jueves, 3 de mayo de 2012

Puño invisible: "Confesión"



¿Acaso hay mayor prueba de amor que renunciar al amor? Enrique Santos Discépolo. Mejor aún que "Casablanca"

"El tango produce sensaciones verdaderamente hermosas, que se refieren siempre a temas metafísicos de soledad, nostalgia y muerte. Esta sensación de abandono era además  agravada por la enorme extensión del país y sus pampas. El gaucho es un hombre solitario frente al infinito. En él, el sentimiento religioso es inevitable" (Ernesto Sábato)


"Confesión"

Fue a conciencia pura,
que perdí tu amor,
nada más que por salvarte;
hoy me odiás y yo feliz,
me arrincono pa'llorarte.
El recuerdo que tendrás de mí,
será horroroso,
me verás siempre golpeándote,
como a un malva'o;
y si supieras bien, que generoso,
fue que pagase así,
tu gran amor.-

Sol de mi vida,
fuí un fracasa'o;
y en mi caída,
busqué de echarte a un la'o.
Porque te quise tanto,
tanto, que al rodar;
para salvarte,
solo supe hacerme odiar.-

Hoy después de un año atroz,
te vi pasar;
me mordí pa'no llamarte,
ibas linda como un sol,
se paraban a mirarte;
yo no sé si el que te tiene así,
se lo merece,
solo sé que la miseria cruel,
que te ofrecí,
me justifica al verte hecha una reina,
que vivirás mejor,
lejos de mí.-

Sol de mi vida,
fuí un fracasa'o,
y en mi caída,
busqué dejarte a un la'o,
porqué te quise tanto,
tanto que al rodar,
para salvarte,
solo supe hacerme odiar.


6 comentarios:

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Uffff! Magnífico!

CiegoSabino dijo...

Puño de hierro, de noqueador nato.

plato53 dijo...

¿Magnífico? A mí me parece una mezcla de elementos enfermiza: culpabilidad pero autojustificación, desprecio de sí mismo pero autoensalzamiento.
Vamos, que el tío era un capullo y después de que lo mandaron a tomar por culo todavía se inventa una explicación para conservar un poco de dignidad. Un machista que cree que las mujeres no pueden brillar por sí mismas.

Atalanta dijo...

Plato, el arte con mayúsculas está lleno de "joputas". Líbrenos Dios de los comandos de la Pajín empeñados en prohíbir, en imponer la dictadura de lo correcto. Alguien, que sabiendo su imposibilidad de hacer feliz a lo amado, se aparta de ello. Apenas tres minutos para toda una historia que sugiere, que nos invita a inventar. ¿Quién sabe? Lectores habrá que vean más allá o que se queden en lo literal. Ya lo dije, me gusta pensar más en Bogart. Además utilizar el vehículo del Tango es ideal par estas pasiones arrastradas, culpables como lo es el flamenco, el blues, el fado. Pero ya sabes lo que digo siempre. Canciones, gustos. No hay que darle más vueltas.

plato53 dijo...

No tengo ni idea de quién es el autor de la canción ni si ésta hace referencia a un hecho real. No me importa para discutir sobre el contenido de la letra.
No es cuestión de ser mojigato y escandalizarse por lo que no es políticamente correcto.
La cuestión es que, ¡vaya!, a quien más le dolía el puñetazo era a quien lo daba.
Los maestros que le daban al puño nos podrían cantar también el tango o el blues de lo que les dolía atizarnos por nuestro bien, para que creciésemos y nos desprendiésemos de su tutela.
Yo pensaba que con el puño invisible ibas a referirte a todo aquello a lo que estamos sometidos y nos golpea desde fuera o desde dentro sin que lo podamos evitar.

Atalanta dijo...

Me estoy perdiendo. Evidentemente pensaste mal. La canción me parece magnífica.