con textos, de los brigadistas americanos que lucharon en España, cuando volvieron a USA también fueron marginados ¿?
qué empujaba a un negro del Harlem a compartir desgracias con un pastor en Brunete???

Atalanta dijo...

Ya me extrañaba, doc, quee no hubieras aparecido. Me hubiera gustado ver esa exposición. Tengo que estar más atento a qué se cuece en la capi.
Tú última frase queda perfecta para cerrar esta entrada. Es justo lo que quería expresar.

Txero dijo...

Yo he sido un nazi declarado desde los 14 años cuando compartía pupitre contigo lleno de cruces gamadas pintadas y con dos fotos de Hitler en el clasificador. ¡Dios, entonces sí eramos unos fenómenos! (Espero no arruinar tu reputación en este blog por haberte sentado con un nazi de blibioteca).
Por eso mis simpatías siempre se inclinaron a los soldados del III Reich y con especial cariño hacia esos héroes de la División Azul.

Precísamente en uno de esos pueblos del Rebollar conocí a un anciano un día de perros que estábamos a -12º. LLegó con su fe de vida en alemán para justificar seguir cobrando una pensión....., me caí de espaldas, ¡de mutilado de guerra! Tenía delante a un héroe de la División Azul, un pedazo de Historia viviente. Pero no, no era distinto a los otros ancianos de ese pueblo. Su viserilla calada, la apacible tranquilidad del viejo... y unos brazos llenos de tatuajes hechos en el frente ruso, donde me dijo que es allí donde realmente pasó él frío. Le dejé marchar sin más, sin hacerle las millones de preguntas que después se me vinieron a la cabeza. Le esperè de nuevo, como se suele decir con la escopeta cargada, pero ya no fue posible, no tuve ocasión de volver a verle.

A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César. También esos combatientes merecen un respeto que a veces se olvida por la estúpida expresión de lo políticamente correcto, que yo me paso por el forro de mis calzoncillos.

Atalanta dijo...

Ay, madre, Txeroky, pero qué brutito eres... Yo te conozco como a un hermano y sé que no eres tan fiero. Pues si yo tengo al hombre ése, vaya que le hago un interrogatorio. En Villasrubias sí tenía uno de la "Quinta del biberón", los del último reclutamiento en la Guerra Civil y vaya que me explico con pelos y señales los avatares de la Batalla del Ebro. Se libró por los pelos de palamarla.
Ahora en Robleda, he conocido un hombre que ha estado años en la Legíon extranjera francesa y el otro día en el bar ya me estuvo contando algo de todos los sitios que había visto.
Oye, a ver si un fin de semana paso por Alaejos y te veo almuchacho que tengo ganas. Menos mal que tienes a Ana, que si no tú lo pierdes con tus ideas de bombero.... Ya verás como te va a salir un rojazo...para que aprendas.Buenos tiempos aquellos de la escuela... si con catorce años éramos unos auténticos eruditos de la Segunda Guerra Mundial.