martes, 27 de octubre de 2015

TRANE LIVES


"Parto de un punto y llego lo más lejos posible"

Desde esa época empecé a descubrir qué clase de hombre era Coltrane. Bajo un aspecto tranquilo y mesurado, se ocultaba un hombre que sabía ser desmesurado en lo que emprendía.

Se percibía que, tras sus maneras corteses y apacibles, Coltrane poseía un fantástico poder de concentración.

Donde algunos se permitían hablar de virtuosismo técnico gratuito, de sinrazón y de delirio más o menos consciente, tenemos que aprender, al contrario, a reencontrar una lógica, un rigor y un autocontrol excepcionales. El intérprete de "My Favourite Things" sucumbió a la más fascinante tentación que pueda ofrecerse a un artista, sea cual sea su modo de expresión: la inmersión total en el fondo de sí mismo, la exploración metódica, obstinada, sin esperanza -puesto que no tiene fin-, de sus recursos y posibilidades.

Solo tienen posibilidades de captar la significación aquellos que sean fieles a su espíritu y no a su letra, a sus intenciones y no a su lenguaje, ya que hoy por hoy no nos ha revelado aún la mayor parte de sus secretos.

Tenemos que ir a su encuentro solos, desnudos, sin costumbres, sin prejuicios, sin recuerdos. La recompensa que obtendremos dependerá de nuestro esfuerzo.

"En realidad no es que queramos provocar un estado de hipnosis ni nada por el estilo, queremos simplemente conmover al público, comunicarnos con él, hacerle sentir lo que nosotros sentimos".

"Es la improvisación que inspira una pieza lo que cuenta, y no la pieza en sí, que a menudo es muy banal".

"La religión es todo para mí; mi música es un agradecimiento a Dios".

"A mí, cuando paso de un momento calmado a una tensión extrema, solo me impulsan factores emocionales, excluyendo toda consideración musical".

"Mira, para nosotros, crear es bastante fácil. Hemos nacido con este feeling que simplemente surge, sean cuales sean las condiciones. Si no, ¿cómo habrían podido nuestros padres fundadores producir esa música desde el principio, cuando sin ninguna duda se encontraban (como muchos de nosotros aún hoy) en comunidades hostiles, donde solo había numerosas razones para el miedo y condenadamente pocas que permitieran confiar. Cualquier música que pueda crecer y propagarse como nuestra música lo ha hecho tiene que tener una convicción positiva  inherente absolutamente bestial"

Textos de "My Favourite Things. Conversaciones con John Coltrane" (Michel Delorme)

*"Trane lives" fue una pintada recurrente en las calles de Nueva York.