miércoles, 18 de agosto de 2010

La búsqueda de Chris

"Hace dos años que camina por el mundo. Sin teléfono, sin piscina, sin mascotas, sin cigarrillos. La máxima libertad. Un extremista. Un viajero esteta cuyo hogar es la carretera. Escapó de Atlanta. Jamás regresará. La causa: "No hay nada como el oeste". Y ahora, después de dos años de vagar por el mundo, emprende su última y mayor aventura. La batalla decisiva para destruir su falso yo interior y culminar victoriosamente su revolución espiritural. Diez días y noches subiendo a trenes de carga y haciendo autoestop lo han llevado al magnífico e indómito norte. Huye del veneno de la civilización y camina solo a través del monte para perderse en una tierra salvaje". (Alexander Supertramp. Mayo de 1992)

Durante los últimos días, mi compañero de viaje ha sido Chris Mc Candless. "Hacia rutas salvajes", la película de Sean Penn, finalmente puso imágenes a las páginas del libro de Jon Krakauer.

La pregunta que recorre la aventura de Chris es ésta: ¿qué lleva a un joven brillante y trabajador, de familia acomodada a renunciar a su sendero marcado en la vida, ése que le llevará al éxito profesional y social, y cambiarlo por la búsqueda de "la verdad", por la búsqueda de sí mismo dentro de la soledad, en medio de la naturaleza?

Para los que no la conozcáis, someramente, la historia de Chris se puede resumir en la de un chico que poco después de licenciarse, dona todo su dinero, renuncia a su familia y cualquier comodidad para errar por el país, contando con sus propios medios para sobrevivir. De hecho, renuncia hasta a su propio nombre, cambiándolo por el de Alex Supertramp. Finalmente acude a Alaska, donde después de varios meses aislado, fallecerá fruto de envenenamiento por plantas silvestres y desnutrición.

Sé que la reacción de la mayoría de lectores será clara y contundente. No era más que un inconsciente, un joven imprudente alucinado por las lecturas de Jack London. Efectivamente, de carácter reflexivo y soñador, varios autores marcaron su vida. Sin embargo, en el trasfondo había algo más. Enfrentarse deliberadamente a la muerte sin las armas y la preparación adecuada, no era cuestión baladí. Era la esencia. Un reto que pudiera conseguirse con total garantía de éxito, no era un verdadero reto. Para Chris era más importante "sentirse fuerte que ser fuerte". De fondo, palpita el arrojo de la juventud.

La película de Penn es heredera directa del libro de Krakauer, verdadero responsable, para bien o para mal, de la fascinante figura literaria de Alex Supertramp. En ambas obras se retrata su carácter y se rastrean las razones de su comportamiento.

Chris era una persona extremadamente ambiciosa y competitiva. De código moral estricto, siempre se exigía el máximo. Metódico y gran trabajador en sus actividades académicas, a lo largo de su aventura vital de varios años en solitario, desempeñó trabajos muy duros y desagradables, comportándose con igual esmero que en los estudios. Corredor de cross estajanovista, gustaba de medir su capacidad, llegar a los límites porque ahí residía el verdadero conocimiento. Ese carácter, unido a una importante fractura familiar oculta, empujaba a Chris al borde del abismo.

Considera que la seguridad y binestar material constituían una realidad falsa, una adulteración de la verdadera existencia. Renuncia a sus posesiones materiales, renuncia al dinero. La mayor parte, la destinada a continuar sus estudios en Harvard, la dona a causas humanitarias; la que lleva encima, en el comienzo propiamente de su aventura, la quema en una acto simbólico.

En su viaje conoce varias personas que le marcarán y en las que dejará huella. Una frase de su hermana Carine lo define muy bien: "Sabía estar solo sin sentirse solo". Sin embargo, Chris gusta de mantener relaciones durante su largo periplo por Estados Unidos. Quizá en los consejos que le da a Ronald Franz, un anciano con el que entabla un fuerte vínculo, se halle su mejor y más hermosa declaración de intenciones. Lo sorprendente es que Ronald vendió la casa y le hizo caso. Chris removió algo que llevaba dentro.

"Quiero repetirte los consejos que te di en el sentido de que deberías cambiar radicalmente de estilo de vida y empezar a hacer cosas que antes ni tan siquiera imaginabas o que nunca te habías atrevido a intentar. Sé audaz. Son demasiadas las personas que se sienten infelices y que no toman la iniciativa de cambiar su situación porque se las ha condicionado para que acepten una vida basada en la estabilidad, las convenciones y el conformismo. Tal vez parezca que todo eso nos proporciona serenidad, pero en realidad no hay nada más perjudicial para el espíritu aventurero del hombre que la idea de un futuro estable. El núcleo humano esencial del alma humana es la pasión por la aventura. La dicha de vivir proviene de nuestros encuentros con experiencias nuevas y de ahí que no haya mayor dicha que vivir con unos horizontes que cambiar sin cesar, con un sol que es nuevo y distinto cada día. Si quieres obtener más de la vida, Ron, debes renunciar a una existencia segura y monótona.(...). No eches raíces, no te establezcas. Cambia a menudo de lugar, lleva una vida nómada, renueva cada día tus expectativas.(...). Te equivocas si piensas que la dicha procede sólo o en su mayor parte de las relaciones humanas. Dios la ha puesto por doquier. Se encuentra en todas y cada una de las cosas que podemos experimentar. Sólo tenemos que ser valientes, rebelarnos contra nuestro estilo de vida habitual y empezar a vivir al margen de las convenciones. Lo que quiero decir es que no necesitas tener a alguien contigo para traer una nueva luz a tu vida. Está ahí fuera, sencillamente, esperando que la agarres, y todo lo que tienes que hacer es el gesto de alcanzarla. Tú único enemigo eres tú mismo."

Krakauer describe varios precedentes pero ninguno tan claro y lejano como Everett Ruess, devorado por el desierto para siempre en los años treinta.

"En lo que respecta a mi regreso a la civilización, no creo que se produzca pronto. Todavía no me he cansado de los espacios salvajes; al contrario, cada vez estoy más entusiasmado con su belleza y la vida de vagabundo que llevo. Prefiero una silla de montar antes que un tranvía, el cielo estrellado antes que un techo, la senda oscura y difícil que conduce a lo desconocido antes que una carretera de asfalto, y la profunda paz de la naturaleza antes que el descontento que alimentan las ciudades.¿Me culpas de que siga aquí, en el lugar al que siento al que pertenezco y donde yo y el mundo que nos rodea somos uno? Es cierto que añoro la compañía inteligente, pero hay tan pocas personas con quienes compartir las cosas que tanto significan para mí que he aprendido a contenerme. Me basta con estar rodeado de belleza. (...). Sé que no podría soportar ni la rutina ni el ajetreo de la vida que estás obligado a llevar. Creo que nunca podré echar raíces. A estas alturas he buceado tanto en las profundidades de la vida, que preferiría cualquier cosa antes que tener que confromarme con una existencia sin emociones." (Everett Ruess.1934)


En su último año en la Universidad vivía en una habitación espartana con cajas de cartón por muebles y el colchón en el suelo. Consiguió la llave de la biblioteca para pasar allí horas de madrugada, donde de hecho, transcurría la mayor parte de su tiempo libre. Los libros le acompañaron en todas sus aventuras. El camino hacia la libertad absoluta es desolador y el lograba evocar los personajes y sus palabras en el momento propicio. Me sorprende que no leyera o citara a estoicos como Marco Aurelio, Séneca o Epicteto, ya que en su filosofía y actitud vital, se detecta un importante ascendiente.


Su última foto, sonriendo mientras muestra su última llamada de socorro. Genio y figura.

Su autor favorito era Tolstoi. Os dejo sus palabras sobre"Guerra y paz". "El libro posee una fuerza y un simbolismo tremendos. Habla de cosas que creo tú entenderás, cosas que a la mayoría de la gente se le escapan. En cuanto a mí, he decidido que me dejaré arrastrar por la corriente de la vida durante un tiempo. La libertad y la simple belleza de la vida son algo demasido valioso como para desperdiciarlas". Yo lo empiezo ahora, probablemente ya en Navidad os contaré mis impresiones.

Su última anotación en "Doctor Zhivago" fue: "La felicidad sólo es real si es compartida". Una enigmática caída de telón que dejo a vuestra interpretación.

El libro y la película, para alguien como yo, resulta inspirador en muchos sentidos. Dentro de su "locura", se esconde mucha materia que provoca la reflexión sobre nuestra forma de vida.

La banda sonora de la película está compuesta por varias bonitas canciones con mensaje mesiánico (para mi gusto, a veces demasiado obvio) de Eddie Vedder, el cantante de Pearl Jam, en la onda de sus incursiones en solitario, que le sientan como un guante al tono de la película.

Para concluir, las palabras de otro "sabio" más familiar, Don Quijote: "¿Acaso es tiempo mal gastado el que se emplea en vagar por el mundo?".



25 comentarios:

JetlagMan dijo...

Debe ser la única novela de Krakauer sin montañas. Igual y fue feliz, el tío.
Un abrazo

CiegoSabino dijo...

Bueno, todo esto envuelto en el siglo XX, adornado de la huída hacia el lejano oeste y luego hacia el solitario norte, envuelto en historias de trenes de mercancías, de "vagamundos" y músicas y películas pese a todo "made in USA", ya está inventado hace siglos, lo hicieron muchos monjes, anacoretas, ermitas, Simón del Desierto, los frailes de la Batuecas, San Pedro de Alcántara, etc, etc, en cierto modo (sin llegar a tales extremos)lo hace en la actualidad el Padre Ángel en la Peña de Francia, lo hacen, con un componente mucho más interesante de no sólo abandonar la comodidad, sino a la vez ayudar a los más necesitados, cientos de misioneros por todos los rincones del planeta, pero tengamos claro, que por mucho "antisistema" que se sea, lo que triunfa es el "antisistema" al modo americano, sin duda son grandes vendedores de su modo de hacer las cosas, para un lado y para otro.

Dicho lo cual, no quita para que sea una historia fascinante.

jesambe dijo...

Genial. Además me tocas la fibra sensible porque esta es de las pelis que me más me ha impactado este año, la historia del pollo es impresionante, y la BSO de Vedder para mí sencillamente genial por la atmósfera que le da a la peli en los momentos decisivos. Hard Sun temazo. Por cierto, después de tu excelente crónica de Gredos no veo la hora de volver a dar un garbeo por allí cuando se pueda.Un abrazo paraguayo.

ser13gio dijo...

Gran post. He leído, visto y escuchado, es una bonita historia, pero a la vez bastante triste, porque es un inadaptado que nunca consigue ser feliz, quiere buscarlo, supongo que es lo que todos buscamos y siempre algo le hace seguir buscando, más y más. Muchos somos también buscadores de ese santo grial, pero cada cierto tiempo hay que plantarse un rato y aceptar que estás bastante bien, que merece la pena seguir buscando pero que en el camino hay tanto como en el destino, y no sé si el colega Supertramp se dio cuenta de eso.

No sé tampoco si el final de la película, lo de que el "secreto" era compartir, es una licencia de Sean o no. Tampoco creo que muriese tan "feliz" como lo pintan, hay una parte atractiva y una parte horrible, hacía lo que quería pero ninguno nos queremos morir de 'inanición', sufriendo días y días, solos y sin respuestas.

Bonita e interesante historia contada bastante bien y creo que con profundo respeto, por todas las partes; lo comercial raramente roza esos temas tan incómodos, pero alguien se jugó su dinero, tiempo y talento y las tres piezas son, en mi opinión, más que dignas.
s

El rey lagarto dijo...

Muy buen post Espartaco.

Esta historia, libro, película y música son imprescindibles. Son de esas cosas que te quedan marcadas, yo no creo que fuera un loco, yo creo que era un cuerdo que logro ser libre, logro lo que muchos quisiéramos pero no osamos...

Atalanta dijo...

He retocado la entrada porque estaba hecha a la carrera y aparte de añadir algunas cosas, he retocado evidentes errores de redacción.

Ramón, dagal, ya lo sabes pero me hace una ilusión tremenda volver a verte por aquí. No te creas, cuando cuenta la casi aún más imprudente escalada al "Pulgar del diablo" en Alaska, para observar el paralelismo entre "locos", nos mete su pequeña ración montañera, con su habitual tono entre descacharrante y repleto de tensión. Ahí tenías tú mucho que contar con tus increíbles aventuras en solitario, antes de sentar la cabeza :).Un abrazo.

CiegoSabino, evidente que los ejemplos de retiro del mundo son y seguirán siendo muchos. Cada vez lo entiendo mejor. Krakauer se refiere a ello en un capítulo. Hay una historia alucinante de unos monjes irlandeses, los papar, que marchan en unas barquichuelas hacia un islote junto a Islandia, en palabras de Nansen, el explorador del Ártico: "emprendían esas extraordinarias travesías movidos por el deseo de encontrar lugares solitarios en los que vivir en paz como anacoretas, lejos del ruido y las tentaciones del mundo." Krakauer continúa: "Cuando hacia el siglo IX los primeros grupos de vikingos aparecieron en las costas de Islandia, los papar decidieron que había demasiada gente en el lugar, pese a que Islandia continuaba prácticamente deshabitada. Se hicieron de nuevo a la mar rumbo a Groenlandia. Las corrientes y tempestades los arrastraron hacia el oeste y los papar fueron más allá del límite del mundo conocido, movidos sólo por su sed de espiritualidad, por una esperanza de una intensidad tan extraordinaria que supera la imaginación moderna.". Parece toda una tropa de Mc Candless.
Para los fascinados por los paisajes de Colorado y Arizona, para los que mamamos la raíz americana de Ford o los que amamos la música americana más profunda, no hay mejor telón de fondo para estas historias. Espero que algún día me pueda perder unas semanas por Monument Valley. La cultura sigue creando sus referentes, los míos son un campo amplio, y muchos de ellos están en Norteamerica. La frontera entre la cultura comercial imperante y los francotiradores que me llegan desde adolescente es vasta, cada día más.

Jesús, muchas gracias, tron. Me alegro que te haya gustado. Te cambio la canción, para que la disfrutes más. Es cierto que todas las canciones le van fenomenal a las aventuras y al tono de la película. Hay mucho alucinado por la película. Hecho, para otra vez que vengas unos días en verano, nos llevamos al Rodri a Gredos, para que alucine con las cabras saltando entre las rocas.

Sergio, gracias. Ya sabía yo que ésta te iba a tocar la fibra. Nada que añadir, creo que tú has expresado mejor que nadie qué sugiere la historia. En Krakauer econtró la voz adecuada para contar una historia que no hubiera pasado de una simple nota de sucesos. Primero el reportaje y después el libro de un autor que conoce de primera mano esos impulsos que a veces nos asaltan a muchos de los que andamos por aquí,hicieron el resto. Ya no había una persona, se creó un personaje. Incluso he leído que el autobús donde falleció es objeto de frecuente peregrinación.

Rey Lagarto,muchas gracias. Me parece que tanto libro, película como música encajan a la perfección. No sé si la realidad fue así, pero está claro que se convirtió en un fenómeno independiente. Quizá no se puede comulgar con esa actitud tan radical pero en ciertos aspectos, sí te hace pensar, valorar y plantearse decisiones en el día a día, lo que ya es mucho.

Gracias por vuestros comentarios, dagalis.

Isadora dijo...

Bufff... que entrada más buena!

Tengo que buscar esta peli que dices porque después de leerte me apetece mucho verla.

Me ha gustado mucho también el comentario de ser13gio.

(Un inciso: Te han comentado algo en el mesón Tomás?).
;D

Furacán dijo...

Fascinante historia y fascinante personaje el de Alex supertramp, en cierta manera la mayoría de nosotros llevamos un supertramp dentro por eso de alguna forma logra conectar y nos llega... pero para mí Alex también representa el camino del exceso, el paroxismo... aunque de alguna forma eso es lo que le da cierto atractivo, el ser tan radical, todo o nada, el rechazo total de la sociedad...
Una historia que aporta mucho si la ves sin prejuicios.

Guerra y Paz te va gustar, conociéndote seguro.

manuel binoy dijo...

Una vez más una entrada didáctica y que se deja leer muy bien; gracias.

Atalanta dijo...

Isadora, ¡¡ERAS TÚ... PETARDA!! El primer día Tomás no encontraba el papel donde apuntó tu nombre, ¿Charo de Valladolid? Ni puti. Otro día le dije si no sería Isadora. Encontró el papel, Chelo. Ni puti. "Una chica muy maja de pelo largo" Bueno, pues que sepas que como vuelvas a mi pueblo y no me avises no te vuelvo a hablar o mejor... a escribir en tu blog :). Y eso va por todos los habituales. Os había enseñado un rato el pueblo y habíamos tomado algo, mujer. Supongo que te gustaría. Creo recordar que no lo conocías. Respecto a la entrada creí que te iba a gustar más la de Gredos. La peli no te la pierdas. Seguro que te gusta. Es especial.

Furacán, vaya que tienes razón. Mucho Supertramp por aquí suelto. Como bien decía Sergio, a tiempo parcial, pero creo que muchos compredemos perfectamente muchas de sus motivaciones. Imagínate el post kilómetrico que voy a redactar cuando acabe "Guerra y paz" :)

Manuel, muchas gracias, de verdad que me alegra mucho que las disfrutéis.

Alicia Tantata Chan dijo...

La entrada... perfecta. No voy a repetirte lo que me encanta la historia de Chris, ya lo sabes.
Sí apuntar que entre los personajes de su viaje me quedo con Ron, me encanta esa parte.

Lo de si murió feliz o no, no lo sabremos nunca. Por un lado cumplió su objetivo, pero también subrayó en uno de sus libros que "la felicidad sólo es real cuando es compartida". Quién sabe... Nada es absoluto.

De una forma u otra, siento que esta historia tiene mucho que aportar a cualquier persona que la conozca. ¿Quién no se ha enfadado con el mundo? ¿Quién no se ha sentido atrapado alguna vez? ¿A quién no le ha maravillado su entorno en algún momento de su vida? ¿Quién no ha luchado por sus sueños o, al menos, ha soñado con ello? ¿Quién no ha deseado un cambio radical en su vida, sea cual fuere ese cambio?

Todos tenemos algo así en algún momento, y digo todos, aunque sea un poquito...

Alicia Tantata Chan dijo...

Por cierto, no te olvides de las fotos. ;)

Isadora dijo...

Tu entrada de Gredos claro que me ha gustado. Me ha recordado al año pasado cuando subí el Almanzor, con esa empinada portilla del crampón.

El último tramo hasta el vértice geodésico lo intenté de frente al cuerno del Almanzor y por ahí la trepada se me hacía peligrosa, así que me quedé a escasos metros de él, con los pies apoyados en una cornisita que me ofreció una anécdota.
Al colocar los pies de forma que me cupieran en ella vi algo que parecía un papel entre tierrilla. A los pocos segundos me dije, huyyyy, ese papel...
Y me agaché por la curiosidad.

Te cangas!... era un billete de 5 euripios, precisamente y justo en en esa cornisita y a unos metros del techo de CyL.

Lo que no me encuentro por la calle me lo encuentro allí.jiji.

Luego me enteré de que la subida buena era más hacia la derecha, donde hay unas peldaños rocosos muy asequibles.
Cagüennn!!!

Tendré que volver para por fin culminar, tocar el vértice y hacer alguna foto desde "to lo arto".

Ahora bien (y cambiando el tercio)... lo que si que es imperdonaaaable es que a estas alturas no sepas mi nombre.

Dagalínnnn... pa matalteeeeee!!!
:D

TSI-NA-PAH dijo...

Tanto la pelicula ,el libro y la musica de Eddie Veder me volaron la cabeza!
un abrazo

El crusti dijo...

Coincido con Alicia, todos tenemos algo de Álex, supongo que va en nuestro código genético (al menos en la parte que hace referencia a la ética).
Mi pregunta es si te estás convirtiendo en el Álex del siglo XXI (en cuanto a la búsqueda interior). Te noto muy en la búsqueda de, como dice Sergio, el Santo Grial.
Algunos hemos despertado a la vida con "En el camino" y "El guardián entre el centeno"; pero esta novela se sale.
Te veo el sábado, si no pasa nada raro. Seré el único forastero que vaya acompañado de un crío de año y medio, jejeje
Un abrazo y sigue con esta línea ascendente de posts, pronto te monto un club de fans en una red social. Enhorabuena

Un abrazo

Santi

JAUME TERES Y XESC TERES dijo...

Bueno lo sabía que harías una gran entrada.
Tiene narizes que , tras una breve charla en la Ampolla , haya la sintonía entre nosotros, quizas somos Supertramps frustados...
Alex no puede dejarnos indiferentes, salirse del camino , solo es cuestión... de pelotas y no todos las tenemos... y hace que nos planteemos algunas máximas.
No No para mi Alex , no era ni un iluminado , ni un inadaptado, tuvo mala suerte con la crecida del rio, sino quizas todavía estaría deambulando y no sabriamos de él, simplemente sería un Ser Feliz.
Un abrazo, en la distancia , nos vemos en septiembre.

Jaume

Atalanta dijo...

Alicia, se me había olvidado hacer referencia a esa última anotación sobre la felicidad. Lo he añadido. Nunca sabremos qué significaría para él. Da que pensar. La relación de Chris y Ron es muy especial, la huella en la vida de de Ron es realmente sorprendente.
Muy buen apunte todas esas preguntas. Aunque muchos lo negarían, hay algo de Chris en todos nosotros, aunque muchos lo van perdiendo con los años.
Este libro, este peli siempre estarán unidos a ti porque tú me los pasaste. Un libro especial para una persona especial :)

Isadora aka Chelo. Ni puti, de verdad. Yo he subido al Almanzor muchas veces y últimamente siempre lo hacía por el lado malo, por el que describes y siempre pensaba que no sé cómo no se rompían la crisma unos cuantos cada año. Esta vez, subí por ahí pero luego busqué la otra vía para Alicia. Lo de los cinco euros es de traca...un sitio aún más raro que el motor de mi coche, donde encontré hace un par de semanas diez euros. Me quedé muy sorprendido cuando abrí el capó. Difícil explicación. Bueno, y cuando vuelvas a mi pueblo, avisa.

Tsi, todo encaja, gran nivel del conjunto. El vehículo ideal para el mensaje que encierra.

Crusti, gracias, hombre. Tampoco hay para tanto. Aquí lo bueno es el material que manejas. La tarea es escoger, resumir. Bueno, los que me leéis, al igual que muchos que pasan por aquí, ya sabéis que estoy un poco "pallá" o que soy un poco rarillo. Esos libros que mencionas son también de los que marcan, de los que pueden cambiar la forma de ver la vida. De lo mejor de la vida es buscar y encontrar sea en una meta, en la cima de una montaña o entre las páginas de un libro, pero de eso sabes tú tanto como yo. Nos vemos el sábado. Tengo ganas de conocerte.

Jaume, creo que aunque para la mayoría somos gente un poco rara, es curioso comprobar cómo esta historia llegó a tanta personas. Chris estuvo dos años vagando en busca de una vida plena. Nunca se planteó volver a una vida convencional. Su vida es su testimonio. Ya lo decía él. Un extremista. Confío en que sigamos ésas conversaciones en Alpes aunque me da que estás como una bestia y no te voy a poder seguir. Seguro que en 2011 desayunamos juntos de nuevo en L´Ampolla, pero esta vez yo también tendré la camiseta de finisher. Un abrazo.

el chulo dijo...

la pelicula me gustó, tristemente, me gustó. La banda sonora es una de mis indispensables.
con respecto al tema en cuestion, a veces confundimos el romanticismo con la mas absoluta y aterradora de las realidades. por suerte conoci a un Supertramp. Lo queria a rabiar pero esa forma de vida deja mucho dolor a la gente que te quiere y te rodea. Al final, la vida es equilibrio y desde mi punto de vista y respetando a todos los Supertramp´s del mundo, esta forma de vida es un desequilibrio absoluto que siempre termina mal.
saludos, chulo.

Alicia Tantata Chan dijo...

Crusti!! Leí El Guardián Entre El Centeno hace un par de meses después de años teniéndolo pendiente! "Me dajas sin habla..." jajja...

ser13gio dijo...

http://www.backpacker.com/woman_drowns_mccandless_alaska_into_the_wild/blogs/daily_dirt/1890
s

Alicia Tantata Chan dijo...

Eureka! Conseguí la banda sonora completa de Eddie Vedder! Se sale!

Atalanta dijo...

Chulo, cuando escribí el post, me imaginé que mucha gente entraría a saco para ponerlo a escurrir. Más bien ocurrió todo lo contrario. Quizá tu opinión, sentida y pensada, sea una de las mas valiosas. Nos quedadmos con el Supertramp "a tiempo parcial"... para quemar esas ansias que a veces tenemos. ¿Cómo calificamos la actitud del colega ciclista en pelotas? Que eso da también para un libro, ja, ja. Leí tu post de los primeros, cuando no había comentarios y no lo entendí. Pensé que era alguna historia rara sólo para chulos. Luego resulta que es verdad, que hay un fulano que practica ciclismo en pelotas por esas carreteras de Madrid. De traca.

Sergio, ahora no se me abre. Imagino que es el reportaje original de Krakauer en Outside. Ya lo leeré con calma.

Alicia, pues mañana mismo la disfrutamos. Todas las canciones que escuché en el youtube son muy buenas.

Phaeton dijo...

El viaje más libérrimo el más apasionante el que nos puede llevar más alla quizá sea el que nos lleve efectivamente al más alla, se pueden dar muchas vueltas se pueden ahorrar molestias propias y ajenas pegándose un tiro. A a los que estén interesados sinceramente les aconsejo esta opción, aunque es posible sea demasiado tecnológica, quizá resultase más natural arrojarse por un barranco.

Lou Rambler dijo...

Ya le tenía ganas a esta entrada y debo decir que mis expectativas se han visto sobradamente colmadas.

No sé por dónde empezar. No he leído la novela, ví la película de Penn cuando la estrenaron y el impacto fue tremendo, comenzando por el momento en que escuché la voz de Vedder al inicio pues no tenía ni idea de su participación. Tampoco sabía nada de la historia de Chris y ahora es escuchar su nombre y sentir una llama que se enciende en mi interior.
Doy por sentado que tanto la película, como seguro también el libro, muestran una imagen idealizada del protagonista, sin embargo el mensaje que transmite, incendiario diría, es muy cautivador, hasta el punto de que tras ver la peli sentí una especie de identificación generacional con Chris (cuando transcurre la historia yo tenía su misma edad, era fan de la música de Vedder y compañía, siempre he tenido ansias aventureras - pocas veces satisfechas...) que aun me tyoca la fibra.
Lo hermoso de la historia (y no sé si de la persona real) es que Alex siempre va dejando algo bueno de él a las personas con las que se cruza durante su aventura y ese algo no es ni más ni menos que AMOR. Ese es el mensaje. Si te das cuenta de lo que representa para esas personas (para la pareja hippy un hijo, para el granjero, un hermano menor, para el jubilado un nieto, para la joven folkie una pareja...) lo que se resalta es la importanncia de la familia y de los seres queridos para alcanzar la plena felicidad, lo que parece en principio contradictorio con su vida y su desapego a todo lo que le rodea, aunque en consonancia con la frase de su hermana y con la última cita extraida de "Doctor Zhivago".
Quizá fue por eso que sentí tanta rabia, impotencia y finalmente tristeza al contemplar el final de la película, que parece insinuar que Chris también había aprendido y comprendido eso y se disponía a ponerlo en práctica justo anntes de su trágico final.
Chris no busca la muerte, ni huir por el hecho de huir, busca respuestas. Y la respuesta es AMOR.

En cuanto a otras cuestiones, qué le vamos a hacer, el envoltorio de los paisajes y el aroma americanos, hacen todo este tipo de historias mucho más interesantes.

Aunque no tiene nada que ver me acaba de venir a la memoria la novela y la película "The Road", pues el mensaje es el mismo: aún en medio de tanta brutalidad y desolación, lo unico que puede salvarnos es el AMOR.
Y en ambas historias está muy presente la idea de Dios, aún sin apenas nombrarlo.
Saludos

Atalanta dijo...

Phaeton, esperaba más comenterios de tu estilo. Tu sensatez es una gran virtud. No hay duda. La pena es que ella no te dejará volver a disfrutar del cielo estrellado de Gredos. Sin llegar a estos extremos, a veces es bueno seguir caminos diferentes, aunque sean incómodos, aunque tengas cuarenta años, aunque nadie los entienda.

Lou, gran aportación, hermosa reflexión. Un post para ti solo. Cierras la entrada con el broche ideal de tu interpretación sobre la enigmáticá última frase de Chris. Estoy contigo.