lunes, 20 de febrero de 2012

Sáhara, colaboración


El viernes marcho. Aunque sé que a estas horas todos los del pueblo andáis empeñados en apurar el carnaval y pocos pasaréis por aquí, os cuento para cuando se os pase la resaca. Si queréis participar con algo, me lo podéis dejar en El Paraíso, la tienda de los Risueños en la C/ Santa Clara. Yo hoy y el miércoles duermo en Extremadura y mañana llego bastante tarde así que lo recogeré el jueves por la tarde. Otra opción es enviarme un correo (apustoner@yahoo.es) y paso el jueves o el viernes por la mañana por donde me digáis. 

Preferentemente material escolar o juguetes pequeños. Respecto a los medicamentos, estoy pendiente de respuesta sobre qué es exactamente lo más conveniente. 

No corrí en Sevilla. El jueves me resentí del gemelo. Demasiadas exigencias en pocos días sin tener el cuerpo adaptado para soportar las cargas. Sentido común. En fin, ya no correré hasta el día del maratón donde intentaré completar la carrera marchando muy despacito y rezando para que la lesión me deje cruzar la meta y colgarme esa medalla que tanta ilusión me hace. El tiempo es lo de menos.

De todas formas, ya sabéis que me motiva bastante más el viaje que el reto deportivo.

Buscando el sol del Sáhara. El polifacético Joseph Arthur. ¿Por qué hay tantas canciones tan bonitas como tristes?

8 comentarios:

Joserra Rodrigo dijo...

Te deseo un viaje acojonante y que te metas todo por vena ya que sé que con tu sensibilidad, te va a aportar mucho.Tú eres Espartaco! Un abrazo.Pena no poder darte cosas para que lleves...

col dijo...

De Donosti ya han partido dos trailers con material y muchísima ilusión. Los vehiculos se quedan despues allí definitivamente para ayudar en todo lo necesario.

Vas a disfrutar de la carrera. Y por supuesto conectar, entender y empatizar con la gente Saharaui.

En cuanto a lo otro, no te dejes arrastrar por el lado oscuro.
Nosotros llevamos estigmatizada nuestra personalidad en el nombre y que sean sus celos y envidias los que les pudran.

Un abrazo carnavalero.

Miguel Mij-Mij dijo...

Ya podía yo buscar mi liebre el domingo, jeje. Bueno, en serio, Abel te deseo que ese fantástico viaje-aventura cumpla tus expectativas. Que lleves mucho equipaje de mano y te traigas mucho equipaje interior. Suerte.

Tania dijo...

Mucha suerte y disfruta muchísimo de cada zancada y cada momento!!!
Esa canción es preciosa, la escuché hace muchos años, triste pero bonita :-)
Un fuerte abrazo,
Tania

Furacán dijo...

Mucha suerte!

Atalanta dijo...

Joserra, eso espero. Tal vez para estas cosas, los del mimosín como tú yo somos, tenemos ojo y espero que buena mano y arte para contarlo. En la vida, ser sensible a veces es bueno y a veces malo. Intentaré empaparme de esa otra vida tan ajena a nosotros.

Col, no sabía de tanta infraestructura. Ya os contaré a la vuelta. Una pena no haberla compartido contigo. Mira si tienes razón que hasta esta mañana borré el párrafo al que te referías auqnue de verdad, a veces piensas que un poco de mala hostia no me vendría mal en la vida y hasta en las carreras.

Miguel, ya imaginé que me andarias buscando. Una pena aunque me pinta bien, por imbécil. Espero que pueda con la carrera africana. Oye, por tu tono adivino que el maratón te salió fenomenal :) Ya te leeré.

Tania, sabes que lo intentaré y os lo contaré. No lo conocía. Esta canción es un poco moñas aunque muy bonita pero el último disco me parece muy rico e interesante.

Furacán, gracias amigo.

Abrazo para todos.

Suso dijo...

Espero que disfrutes y lo pases pipa.
¡Tenemos tan cerca África!
Y, en cambio, ¡marchamos a veces tan lejos para ver culturas casi gemelas!

Atalanta dijo...

Muchas gracias, Suso. Qué razón tienes.