martes, 8 de noviembre de 2011

Maratón de Oporto, "sub3" al modo Krupicka


No hay suspense. La mayoría ya conocéis que hubo final feliz. 2:58:35. Puesto 111 de los 1.545 que entraron en meta. Este dato sí que me sorprende. Al cruzarme con la cabeza de carrera, es cierto que tenía la impresión de que no me precedían muchos atletas y todos me parecían corredores curtidos, pero nunca imaginé que estaría tan alante.


No voy a insitir. Ya os conté que ha mucho tiempo tenía el sueño de bajar de las tres horas pero pocas veces había estado cerca. Hace muchos años, 3:01 en San Sebastián, un "3:04" en Sevilla, un "3:06" en Asturias. En 2011 a una eternidad del tesoro, 3:14 en Badajoz y 3:10 en Sevilla.



Comienzo por el título, Krupicka es un corredor americano de montaña al que se suele identificar rápidamente por su barba y melena de iluminado y porque a menudo corre sólo con el pantalón, sin camiseta. Ya sabéis, el mundo de la montaña es muy "dao" al rollo espiritual, a la "conexión" con la naturaleza, a la filosofía de saldo de centro comercial Sí, sí, yo me río, me río... pero ya sabéis que a mí todo eso me toca muy cerca,y cuanto más subo al monte, más lo entiendo. La idea es diferenciar la realidad de la impostura o de la mera estrategia comercial.


En fin, que el tema del maratón no tiene nada que ver con todo esto sino que la relación viene de que ayer me hice casi todo el maratón a la guisa del fulano de la foto, en pantalón corto y sin camiseta.



Con Michel, un amigo que acabó la carrera tan o más contento que yo.

Mis razones. Uno de los mandamientos del maratoniano es el de no estrenar nada el día de la prueba. Si una prenda te da problemas, correr 42 kms. con ella, puede convertirse en una tortura. Bien, yo me compré una camiseta y un pantalón por cuatro duros en la feria y los estrené el domingo. Hacía más calor del que yo pensaba. Yo quería frío, más frío. En distancias cortas me da lo mismo pero en "larga" sé que el calor me tritura. Cuando llevaba cinco kilómetros, ya me dije que aquella camiseta era una manta y que iba a prescindir de ella. En el 9 me la quité y allí se quedó.

Más tarde fui consciente de que me encantaba correr así. Resultaba muy agradable y refrescante sentir en todo tu cuerpo el abrazo de la brisa. Casi me sentía como un indio. Aunque parezca más un espontáneo que un corredor serio, no descarto abonarme a correr así en carreras largas. Quizá haya que hacerse unos tatuajes y hasta depilarse para que todos te conozcan y hasta alguna marca de las raras te pague las zapatillas.



Aunque parezco animado en la foto de la salida, no las tenía yo todas conmigo. Las más de doce horas de pateo de Oporto del sábado me parecían como poco, temerarias, pero en ese sentido, un viaje así no me lo puedo plantear de otra forma. No puedo irme a Oporto y quedarme sentado. Va en contra de mi naturaleza. Tal vez todo ha empezado a rodar porque escucho a mi cuerpo y le doy lo que me pide y le exijo o mejor dicho le dejo de exigir cuando él me avisa. Simplemente intento hacer lo que me hace sentir bien.


Cuando comenzó la carrera trataba de animarme  mirando fijamente el globo de las tres horas y dando palmadas. ¡ROCK AND ROLL! El principio es muy duro. Una rampa larga y dura que todos intentamos recorrer demasiado deprisa. Mi globo sale disparado y hasta el Km. 4 no lo alcanzo. Después ya sabéis, la anécdota de la camiseta. Circulamos al margen del río.hasta el caso urbano (Km. 17).


El recorrido es bueno aunque no idóneo como los de Sevilla o San Sebastián. Hay unos cuantos tramos de pavés, alguno de ellos en cuesta al paso por la ciudad y al otro lado del río que hacen bastante daño. Marché con la liebre hasta la media maratón donde pasamos con un tiempo de algo más de 1:29. Aunque no me sentía especialmente bien, me dije que íbamos muy justos, que necesitábamos algo más de colchón y decidí adelantarme, también por correr algo más cómodo ya que la parte de la carrera que discurre al  otro lado del río, tras un emocionante paso por el emblemático Puente de Luis I, es demasiado estrecha y en algunos tramos había demasiada congestión, incluso con riesgo de caída.


LLegando al Km. 27 me noto flojear y sobre todo noto las piernas pesadas, algo doloridas. Es la falta de alguna tirada larga como Dios manda. Sin embargo, trato de concentrarme y seguir manteniendo los ritmos en torno a 4:15. Al paso del tunel que nos devuelve a la ciudad, atrona Bob Marley y notándome cada vez más lento y que mis pies cada vez pesan más, me digo que tengo que ser ligero, que tengo que ir suave, fácil, que todo esto es más espiritual que cuestión de fuerzas. El reggae me ayudó.  Más mal que bien, debí conseguirlo. A pesar de un fuerte viento en contra que sopló a lo largo de todo el  río hasta el Km. 40 y un par de repechos que hicieron daño de verdad, seguí adelante, pasando atletas y apretando un poquito más hasta la larga recta de meta en subida en la que traté sin éxito, de engancharme a un atleta portugués del que yo había tirado en el plano y que me animaba a voces para que no me soltara.

Nada me quitará ese recuerdo, esos kilómetros finales animando a todos los que iba dejando atrás, esa recta de meta infinita y cuesta arriba en la que jadeando como una locomotora, no podía dejar de sonreir y dar las gracias a todos los que me animaban. Fue algo tremendo. Un subidón natural. Endorfinas en torrente. Y sí, por unos instantes, al entrar en meta, me emocioné de verdad.

Curioso que de los 46 maratones que llevo, en el más rápido que he corrido, ha sido en el que probablemente haya acabado más entero, sin síntomas de agotamiento, sin dolores y sin problemas de estómago a pesar de los tres geles que tomé.


Mis compañeros de aventura. Michel consiguió su mejor marca. Se lo merecía más que nadie. Juanlu y Santi consiguieron la medalla a pesar de llegar tocados.


Aunque me parece igual de difícil que antes, me siento con margen de mejora. Tal vez alguien pueda pensar que tras haberlo conseguido, ahora lo veo más fácil o asequible. No es así. En un maratón son muchos los factores a tener en cuenta y es difícil mantener esos ritmos durante tanto tiempo. Seguiré en ello y seguiré a mi manera, sin planes, sin series y haciendo lo que me apetece. Por ese camino veo factible bajar esta marca aunque ya no es algo que me quite el sueño que sí era bajar de tres horas. Tal y como yo entiendo el deporte, bajar dos, cinco minutos, me preocupa poco. Prefiero trabajar para completar Sables o Spartathlon que para rebañar unos segundos. Hombre, sí me haría ilusión bajar el 1:20 en media aunque eso no lo veo tan claro. Sin un trabajo específico de calidad me parece difícil, pero se intentará.


2011 ha sido un buen año. Me había propuesto aprobar dos asignaturas pendientes. He conseguido ambas. Un inmerecidísimo Oro en Quebrantahuesos ya que no había entrenado nada y bajar de tres horas en maratón. En 2012 hay que quitarse la espina del Ironman. Estos dos años no lo he intentado más que nada, porque no cuadraron las fechas.

Os dejo un vídeo de Krupicka para que conozcáis al personaje y otro de uno de los cantantes que mejor me hace sentir cuando lo necesito. Es curioso que con lo que me gusta, sólo haya pasado por aquí en una ocasión. Es Josh Rouse. Orfebre pop con influencias en tiempos country, ahora bossa. Se enamoró de la luz mediterránea y de una valenciana y por aquí se quedó. Hasta las canciones tristes suenan cálidas y achuchables cuando él las canta. Banda sonora para un fin de semana perfecto. En un par de días pongo unas fotos de Oporto y os cuento algo. Un adelanto.





Hoy sí que sí, "¡¡YO SOY ESPARTACO!!"

32 comentarios:

Carlos dijo...

QUE GRANDE ABEL!!! GRANDE, GRANDE, GRANDE....

MÁQUINA......

Popi dijo...

Que bonico es terminar un maratón... ale zagal, al por el siguiente reto!!!

1abrazooooo

Javi dijo...

Enhorabuena una vez más , FINISHER!! Y esta vez, encima, por debajo de 3h.. GRANDIOSO! Enhorabuena.

col dijo...

Que te voy a decir. Lo has vuelto a bordar.
Enhorabuena Espartaco!!!

El dorsal con imperdibles al pecho duelo ¿no?
No conozco Oporto, pero Donosti muy bien y te espero para ser testigo de otro marcón.
Recuperate y sigue asi.

davidiego dijo...

Dónde llevabas el dorsal dagal?

Enhorabuena Abel, con todas las jaramugadas que llevas encima y persiguiendo el Spartatlón todavía vuelas.

Ya te has quitado una buena espina, espero que nos quitemos alguna juntos pronto.

Pd: yo tampoco soy de quedarme el día antes con los pies en alto en el hotel. ;)

Atalanta dijo...

Carlos, gracias, pero no tanto, no tanto.. Bien sabes que por ahí anda cada bestia.

Popi, gracias, tron. Y es que no se cansa uno de cruzar esa meta. Abrazo.

Javi, mi maratón más querido, sin duda. Son metas personales que a muchos no le dicen nada pero al protagonista le llenan.

Col, gracias, compañero. Deportivamente está siendo un buen año. Me siento mejor que nunca. Que siga. Nos vemos en Donostia, en la carretera y tomando una cervecita. Lo de la marca ya da un poco igual. Ya ves, para lo único que sirve la camiseta, para llevar el dorsal.

DAvid, ni dorsal, ni porras. Así no me va a llegar ninguna foto :). Me valió el chip. Me da que en Donostia salgo con la cinta de triatlón y una camiseta vieja que tiro en el primer kilómetro. Nueva York, como para quedarse en el hotel. Lo tuyo sí que fue de traca. Ese ritmo es inalcanzable. Alguna de las buenas, alguna joya haremos juntos. Tienes razón, la culpa de todo la tiene Sparta y más en concreto Valentín. Desde que dijo que para allá íbamos me he puesto serio... ¡¡y eso que falta casi un año!!

Miguel Mij-Mij dijo...

Parece que después de 45 has encontrado la fórmula secreta, ¡Quitarte la camiseta! Muchas felicidades, tal y como lo cuentas ha sido un carrerón...y disfrutado.

Michel dijo...

Que te voy a contar que no hayamos dicho estos días...
Impresionante carrera la tuya, me alegro y estaba seguro que lo harías.
Yo con mis 3h45m47seg y mi cuarto maratón estoy feliz, la cara de la chica al ponerme la medalla y yo llorando no tiene precio.
Oporto como Lisboa, con su encanto único, Portugal me gusta cada día más.
Un abrazo, si vienes este finde dame un toque y hacemos La Tapia.

Furacán dijo...

Mientras no te de calor el pantalón... enhorabuena!

DavidP dijo...

Enhorabuena!!!.
Y buenísima temporada la tuya también. Como el conejito Duracell....
Me alegro. A seguir así.

Saludos.

DavidP.
www.corrersinsentido.blogspot.com

CiegoSabino dijo...

Vaya vaya, aquí hay truco: sin camiseta ni dorsal = DESCALIFICADO.

Esta no vale, ya sólo te queda un cartucho en San Sebastián, jajajja

rafagas dijo...

¡Lo conseguiste!
Pasaste a ser superpop.
Me prestó poder saludarte, aunque fuera fugazmente.

Carles Aguilar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carles Aguilar dijo...

Sin ninguna duda has hecho un excelente Maratón y lo más sorprendente es acabar con la sensación de haber podido ir a más.. Eso no tiene precio... Y respecto a Krupicka, es algo fuera de serie y uno de mis referentes... No te amonestaron por correr sin camiseta..??

Atalanta dijo...

Miguel, y nunca me había dado cuenta de cuál era el truco :). Sí, la verdad es que no sé yo si vuelvo a repetir un maratón rápido en el que llegue tan entero.

Michel, pues estaba preocupado porque como no nos vimos al cruzarnos pensé que a lo mejor habías tenido algún problema de calambres o algo así. Me alegro un montón. Un buen estímulo para seguir entrenando. Sí mañana te digo si marcho para allá y el domingo por la mañana me explicas eso que hacéis todo los madrileños, hacerse "una tapia". Y charlamos todo lo que no hablamos después de la carrera. Me hubiera gustado quedarme con vosotros a comentar la jugada. Un abrazo.

Furacán, a lo mejor quitas otro minuto :). Gracias, Alfredo.

David, muchas gracias. Si es que un jaramugo nunca sabe muy bien si está en pretemporada o en pico de forma.

Ciego, pues ya te digo. Me da que en Donostia repito aunque llevaré el dorsal con la cinta.

Rafa, ¿qué tal te fue a ti? Cuando nos cruzamos, llevabas buena cara. Nos faltó esa cervezita. En la próxima. De todas formas, me encantó saludarte.

Carles, sí la verdad que es una sensación tremenda la de acabar más rápido de lo que comenzaste. Si hubiera arriesgado, tal vez no lo hubiera conseguido. Ya decidiré en San Sebastián qué hago. A Krupicka no lo conozco tanto pero por lo que cuentas, investigaré. No me dijo nadie nada aunque sí lo temía. Desde luego no iba a hacer ni puñetero caso. Me tenían que haber placado :)Tampoco veo yo a los vigilantes por por la labor. ¿Quién sabe? A lo mejor hubiera bajado otro minuto si me persiguen :)

VALMOTA dijo...

Enhorabuena Abel, aunque como sigas tomandote esto tan en serio igual vas sólo a la Sparta. Das miedo cuando te pones a algo.

Lo más meritorio es que hayas hecho esta marca en tu maratón 46, eso habla de lo bien que has administrado ilusión y talento. En estos tiempos de abundancia, dónde consumimos a toda velocidad retos y aficiones, dónde antes de quitar el envoltorio de nuestra nueva meta miramos de reojo a la siguiente, tu nos sorprendes con el verdadero placer de correr por correr.

Un fuerte abrazo porque más que felicitarte por un sub3 habría que hacerlo por ese largo historial que llevas y el hecho de que cuando has querido los hayas conseguido.

VAlentín

PD Levanta el pie del acelerador que el camino es largo...

VALMOTA dijo...

Enhorabuena Abel, aunque como sigas tomandote esto tan en serio igual vas sólo a la Sparta. Das miedo cuando te pones a algo.

Lo más meritorio es que hayas hecho esta marca en tu maratón 46, eso habla de lo bien que has administrado ilusión y talento. En estos tiempos de abundancia, dónde consumimos a toda velocidad retos y aficiones, dónde antes de quitar el envoltorio de nuestra nueva meta miramos de reojo a la siguiente, tu nos sorprendes con el verdadero placer de correr por correr.

Un fuerte abrazo porque más que felicitarte por un sub3 habría que hacerlo por ese largo historial que llevas y el hecho de que cuando has querido los hayas conseguido.

VAlentín

Joserra Rodrigo dijo...

Genial Abel genial, encima en Porto, viva Portugal, viva el Oeste, gora The Westman...
Un super abrazo, qué ganas de verte otra vez, my friend!
Majamuto cambiala a veces por la de Dylan fest , jajajaja...

Atalanta dijo...

Valentín, dagalín, cómo vas. Seguro que me apoyaste en la distancia. Bien dices, lo mejor de todo es que después de tantos años, no es que tenga la ilusión intacta, es que cada día crece un poquito más y eso es lo mejor de todo. En Esparta nos estrellaremos pero caeremos con dignidad. Busco un salto cualitativo en mi calidad como atleta para intentar llegar con el día tonto y tener un ¿20 %? de posibilidades de terminar. Un abrazo y recuerdos a Ana.

Joserra, compañero, el 27 subo a Donostia. A ver si va a haber algún concierto majo el 26 en Bilbo y tengo que hacer escala y tomamos unos pinchos. Prometido, en la próxima,llevo la camiseta de Bob. Ya había visitado Oporto pero esta vez me ha parecido más bonito que nunca. Me acordé de ti. Al final vamos a pedir la nacionalidad portuguesa. En un par de días pongo unas fotos. Ya verás como te gustan. Un abrazo.

Dejo las palabras de un correo que me envió Chuchi Domínguez para felicitarme y que explican lo que quizá sólo puede entender un corredor, "...por cada uno de esos 178 minutos, efímeros y eternos, dulces y amargos, todos ellos motores de felicidad.". Gracias, compañero

Jose Guervós dijo...

Enhorabuena, los fines de semana perfectos existen. Lo digo por el bollo y el cafe, el Duero....
AH y por eso de la marca. :-)

Xocas dijo...

¡Enhorabuena fenómeno! Pero nada de depilarse, dejarse melena y barba ;-P ¡ay! esas natas. Tú sí que sabes.

Anónimo dijo...

Muy buenas Atalanta (o Benito, como prefieras), llevo un par de años siguiéndote. Me identifico contigo un 'güevo' y por ello tengo reservado un muy preciado dorsal nº77 de mi reto conseguido este año, 'Ultratrail del Soplao', para hacertelo llegar cuando coincidamos en una carrera. Esa identificación hace que el fantástico sub-3, lo sienta de veras (se lo que es buscar un reto en maratón y no alcanzarlo, dudo que pueda lograr ese marcón nunca en la vida). Por ello, MUCHAS FELICIDADES, y a ver si me lo permite el curro y coincidimos en Donosti. Un abrazo, champion.
Fdo: Dani (Un amigo Asturiano)

Anónimo dijo...

Jajaja, perdona Abel, soy el que escribió el comentario y al revisarlo no se porqué se me borró lo de Abel Paniagua y pone Benito... menudo fan de pacotilla ¿eh?

En fin, de nuevo felicidades, un abrazo.

Franfri dijo...

Enhorabuena, Espartaco.

Me alegro que hayas acabado tan satisfecho y disfrutando de correr "desnudo", jejeje.

Ahora toca recuperar y pensar en afrontar próximos retos. Todos mis ánimos.

Buen post, sí señor

Anónimo dijo...

Impresionante compadre!! Sueño logrado después de tantos años y kms. Me alegro un montón y espero que el segundo cartucho también se queme bien porque conociéndote no vas a ir de paseo a San Sebastián.
Creo que mucha culpa la tiene Enjuto...

No quiero olvidarme de Michel, gran tiempo y merecido después de su espartana preparación.

P.D. Lo del Doctor no tiene nombre...

Arturo

El crusti dijo...

Enhorabuena, Abel

Disculpa pero me he dado cuenta que no mencioné tu marcón en mi crónica. Las prisas de la hora de la cena me han hecho dejar muchas cosas en el tintero...

Yo vi venir a lo lejos un tío sin camiseta y me dije "ya está el friki de turno" mira por donde eras tú!! jejejeje. Unos metros por delante tuyo iba un negro ciego con su guía, les pudiste alcanzar? Corrían que se las pelaban, madre mía.

Un placer veros y espero que en la próxima compartamos más tiempo. Ya ves que con el nene empieza a complicarse eso del tiempo libre. y eso es que es muy bueno, el enano.

Enhorabuena una vez más, Espartaco

Un abrazo

Santi

P.D. Preciosa foto la de la puesta de sol!!!

Atalanta dijo...

José, es que el pre y el post fueron tan buenos como la carrera. Una delicia. Y al ladito de casa. Si es que nosotros somos medio portugueses.

Xocas, las natas me pierden. Apenas tomo dulces ni café en todo el año y en cuanto cruzo la frontera, mínimo de dos galaos y natas al día. Justo antes del maratón, entré en una cafetería de esas cutres que me gustan a mí. Ya no tenía pensado comer nada. Las vi allí tan ricas... Otra para dentro. La barba bueno, lo de la melena va a ser más complicado :). Gracias

Dani, hola y bienvenido. Muchas gracias, hombre. Espero que en Donostia nos conozcamos y nos hagamos una foto con ese dorsal que guardaré encantado. En el deporte popular, lo de los tiempos es lo de menos. Son las metas, los retos los que dan sentido a todo esto.¡Has tardado dos años en dar señales de vida! Anímate a comentar en alguna ocasión. Si vas a San Sebastián, me mandas un correo y quedamos. Un abrazo.

Franfri, bienvenido y muchas gracias. Objetivos a la vista nunca faltan. Conocéis los inmediatos. Ya os iré contando.

Arturo, Enjuto es el que me dio suerte :) Gracias, no tenía yo muy claro que lo fuera a conseguir. A Sanse sin presión. Creo que me iré con Riki aunque esta vez charlaremos menos. Tanto Michel como el Doctor se lo merecían. Me alegro un montón. Y no paran porque seguirán mejorando

Atalanta dijo...

Santi, nos cruzamos. Ja, ja... ya me imaginaba que mucha gente pensaría lo de "vaya notas" ,pero me da que repito. Sí esa pareja ha ido delante de mí hasta que los cazé en el 28. El chico ciego me da que las tuvo que pasar canutas como muchos que adelantaba. Me he estrellado tantas veces contra el muro que entiendo bien esos malos ratos. Seguro que nos vemos antes pero ya vais reservando fecha para la media de Ciudad Rodrigo, 29 de Abril. Aunque sólo fuera una noche, fue un placer compartir con vosotros la noche del sábado y conocer a Elena. Un abrazo. Oye, que a lo mejor me hago "una tapia" el domingo. Ya os avisaré por si acaso

Unai dijo...

Muy bien!

Nacho Cembellín dijo...

Cómo estais los Charros: Enhorabuena Abel, mi más sincera y cálida enhorabuena.

DIDI dijo...

UUFFF¡¡ Que carrerón Abel, mi más sincera enhorabuena...disfruta de tus éxitos.

Atalanta dijo...

Unai, Nacho, Dici, sabéis que os lo agradezco de verdad.