martes, 7 de agosto de 2012

Anillo Vindio, la perfección del fracaso











Solo puedo comenzar con un "gracias". LLevaba meses buscando recuperar la pasión por lo que yo entiendo como el deporte real, el de fondo. El que por definición es más simple y básico. Las esencias han de ser puras. Toqué fondo en "El Soplao", donde un poco harto de todo y  de mí mismo por no entrenar y  no ser capaz de recordar las razones que te empujan a luchar, decidí tomarme un descanso en la carrera y en mi carrera globeril, sentarme a esperar si ocurría algo o nada para intentar volver al redil poco a poco.

Y he aquí que este primer sábado de Agosto, entre los Picos de Europa, me di de bruces con lo que había perdido. Un parto que vino a durar unas nueve horas para recuperar ese hambre que, en tantas ocasiones, la vida real trata de arrebatarte.

Cuando derrotado, vences.

No llegué si quiera a completar un tercio del desafío y me sentí tan o más feliz que en cualquiera de las carreras de más fuste que he completado. Me vencí a mí mismo,  encontré algo que había perdido hace tiempo, eso tan difícil de encontrar porque hasta es difícil de explicar. Los sueños, la ilusión por continuar. Sin ello, todo lo demás, cada meta, no puede resultar más que gris, no puede estar más que coja, los objetivos tienden a difuminarse en el horizonte por falta de compromiso. Curioso que alimentara mis ganas de competir fuera de una carrera propiamente dicha, en lo que venía a ser en una tremenda jaramugada. Cada día tengo más claro que las metas y las normas las pones tú.

El escenario. Cada día tengo más claro que "Picos de Europa" son mis montañas preferidas. Hermosas y difíciles, misteriosas porque asustan y porque, aunque paso por allí prácticamente cada año, me sigo sintiendo un intruso pidiendo permiso. Me traen recuerdos, me resultan acogedoras y sobrecogedoras a la vez, accesibles e inabarcables a un tiempo.

La compañía. Gente con clase, algunos élites de los de verdad, con galones intimidantes -no figurines con ínfulas-, que ajustaron sus ritmos a los clases medias, que en este banda éramos los menos. Tipos duros y sencillos que saben disfrutar de lo que les gusta, de la montaña, del deporte, de crearse y superar dificultades. Del Estado Mayor encarnado por Pablo y Nerea, a la ilusión del que recoge los primeros frutos del trabajo reciente, la de un Antonio que probablemente estuviera más satisfecho que alguno de los  cinco "finishers"

El reto. Me sobran dedos en las manos para contar a las personas que han completado esta ruta en España. Más de 9.000 metros de desnivel positivo y 125 kms.que unen todos los refugios de Picos de Europa a través de sendas que solo puede reconocer el ojo experto.

La tensión. El estímulo de saberse importante en el humilde y ambicioso fin de tratar de no estorbar, no ralentizar al grupo. Buen ritmo -siempre con adelanto respecto a la estimación prevista por Pablo-, continuo y sin apenas pausas. Ascensiones largas y cortas, descensos técnicos o más fáciles, canchales o pasos peligrosos; un verdadero parque de atracciones para el corredor de montaña. La responsabilidad de formar parte de una suerte de unidad de destino que te obliga a estar siempre alerta, a no descuidarte.
.
Me sentí bien, cómodo. Acabé entero, sin asomarme a límite alguno. Descarté seguir en Poncebos porque sabía que mi cuerpo no estaba preparado para la distancia, el desnivel y las horas que restaban. No quería convertirme en un lastre para mis compañeros. En una zona que no conozco y sin marcas, me daba miedo palmar y que los males llegaran de pronto y sin avisar, como ocurre a veces. Las vías de escape eran escasas y me quedaba largo Lagos. En una carrera al uso, con la ruta marcada, hubiera seguido seguro.  De hecho, me volví a Ciudad Rodrigo el sábado por la noche. Al final algo menos de 40 kilómetros, algo más de 2.700 de positivo.

Solo puedo terminar con otro "gracias". A Miguel, Manuel, Raúl, Jorge, David, Pablo, Nerea, Antonio, a "los Moncheta", Valentín y Óscar -a ver si no tardamos tanto en volver a vernos y empollamos nuevos proyectos en común-, a ese maravilloso equipo de apoyo siempre dispuesto y comandado por Roberto y al que se unió Maika, Encarni y Ana además de a Jesús "Remoña" por sus atenciones y detalles en Espinama, a Chelis por ese espectacular reportaje fotográfico del que ya pondré más fotos mañana. Nos volveremos a ver, seguro.

Espero que en el futuro lo vuelvan a intentar. Entonces volveré seguro, más fuerte y preparado y sobre todo más de seguro de mí mismo y entonces lo conseguiré.

Una de las cosas buenas del fin de semana fue conocer personalmente a Chelis.  Aparte de ser el gran tipo que se intuía tras sus líneas, fui testigo de lo que es bajar montañas como si fueras dibujo animado, tal como una cabritilla. Impresionante, de verdad.


Los cinco magníficos, los verdaderos señores del Anillo. Algo más de 30 horas.

Renacimiento. "Born Again". Black Sabbath. Ni Ozzy, ni Dio. La voz es de Ian Gillan de Deep Purpple.

10 comentarios:

DavidP dijo...

Me alegro que lo disfrutaras y que vuelvas a tener "el bicho" dentro.

El año pasado hice más o menos lo mismo que tú, tanto en distancia como desnivel acumulado.

Este año la idea era ir más allá, incluso completarlo, pero al final no pudo ser. Cuestiones "externas", jeje.

Como bien dices es un auténtico parque de atracciones para el trailrunner ó corremontes....

Aún siendo un paraje espectacular, cómo bien dices, todavía mejor es la compañía y el ambiente.
Así cualquiera "recarga" pilas.

A ver si coincidimos en "nuestro" Guadarrama. Quedamos todos los sábados.
Cuándo estés de bajón, ya sabes.

Saludos.

DavidP.

CiegoSabino dijo...

Bueno, primer intento. Para el siguiente lo completas y te aprendes los caminos, que me tienes que llevar, pero sin "élites", que si a ti te daba palo quedarte "p´atrás" fíjate tú si me tienen que esperar a mí, jajaja.

Picos siempre será espectacular, a mi también me tienen agarrado, y mira que son puñeteros.

¿Estuviste por fin en Collado Jermoso?

davidiego dijo...

Felicidades!

Nacho Cembellín dijo...

Lo de Nerea es más q notable ya. Al resto no les conozco peroseguro q tb.

Aún por confirmar, la semana q viene, posiblemente el jueves, haremos la integral de Guadarrama. A. de la Rosa, posiblemente Aurelio y el q escribe q espera no ser un lastre para estos dos bestias.

Atalanta dijo...

David, no sabía que tú eras el famoso "Pacheco". Estos se acordaron mucho de ti. Buena gente. Yo me vine a hacer lo que es un "Pacheco" :)¿Qué me vas a contar? Yo ando atacao siempre con temas de trabajo. Este invierno andaré más libre. Las mejores montañas con la mejor gente. ¿Qué más vas a pedir? Me hubiera gustado conocerte. No tardaremos.

Ciego, ay amigo, ahí hay que saberlo de verdad. Muchas horas de estudio para aprenderse algunas salidas. Me da que Salva y Pablo son los único que lo controlan de verdad de tanto entrenar por allí. Partes si podemos hacer. Asignatura pendiente sigue siendo Collado Jermosu. Era de los últimos. Podía haber ido en furgo a esperarlos pero me tentó pasar el domingo tranquilo en casa y avanzar con temas pendientes. Ya organizaremos excursión.

David, gracias pero felicidades a ti que sí que te las mereces de verdad.

Nacho, ay, yo, por ahora, fuera de fin de semana imposible. A ver si para otra vez, aunque ya me estás metiendo miedo, es una motivación para entrenar. Nerea es incansable. Con lo de que le entra frío, es que no puede parar.

JAUME TERES Y XESC TERES dijo...

Abelino , Rey de las jaramugadas, par aelproximo anillo me vengo fijo ,ya no lo dejo pasar más.
De hecho si me lo puedo montar voy a estar para el Desafio Cantabria, eso si dispongo de días.

Que grande eres, un mega abrazo!!!

Jaume Terés, "piston"

CiegoSabino dijo...

Oye una curiosidad, ¿lo del nombre?. ¿Le has preguntado a los "ideólogos" de dónde viene?. No sé si le leí a Salva la primera vez que lo hicieron que era el nombre romano de Picos, ¿puede ser?.

Atalanta dijo...

Jaume, pues ya te digo que, por muchas razones, ese reto es de los especiales, de los que no se olvidan, de los que unen. Tú me entiendes mejor que nadie. Sería genial que te animaras al próximo intento, al que yo no faltaré. Además me imagino que el Xesc tampoco andaría muy lejos :), solo hay que tentarlo. Yo también tengo intención de correr el Desafío Cantabria. Hay que estar al loro, las inscripciones se abren el 18 de Agosto y Pablo saca pocas plazas. Abrazo y mucha suerte en el Himalaya. Te vas a hacer un habitual, perro. Es la envidia.

Ciego, no comentaron nada. En algún sitio leí que los primeros que lo hicieron -supongo que sería Salva-, que era el monte donde se refugiaban los paisanos rebeldes frente a los romanos.

col dijo...

Menudo ramillete de tipos geniales.
Hiciste bien en retirarte y no jugar con la suerte, la zona de Picos no es como para tomarsela a broma.

Lo del Desafio Cantabro me gusta. El sitio de nuestro recreo.
Ya veremos.

Vuelve Espartaco!
Un abrazo.

Atalanta dijo...

Eso pienso yo, Asís, que el grato recuerdo podía haberse convertido en una tortura. Venga, nos vemos en LLanes y estamos casi todos. ¡¡Yo soy Espartaco!!. Joder, se me olvidó ponerlo,ja, ja. Abrazo, dagal.