domingo, 3 de julio de 2011

Punto de fuga


Dudaba si publicar este texto. Quizá es demasiado personal para esta ventana pero creo que escribirlo me ha ayudado. Respecto a compartirlo, cada uno que se lo tome como quiera. Ya sabéis que éste es un blog especial, no se sabe muy bien de qué. Entiendo que muchos no lo comprendan aunque me imagino que todos pasamos por situaciones similares. Ahí puede residir el interés.

Hay tiempos, momentos en que se cierran etapas en la vida. Yo me encuentro en uno de ellos, en “Estación Termini”, en un punto de partida, en un punto de fuga. Distintos significados que para mí connotan lo mismo. En ese punto en que convergen las líneas o en los que se comienza con otra vida.

En una semana he recibido dos noticias importantes de naturaleza muy distinta, una muy buena, otra muy mala; mensajes curiosamente portados por mujeres de mismo nombre.

Aunque probablemente no me sirva para nada, en todo caso para siempre elegir la opción incorrecta, tengo tendencia a reflexionar sobre lo que me ocurre y sobre lo que me rodea. Soy testarudo y me gusta darle vueltas a las cosas.

Los últimos meses han sido los peores de mi vida. Una etapa jodida, triste por varias razones que éstas sí que no vienen al caso.

Todos arrastramos demonios, todos sufrimos taras. La que yo identifico como más clara y sangrante es una prodigiosa capacidad para no enfrentarme a los problemas, la de esquivarlos o dejarlos aparcados.

Unido a ello, a pesar de lidiar a diario con graves dificultades de diversa índole, me he convertido en una extraña especie de paquidermo de piel hermética empeñado en no transmitir ese íntimo desasosiego, ni siquiera a los más cercanos. Imagino que lo que busco con ello es no preocupar a los que quiero pero cada día tengo más claro que ésta no es buena estrategia. Cual bolsa de ejército rodeado, el cerco cada vez se torna más y más estrecho y asfixiante.

Aunque seas todo un experto en el disfraz, aunque para ti las calles siempre estén vestidas de carnaval, siempre llegará el “Miércoles de Ceniza”, ese mañana de resaca en la que todo aquello que se enquistó, que se murió dentro de ti, aparezca en una maleta inservible sin ya nadie a tu alrededor.

En otras ocasiones piensas que la solución está en no dejarte embaucar por escaparates, mentiras o esperanzas, pero siempre hay momentos en que bajas la guardia un instante y sin quererlo se cuela un sueño en tu vida. Es entonces cuando, cual manada de lobos con su indefensa presa, te dedicas a despedazarlo con saña, es entonces cuando, como niño travieso e inconsciente, te empeñas en desarmar el juguete porque piensas que o bien no lo mereces, o bien que el juego tiene truco.

El "Western" es uno de mis géneros favoritos y a veces me pregunto por qué me identifico con esos melancólicos protagonistas apaleados por la vida, ya sin salida, amargados, condenados a un sucio destino, a un fin sin gloria. Tal vez ése siempre haya sido el problema. Tal vez sea como ellos, y un día –todavía no-, llegará mi turno de caminar en solitario hacia el ocaso del sol a través de un paisaje de horizonte abierto y polvoriento, habiendo dejado mucho tiempo atrás mis sueños.

Lo curioso es que muchas veces siento que aunque cada vez más a menudo ejerza de pesimista, siento que en el fondo soy un optimista.

Dos noticias, una buena y una mala. Un buen punto de partida.

Dos noticias, un buena y una mala. Construyamos sobre ruinas.

Propósito de enmienda. El ocaso puede esperar.

Escuchar blues no creo que sea lo más apropiado cuando andas un poco bajo de moral pero estoy firmemente convencido de que sólo durante esas semanas eres capaz de captar la esencia de del dolor y la amargura que supuran esas canciones. Verdaderamente el blues es un estado. Igual que pienso que las soluciones a la vida no están en esos libros de "autoyauda" y similares tan de moda últimamente, igual que me repatea Coelho, igual que siempre seré un clásico y pienso que la esencia de todo el tinglado se encuentra en las páginas de Dostoieski, Steinbeck, Shakespeare o Cervantes, también creo que la tramoya del dolor puede rastrearse en el negro lamento de una voz rota por el alcohol, en esa escueta guitarra sonando en la oscuridad de un tugurio maloliente.

22 comentarios:

davidiego dijo...

Un abrazo. Espero que la próxima estación, Mejorar, llegue pronto.

Txero dijo...

Consuelo no te voy a ofrecer por que eso es para derrotados y no sé muy bien lo que te pasa. Pero por si lo necesitas aquí estamos tres esperándote, yo desde hace tiempo, para compartir al menos una buena mesa y conversación agradable. Poco más puedo hacer, creo. Un abrazo.

Dani dijo...

El Demon de Demonfit "no es gratis" y tiene su porqué. A mi me persigue y unas veces me sonríe y otras me espanta.

Esa dualidad, esa dialéctica eterna, es la que nos hace humanos, nos empuja a la catarsis y a los puntos de inflexión.

Del estiercol nacen las flores más bellas.

Para lo que necesites.

Gustavo dijo...

Mucho ánimo!. En cuanto a lo de ser procrastinador, no eres el único. Con calma y sin desesperarse, todo se arregla.

Salud!

Savoy Truffle dijo...

Ánimo, yo he pasado por algo parecido hace poco y debes agarrarte a tus principios básicos y salir adelante.
Por otro lado, nada como un blues para entender la profundidad de las cosas y los sentimientos, John Lee Hooker, qué grande!!!
Abrazos.

Nacho Cembellín dijo...

Un abrazo fuerte. Tu blog, como sabes, es de mis favoritos y q hables de ti solo aporta un poco más para conocerte un pelín mejor. No olvides q en todo momento de crisis hay siempre una enseñanza. Un abrazo y a ver si de una vez corremos por elm onte juntos...

ned henry dijo...

Mucho ánimo amigo, recuerda que de todo se sale y todo pasa. Espero que mejores pronto. Abrazo!!

Michel dijo...

¡¡¡¡Venga Abel!!!!

Todos pasamos por etapas muy duras en la vida, espero que la mala noticia tenga arreglo y la superes y que la buena sea excelente.

Cada día estoy más convencido que la vida son cuatro días y hay que disfrutarla a tope.

Desde ayer, más, un forero habitual de carreraspopulares, Oscar, 34 años, hace dos días resbaló en un precipicio de los Pirineos y falleció, eso si que no tiene arreglo.
Hace unos días compartiamos La Media de San Pablo de Los Montes junto a Santi y Juanlu y hoy ya no está entre nosotros.

Esta vida a veces es una mierda, pero es muy bonita y aunque sea por los que tenemos alrededor hay que disfrutarla y vivirla.

Perdón por el ladrillaco, mucho ánimo y cuenta conmigo para lo que necesites.

Un abrazo, dagal.

CiegoSabino dijo...

¿Qué cojones tiene esto del internet que hace que se escriban cosas a los cuatro vientos que ni siquera se cuentan a los más cercanos?. (Y por favor, no lo tomes como un repreche, es algo que pienso hace tiempo y que hoy se ha vuelto a confirmar).

Me he enrollado más de lo que pensaba sólo venía a decirte: "tú dirás".

VALMOTA dijo...

Vaya, me paso por tu blog para ver como te ha ido en el trail y me encuentro algo muy diferente.

Únicamente ánimo, pues sólo leer como diseccionas una situación como la que describes me reafirma en la creencia de que no sólo tienes un íngente talento deportivo que no gustas exhibir. Además tienes un enorme talento humano y emocional que te permitirá seguir corriendo en esta larga carrera de la vida leyendo y superando cada etapa como bien sabes hacer.

Valentín

Phaeton dijo...

Eso de intentar esquivar o no querer ver los problemas debe ser el comportamiento habitual del 90% de la humanidad, así que por ese lado no creo que te debas preocupar en demasía. Y problemas... todos tenemos los nuestros, unos más obvios otros más ocultos, unos más reales otros más imaginarios. Desconocemos la índole exacta de los tuyos pero, como en las carreras, siempre habrá quien te gane, aunque quizá aquí, a diferencia de las carreras, sea quien menos puedas imaginar.

Efedexdx dijo...

Agárrate con fuerza a la buena noticia y trata de relativizar la mala. Sabes que nos tienes ahí.

Anónimo dijo...

Mucho ánimo y cualquier cosa que necesites, ya sabes. (además, al igual que tú piensas de otros, tú también estás hecho de otra pasta)

Un abrazo

Arturo

col dijo...

Ese marco de la puerta, ese Centauro saliendo de la oscuridad hacia la LUZ... Es el final de la peli, pero puede ser también el comienzo de una historia con final feliz.
Animo Abel y Suerte.

Eres Espartaco!!!

Xocas dijo...

Un abrazo.

Furacán dijo...

Ánimo amigo. La vida es muy rara, muchas veces del dolor nace alegría y de la alegría dolor. Sólo sigue moviéndote.
Un abrazo!

vicesar dijo...

Bueno amigo. Aunque en los últimos tiempos nos hemos distanciado un poco ya sabes que puedes contar conmigo para que le demos vueltas al mundo y a la vida y así quedarnos a gusto. Mi casa está cerca de la tuya para lo que quieras, aunque no tengas que conectarte a Internet. Yo no iré a la tuya porque a lo mejor prefieres estar solo. Sea como sea piensa que aquí tienes 17 comentarios de apoyo de 17 amigos y eso es importante.

Atalanta dijo...

Gracias, dagales. A veces escribes otro tipo de historias. Aún dudo si debí publicarlo.

Joserra Rodrigo dijo...

Behind every beutiful thing there´s always some kind of pain...Bob Dylan.
Si es que es sabio Bob...¿Te han gustado las chuches, te sirve la camiseta? Un abrazo y ánimo, no estás sólo.

Gregorio dijo...

No puedo ver los vídeos de música, ¿os pasa a los demás?

Atalanta dijo...

Joserra, sabes que aprecio tu-su frase. Gran verdad. Con el tiempo escampará. No he podido ir a buscarla. Tengo el aviso pero voy mañana en un hueco. Prometo foto. Un abrazo, compañero.

Gregorio, hola, yo sí los veo. No sé cuál será el problema. Y bienvenido.

Popi dijo...

a veces cafre del Txero tiene razón.