jueves, 6 de octubre de 2011

¿Y tú te perdiste la Movida?


Anoche llegué de trabajar a las nueve y media.  Me fui a correr a 45 minutos y cuando me senté a cenar, me quedé como un clavo viendo el documental  sobre la movida madrileña, "Frenesí en la Gran Ciudad"que emitía La 2. La verdad que me encantó.  Muy interesante.

En general, estas interpretaciones a posteriori suelen ser bastante sospechosas por poco rigurosas. Creo que la tentación de mitificación es una constante y en muchas ocasiones se nos muestra más de lo que realmente había. Por otro lado, es bastante evidente, como varias veces se pone de manifiesto en el documental,  que no existía una escena homogénea y los nexos de unión, a menudo eran bastante laxos. Por no hablar de la gente que a estas alturas trata de subirse al carro.
  
Yo nací en 1970. Mi interés por la música explotó violentamente a los catorce ó quince años, justo cuando de común acuerdo, es costumbre firmar el acta de defunción de la movida. Ya había tenido lugar la selección natural y los grupos bandera habían perdido inocencia y espontaneidad en beneficio de profesionalidad, conquistando las cabezas de puente del éxito masivo.

Sin embargo, sí tengo recuerdos de chaval de actuaciones en televisión de Ramóncín o Alaska mientras mi padre espetaba aquello tan previsible de  “drogaos” o “maricones” – no os creáis, todavía lleva mal eso de hombres con pendientes-.

Justo cuando empezaba a salir por los bares,  Gabinete Caligari con “Camino Soria”, Radio Futura con “La canción de Juan Perro” y Loquillo con “Mis problemas con las mujeres” se encontraban en la cima de su éxito.

Llegamos tarde pero rápidamente nos pusimos manos a la obra, a investigar la discografía anterior. Aunque mi naturaleza siempre tenderá a la búsqueda de caminos nuevos y a la contaminación, entonces aún no me conocía y trataba de ser otra persona. Yo quería, tenía que ser  ”rocker” –tenía pelo y hasta gastaba tupé-, buscaba una ortodoxia en la que nunca me acabé de sentir cómodo. Por eso andaba yo más identificado con toda la obra de Loquillo, Gabinete –más por estética que sonido- y Rebeldes o Desperados que no encajaban para nada en la escena.

Supongo que gracias a ello, algo pillé por los pelos y todo lo que se cuenta sobre la movida no me resulta completamente ajeno.  Llegué a los estertores. Aunque no era lo mismo, recuerdo un tiempo donde todo parecía más excitante y libre, todo lo que podía ser en un pueblo del lejano oeste español. Ahora que en Valladolid se plantean sancionar a las personas que vayan en bañador y chanclas por la calle, recuerdo un tiempo donde no éramos tan europeos y todo estaba menos compartimentado, regulado y esterilizado por una sinfín de normas.

Supongo que debió ser maravilloso vivir aquel estado de efervescencia en Madrid aunque seguro que todos conocéis las víctimas de la experimentación sin control, todos esos un poquito mayores que yo que se quedaron por el camino o a duras penas consiguieron volver del infierno. Resultaba curioso ver en el documental a los protagonistas en la actualidad. Cómo unos estaban machacados, cómo Ana Curra seguía estando fenómena o cómo Sabino, con eso de que ahora es medio “facha”,  luce pinta de aristócrata y es dueño del mismo verbo fácil que le llevó a escribir algunas de las mejores canciones del rock español.

El documental se cerraba con una canción que recuerdo me voló la cabeza en tercero de B.U.P.,  “Las Calles de Madrid” de  Loquillo. Además, una de mis canciones favoritas de la época, “Más dura será la caída” de Gabinete Caligari en interpretación reciente. Lástima que no haya econtrado concierto de la época.

14 comentarios:

Gustavo dijo...

Yo soy del 73 y también me perdí ala movida, pero sinceramente, doy gracias. Musicalmente, no la soporto...

Salud!

Johnny dijo...

Estuvo muy bien.Destacaría interesantísimas declaraciones de Ana Curra, Jaime Urrutia y Fernando Marquez 'el Zurdo'.

Una etapa irrepetible e insuperable a nivel creativo-musical. Ay si Tierno Galván viera como está aquella España.

Saludos.

TSI-NA-PAH dijo...

Yo la vivi de lleno , pero era muy hippie para la musica que hacian!Aunque no me disgustaban Paralisis Permanente y algun otro!
Pero pude ver muchos grupos extrajenros que vinieron a tocar en aquellos años!
El documental estuvo bien , aunque eche en falta muchas cosas!
un abrazo

Phaeton dijo...

Yo también lo vi y como soy un poco más viejuno que tú tengo algun recuerdo más, aunque mis intereses musicales a posteriori no fueran por ese camino sino más bien por el de tres siglos atrás.

Me parecio muy interesante, y tambien me llamó la atención como han cambiado algunos, quitando los que se veía por entrevistas de hace ya unos cuantos años que no iban a llegar a viejos. Por cierto muy curioso el que dijo, no recuerdo quien, que su grupo lo habian dividido las drogas, pero ojo, la división no era entre los que se drogaban y los que no, porque todos se metían algo, sino los que tomaban drogas "speedicas" y los que le daban a la heroina.

Por cierto no es que Sabino se haya hecho ahora "facha" le he leido en bastantes ocasiones, en los periodicos del facherío naturalmente, decir que ellos, los que a posteriori se denominaron de la movida, siempre despreciaron a los "progres" con sus barbas sus melenas y sus trenkas de pana.

Atalanta dijo...

Gustavo, qué radical. El movimiento era muy heterogéneo pero creo que se hicieron grandes grupos hicieron grandes canciones, desde el punk al pop más disparatado.

Johnny,también soy de tu opinión. El "movimiento" es fruto de unas circunstancias políticas y sociales muy especiales que se dieron en un periodo de tiempo muy concreto y delimitado que es imposible que se repitan, que es imposible que influyan a la vez en tantas personas con inquietudes.

Tsi, Parálisis eran buenísimos. También es verdad que hay grupos que creo que estuvieron al margen y después se les ha metido en el carro como Burning. No lo vi entero porque llegué tarde pero eché de menos a unos marginados de la movida, uno de los mejores grupos del rock español, Leño.

Era Comando 9 mm. Pregúntale a Rodi por "Lady Mambo", es su tono en el móvil. La verdad que es gracioso. Mira que he leído sobre estos temas y nunca había escuchado algo así. Hay que ponerse de acuerdo en el tipo de drogas que se consume que si no el grupo se va al traste :).
Hombre,si tú le preguntas ahora a la mayoría de esta tropa, imagínate en qué onda se van a mover, seguro que en la de Marino no.

col dijo...

No he tenido la oportunidad de ver el Docu, urgare por internet a ver si lo encuentro, pero por gustos o por la distancia respecto al centro neurálgico de la Movida, nunca me he sentido muy identificado con ella.
Si que hay grupos de los cuales me considero fan como Nacha pop o Los Elegantes, otros como Derribos Arias, Glutamato o Pistones nunca han dejado de divertirme.

En Euskadi por aquel entonces surgió paralelo a la Movida lo que se conoce como el Rock Radical Vasco.
Sin tener tanta repercusión mediática como la Movida, y en muchos casos teniendo que soportar la etiqueta política de nacionalistas, que ellos rechazaban, grupos tan dispares como Cicatriz, Eskorbuto, Hertzainak, Delirium, La Polla,...supieron con letras muy comprometidas, directas y mas reales, hablar de la situación económica, social y política tan convulsa como la que se vivía en los ochenta.
El espíritu de la movida madrileña no llego a los barrios ni a los pueblos del Pais Vasco tan fuerte como lo hizo este movimiento radical.

¿Rocker? Tupé y chupa de cuero!!!
We are Mod, We are, we are, we are Mod!!!
Un abrazo espartaco.

CiegoSabino dijo...

Para los que no lo vieron entero o no vieron nada. El reportaje era en la 2, es decir en RTVE, lo que significa que está en "RTVE.es a la carta". Además no es un reportaje aislado, creo que es una serie, así que supongo que se irá pasando por Galicia: Siniestro Y Golpes Bajos no pueden quedar al margen, país Vasco, como dice Col con el Rock Radical, etc, etc.

Atalanta el desarrollo del reportaje era más o menos cronológico, en un principio sí que se hizo una referencia al Rock urbano: Burning, Tequila, los barrios madrileños, etc. aunque es verdad que lo de Leño sólo lo mencinó alguien muy de pasada.

Y ya que estamos con echar a gente en falta: me extrañó mucho que no saliera, pero es más, que ni siquiera se mencionara a Ordovás (lo mismo llegó justo unos añitos después).

Atalanta dijo...

Asís, en todos los pueblos había unos cuantos punkis con sus camisetas OI!! fans del Rock Radical Vasco. Kortatu si me gustaba y la posterior reencarnación en Negu Gorriak también. Los demás me resultaban demasiado monolíticos aunque tenían su aquél sobre todo por exponentes de un determinado estado de ánimo. Sí, en general, la movida era más de cosa de niños bien con ínfulas intelectuales. Eso sí, todos completamente obnubilados por las música que se hacía fuera de España. Comportamientos miméticos a manta. Oye, que el año pasado saqué la chupa del fondo del armario y mi madre me la adecentó. Seguro que antes de un mes, me la vuelvo a poner. Ojalá se pudiera recuperar también el tupé :). El problema o la suerte vino cuando te das cuenta que te gustan tanto los mods como los rockers.

Ciego, es cierto que falta gente y echamos de menos voces pero en general el conjunto le quedó bastante aparente. Merece la pena.

El crusti dijo...

Bonito reportaje que habrá que buscar para conservar. Pero poco extenso y muy centrado en lo típico-tópico. Hubo más. Pero suifciente como para alguna lagrimilla asomando (sólo el pasado existe...)
Un abrazo

Santi

Atalanta dijo...

Santi, defintivamente estamos mayores :)

rafagas dijo...

Yo tuve ocasión de empezar mi experiencia en conciertos con la mezcla de cantautores y los grupos de rock del momento: Burning, Asfalto, Leño, Coz o Miguel Ríos. Era gente que antes de subirse a un escenario tenía muchas horas de trabajo a sus espaldas.

Recuerdo un concurso rock Villa de Madrid, no sé si la primera o la segunda edición, cuya final era en la Casa de Campo, la mayoría eran grupos de rock, sinfónico, hard, blues…ganó Paracelso liderado por el Gran Wyoming, pero en segundo lugar quedaron Kaka de Luxe. A mi me desconcertaron, sinceramente, supuse que copiaban lo que estaba ocurriendo en Ingalterra y que yo leía en Disco Express, en el trayecto en bus a la facultad. Eran horrorosos técnicamente hablando, pero su aspecto, sus letras y su actitud eran completamente diferentes, pasábamos del blanco y negro al color. Simplemente demostraban que para subirse a un escenario lo que había que tener era un poco de cara y ganas de pasarlo bien. Empezaba la fiesta, las condiciones políticas y sociales cambiaban a gran velocidad y sirvieron de caldo de cultivo para olvidarnos (no del todo) de los grises, Marx, el Correo del Pueblo y las charlas políticas, tocaba divertirse.

Yo seguí alternando todo tipo de actuaciones, pero hubo emisoras (onda 2, popular FM y luego Radio 3) y fundamentalmente locales de conciertos como Marquee y Rockola que establecieron una programación habitual de conciertos que supieron dar cancha a cualquiera que quisiera dejarse oír. Y la mayoría eran chavales jóvenes que tocaban muy mal, en el documental del otro día salía Paul Collins explicando cómo flipaba cuando estando de gira promocional de su primer disco, se subieron al escenario de la sala Escalón, tocaron unas canciones con el equipo de Los Ejecutivos Agresivos y aquello se convirtió en un concierto mítico, volvieron loca a la poca gente que allí cabía. Simplemente sabían tocar y eran energéticos, era suficiente para marcar la diferencia con grupos que no sabían afinar y habían compuesto cuatro canciones los dos meses anteriores a subirse a tocar, verdes, verdes.
Pero todo valía, sobre todo si era divertido, de ahí la proliferación de grupos y letras broma, había mucho de intentar romper, escandalizar, pero más en la forma que en el fondo.

Es una época que recuerdo con cariño, porque viví el nacimiento, compré el primer single de Aviador Dro con la portada pintada a mano, compré el primer single compartido de Gabinete y Parálisis el día que empezaron a venderlo personalmente en el programa de Julio Ruiz en Popular FM, era todo muy inocente y lúdico. Vi el nacimiento y desarrollo de un montón de grupos, algunos que luego triunfaron y aunque evidentemente dejé de seguirlos con los años, todavía me une un cordón umbilical que me hace ser condescendiente con ellos, incluso con los más odiosos, son como de la familia.

Es cierto que la ausencia de Ordovás es significativa, yo también le eché de menos y sí que estuvo desde el principio, ciegosabino.

Atalanta dijo...

Rafa, te has explayado a gusto. No es que evidentemente tu comentario sea más interesante que el post, es que si me apuras, es más interesante que el documental :). Visión de testigo de primera mano. Tú contestaste al título. Tú no te perdiste la movida.

Miguel dijo...

Me tragué enterita la movida (soy del 67'). Me ha encantado tu entrada y tu blog que es la primera vez que lo leo.

Ya he visto a los Clash por ahí... y además galgo corredor.

Me uno a tu blog.

Atalanta dijo...

Gracias, Miguel. Bienvenido