domingo, 14 de enero de 2018

Qué triste ser feliz


Qué triste ser feliz

Qué triste ser feliz
qué triste olvidarse
no caer en la cuenta
verlo pasar
no estar a la altura
dejar de pelear.
Qué triste creer que todo lo que es
ha de ser así.
Qué triste no escuchar,
sentir sin sentir
ir muriéndose que es el vivir
sin agradecer cada amanecer.
Qué triste dejar de entender,
no ser conciencia absoluta
conciencia de ti en cada momento
conciencia del nosotros creador absoluto.
Qué triste no revelarse en cada gesto
Que triste no rebelarse con cada gesto
Qué triste estar a otra cosa,
y comer y dormir y soñar.
Qué triste no admirarse
al de su guarida, ver salir la fortuna
para convertirse en fácil destino.
Qué triste habituarse,
dejar de estar despierto, alerta,
sorprenderse, asustarse.
Qué triste dejar de aullar a la luna
y amordazar a la sangre.
Qué triste olvidar que estás junto a mi.
Qué triste, a veces, ser feliz.

(El grabado es "Melancolía I" de Durero) 

2 comentarios:

Adela dijo...

Por lo que se ve, no es la vuestra la felicidad del conformista. Os felicito. Eso es estar vivos

Adela dijo...

Por lo que se ve, no es la vuestra la felicidad del conformista. Os felicito. Eso es estar vivos