lunes, 5 de diciembre de 2011

Raid Montes de Robledo, lástima



Raid "Montes de Robledo". 52 kms de montaña fácil, sin ningún tramo técnico.  En familia. Varias posibilidades, una carrera corta creo que de alrededor de 28 kms, un recorrido senderista y hasta una categoría acompañado de perro. En la distancia larga competíamos alrededor de veinte valientes. En un mes apenas he corrido nada, aparte del Maratón de San Sebastián de hace una semana y del que mis piernas creo que todavía no estaban recuperadas.


La carrera. Como hay pocos participantes, corredores de medio pelo como nosotros, nos permitimos el lujo de liderar la carrera. No nos engañamos, somos del pelotón de los torpes pero siempre hace ilusión.  LLegué hasta algo más allá del kilómetro veinte. Aunque ni me acuerdo del último día que hice montaña, para mi estado de forma y mis amenazantes males, hubiera sido más conveniente un perfil más afilado, sobre todo para poder adaptarme muscularmente, intentando  alternar algún tramo caminando. Aquí prácticamente todo el recorrido es por pistas que te van desgastando progresivamente. A buen ritmo, a partir del kilómetro diez, nos quedamos cuatro corredores en cabeza. Poco después del veinte, sin que yo hubiera albergado temor alguno, sin verlo llegar, en una subida continua de varios kilómetros de pista, me comenzó a doler el gemelo. Aguanto poco más. Les deseo suerte a mis compañeros y comienzo a caminar decidido a retirarme, sobre todo por el temor a no poder correr en Barcelona. 

A partir de ahí sigo unos kilómetros bastante desanimado al paso de mi abuela. En un pequeño descenso comencé a correr con zancada muy cortita y parecía que el gemelo no me daba la lata. Subiendo me es imposible correr pero ya me animo y vuelvo a la carga con el único objetivo de terminar. Después de andar bastantes kilómetros, aún consigo pasar los 30 kms. en 3 horas y cinco minutos. Finalmente tardé 6:23 para completar los 22 kilómetros que me restaban y entrar en meta cuarto así que os podéis imaginar qué final. He tratado de caminar muy rápido, sobre todo subiendo pero me falta, me sigue faltando mucho trecho para volver a estar en forma de verdad.



La sierra oeste de Madrid no es especialmente bonita. Pequeñas montañas tapizadas de pinares y encinas de alrededor de 1.000 metros. Sin embargo sí hay algo que llama poderosamente la atención. De pronto, cuando te encuentras en medio del monte, se vislumbran a lo lejos tres cuencos gigantescos; es  la estación de la NASA de Robledo de Chavela.Un senderista con el que fui caminando un rato, me dijo que el mayor telescopio tenía un diámetro similar al de la Plaza de las Ventas. 


Alrededor del Km. 40 un "fisio" de la organización me hizo un apaño con cintas en el gemelo tras un masaje. Imagino que me vendría bien. Parece que hoy no me encuentro demasiado tocado. Hoy me he quedado en Las Hurdes y mañana lo volveré a probar por el monte.


Tengo ganas de correr los 100 de Barcelona el 17 de Diciembre, más que nada por quitármelo de encima y volver a empezar a construir con un poco de cabeza, poquito a poco y abandonando las distancias largas hasta que las merezca y mi cuerpo las demande y asuma sin queja.

 Sin entrenamientos, compitiendo "largo" y "cuidando" mi gemelo como el que tapa vías de agua en una sentina, me siento vulnerable. Sólo espero que mi cuerpo me deje hacer algún entreno largo, conseguir esa extraña marca en 100 y volver a empezar desde cero con vistas a Febrero. Sé que hace un mes hubiera peleado por ganar esta carrera  y eso me jode. Ahora sólo pienso en recuperar aquel estado de forma.

De música, tema espacial, claro. Canela en rama, "Space Oddity". El mítico "Control de tierra, Comandante Tom" en el original de Bowie y en otra versión más curiosa de los Hermanos Calatrava -a éstos, los jóvenes no los conocéis... tiempos del "1,2,3"-. No es mala... y lo digo en serio. 

"¡¡YO SOY ESPARTACO!!".

9 comentarios:

davidiego dijo...

cuídate amigo, cuídate.

y en otra de éstas me avisas, y por lo menos me quedo con ganas de hacer la corta antes, y no después, cuando no puedo planteármelo.

Atalanta dijo...

Me quiero cuidar... pero no me aguanto :). ¿Y ese trail de Menorca? Si es que me pierdo...:) Ya te lo he dicho. Mis objetivos siempre están en el blog, a la derecha. Ese raid llevaba puesto un mes. Échale un ojo de vez en cuando. Nos vemos el jueves. Espero que el gemelo me permita seguiros.

Popi dijo...

Le monto un transportin a la bici???

Animo fiera!!! Cuarto, no te dieron un jamón por lo menos??

Cuando puedas quedamos y me cuentas que estoy en Ciudad . . .

ser13gio dijo...

Hombre, macho, que luego lloramos porque las lesiones nos maltratan. No es que tengas avisos de tu cuerpo, es que tienes neones, fanfarrias y confetis apuntando a los gemelos. Cuídatelo de verdad. Mejor descansar ahora que más adelante cuando ya estés enfrascado en prepararte para Menorca.
s

Atalanta dijo...

Popi, confiemos que no sea necesario. Me lo tomaré con calma. A ver que tal el entreno de esta tarde. Esta era una carrera pobre, las que interesan, en las que se puede triunfar :). Compadre, tú a Boston y yo a Extremadura. EStoy en las Jurdis. Mañana curro mis once horitas y vuelvo a dormir aquí. Os veo ya en San Martín el jueves por la mañana.

Sergio, JA, JA... Si ya sabía que alguno me iba a echar la bronca. Ya lo sé, pero ahora, qué voy a hacer. La idea es hacer algo largo con vistas a los 100. A poco que me lo permita el cuerpo, insistiré. Después pararé y comenzaré desde el principio. Con lo que os leí a ti y a Clemente y lo que me contaba Alicia sobre Menorca, tenía ganas de competir allí. Tenía idea de hacer el Medio Iroman y hacerme el "camí" en solitario, como tú, aunque más tranquilo, claro. Precisamente ayer leí el post sobre el ultra que nace y me dije, "ésta es la mía". Espero que pueda este año. Tengo muchas ganas de conocer la isla.

Furacán dijo...

Brutico!

Johnny dijo...

Te continúo viendo en forma, apreciado dagal. Estoy contigo respecto a la versión de los Calatrava, la tenía en un recopilatorio spanish bizarro, es genial, me descojono mucho. Abrazo.

Michel dijo...

Pues a mi también se me había escapado que ibas a correr esto, no lo había visto en el blog y no me lo comentaste creo.

Cuidate, cojones, ten cuidado con ese gemelo.

Admiro tu tesón y saber sufrir, espero copiarlo un poquito, os tendré en mi mente el jueves, el trabajo no me ha permitido acudir, pasarlo muy bien.

Un abrazo, Abel, ten cabeza el jueves.

Atalanta dijo...

Furi, ya nos conoces.

Johnny, la forma se esfumó, estamos buscándola de nuevo. Menos mal que alguien dice algo de la canción. Es muy graciosa :)

Michel, pues es una pena que no puedas venir, te hubiera gustado y parece que tendremos buen día. Ayer corrí hora y media tranquilo, el final más alegre por asfalto. Lo noto pero me deja correr. Mañana iré tranquilo y no subiré al Jálama, haré el Rueu porque cuando subo es cuando más me molesta. Esperemos que la cosa medio aguante hasta Barcelona.