viernes, 18 de octubre de 2013

Escribir más, escribir menos


Un mes sin escribir en el blog, algo que nunca había ocurrido desde que a finales de 2008 decidí comenzar con lo que ahora considero atolondrados artículos. Durante este tiempo, tampoco he escrito gran cosa fuera de este cauce. Después de los exámenes y de apresurados entrenamientos antes del Ironman, me enganché, desordenado y vicioso, a leer páginas y páginas del más variado pelaje, dejando de lado, de forma algo inesperada y sorprendente, por considerarlo ya algo consustancial a mí, mis ganas de contar.

Puede que fuera el inconsciente deseo de unas plácidas semanas de descanso antes de que el río se desbordara. A estas alturas la presa ya cedió y braceo en el torrente: ocho asignaturas, fin de grado, trabajo, curso de administración, portugués, entrenos... y subiendo. 

Por si fuera poco, ahí seguimos, a falta de rematar un librillo y comenzar otros proyectos relacionados que me reconcomen y cuya comezón me impide dejar de rascar. No quiero que el blog se muera porque le tengo mucho cariño, porque me descubrió todo un mundo de amigos, me enseñó que escribir y compartir me ayudaba y de hecho fue parte de la terapia para salir del atolladero en el que durante años quedé atrapado. 

Tengo algunos temas pendientes que tratar de forma inmediata y tal vez no muy escueta, como mi maratón cincuenta como  punto y aparte en mi relación con el deporte, el Ironman de Huelva, el recorrido del Ultratail de las Hurdes, en grandes líneas ya decidido -que finalmente se nos irá a primavera-, algunos libros, películas, discos y demás temas clásicos por estas tierras,  pero en general el propósito de este post es hacer saber mi intención de tratar de mantener el blog operativo tratando de escribir de forma regular pero con textos quizá más concisos, puede que poco más que apresuradas reflexiones sobre algún asunto. Por otro lado, es el signo de nuestro tiempo, acorde con lo que nuestro mundo demanda, en una peligrosa querencia por lo breve, separado por una difusa línea de lo que no exija esfuerzo o simplemente lo superficial.

Antes de dar el primer paso, sé que mis objetivos son utópicos, que mis planes y estrategias nunca llegan a buen fin, pero también sé que cuanto más quiero, más hago y que si bajo el ritmo, simplemente me detengo. Sin embargo, confío en que mantener esta ventana abierta sea una línea innegociable en mi vida.

Vale.

9 comentarios:

Livan dijo...

A mi también me cuesta mantener el blog, bien por falta de tiempo, o porque no encuentro nada interesante que contar.....pero tarde o temprano encuentro las dos cosas (tiempo y algo que contar) y le doy un soplo de vida......

Es una pena dejarlo, de vez en cuando mira las estadisticas y veras que hay mucha gente que lo lee.....eso anima a continuar.

Lou Rambler dijo...

Te entiendo perfectamente, supongo que todos los blogueros pasamos por eso... Solo puedo decirte que, aunque no comente demasiado, me gusta leer tus textos, además de tener siempre algo que aportar, da gusto leer algo bien escrito. Saludos,
Por cierto, qué bueno lo último de Mazzy Star

Col dijo...

Echamos en falta tus líneas. Pero entendemos perfectamente lo difícil que resulta nadar en el torrente y no encontrar piedra donde descansar.
Sin forzar, sin agobios...tranquilo, nosotros esperamos.

Estoy deseando conocer más sobre la que nos espera en las Hurdes.
Abrazo y muxux.

Miguel dijo...

Te he visto en fotos de los artesanos, felicidades por la 50, no sabía que ibas, yo hice la corta, que pena no haber coincidido.
En cuanto al blog, como los buenos amigos, estará cuando lo necesites aunque sea solo para una caña cortita.
Estoy deseando ver ese recorrido hurdano, el domingo estaré por allí corriendo.

Atalanta dijo...

Iván, lo más curioso es que he parado durante los que probablemente han sido los días con más horas libres del año. Me paso un poco como con los entrenos, que funciono por dinámicas. O todo o nada. Si eres culo inquieto, al final siempre quieres compartir algo con tanta buena gente con la que conectas.

Lou, muchas gracias, hombre ¿Sabes que yo ando ahí con tu serie de Gene Clark, que gracias a ella, me enganché a discos maravillosos que no conocía? Lo de Mazzy Star ha sido algo, al menos para mí, inesperado. No sabía que todavía andaban por ahí. Los noventa son nuestros "recuerdos del pelo largo".

ASís, hay cosas que de vez en cuando me apetece o tengo que contaros y el fb se me queda estrecho, así que mucho o poco, esto seguirá palante. Lo de las Hurdes, quedará chulo, te lo garantizo. Ya comentaré fechas con vosotros, los de fuera, para ver si podéis estar muchos.

MIguel, y ya lo de leeros se queda para ratos muy esporádicos. Poco más que el fb. Me acordé de ti en Torrejoncillo. Imaginé que también correrías. No se admiten excusas para el ultra de Las Hurdes; todo o parte tienes que hacer. LO curioso de esa aventura es que ni empieza, ni acaba en Hurdes. Cenaremos y saldremos de Robledillo viernes noche para ver amanecer el Chorrito de Ovejuela y acabaremos en La Alberca después de subir La Peña.



Joserra Rodrigo dijo...

Westman como me gusta lo que llevas dentro de ti y como s enota en tu escritura. Me identifico mucho aunque cada uno tenga sus prisas en distintos focos de la vida. A mi me cuesta ya el blog esfuerzos y no sé que me pasa, a veces quiero dejarlo como está y que pasen los días pero como dices si ha servido para conocer a gente como tú, habrá que ponerse las pilas. Busca huecos pero haznos disfrutar . Un abrazo muy grande d etu amigo Joserra. Passion is no ordinary word.

Johnny dijo...

Yo te iba a decir algo muy similar a lo que te ha puesto arriba el amigo Lou, así que me suscribo a sus palabras y te envío un abrazo.

Anónimo dijo...

qué bien que vengas por Huelva!!

Si sigues adelante, cuenta conmigo, te ayudaré dentro de mis posibilidades
.

Un saludo

Grego

Atalanta dijo...

Joserra, me da que gente como nosotros nunca lo podrá dejar. Para los que nos gusta el rollo, es nuestro cauce natural. Además, así nos conocimos.

JOhnny, pues gracias. Ahí hay unos cuantos que os visito de vez en cuando porque siempre publicáis buen material, pero menos de lo que me gustaría.

Grego, muchas gracias, amigo. El años que viene creo que vuelvo. Abrazo.