martes, 21 de agosto de 2012

Maratón del Boedo, "me gusta"

El mejor maratón de España, para qué vamos a andar con historias. Una llamada, tu nombre y  estás apuntado. Sin líos, sin pagos, sin urgencias. Una reunión, una fiesta, una invitación.

Como cada año, y van once, Gabriel, el alma de esta carrera, nos invita a acompañarle durante un fin de semana. La media el sábado, el maratón el domingo. 

Merienda y comida, trofeo, camiseta y caja de pastas, pero el obsequio más valioso es el que consigue la ilusión y el trabajo, las ganas y el buen humor para que todos nos volvamos a casa con el mejor regalo: un gran recuerdo de un pequeño maratón de un pequeño pueblo de Palencia, Báscones de Ojeda.

A veces lo olvidamos. Todo nuestro deporte popular no debería ser más que eso, una reunión de conocidos o amigos por conocer. Y aquí se citan alguno de los exponentes del integrismo maratoniano más sano y auténtico. La esencia del fondo no es necesaria buscarla en lugares exóticos, basta con cruzar la puerta de casa.  



Con el CiegoSabino que también consiguió su propósito en época no propicia para su estado de forma.

El maratón. La distancia. Perro viejo, número 49. Aunque sabes que la distancia es indomable, y ahí precisamente radica el secreto, en el respeto y la ilusión que provoca, haber cruzado en tantas ocasiones los 42,195 metros, en ocasiones te proporciona una extraña autoridad para acometer la empresa. Tantas hostias, tantos desfallecimientos, imprimen una especie de extraña de seguridad en esa actividad que es caminar sobre el agua.
Me gustó cómo corrí. Malas sensaciones al comienzo por no haber digerido la pasta que engullí a toda velocidad a las seis de la mañana antes de volver a enroscarme en el saco. Marchaba con Carlos, atleta de Campo de Criptana, amigo de Yonhey -que también andaba por allí, en las mismas circunstancias que el CiegoSabino- , y con objetivo similar al mío (3:10-3.15).

(Foto de Rafa "Indeciso")
Por su distinta superficie, el maratón del Boedo se divide en dos mitades: buen asfalto y pista de campo con tramos de firme irregular y algún repecho de poca entidad que parecen aumentar de porcentaje a medida que avanza la carrera, sobre todo en el tercer y último paso.
Tras pasar la media maratón en 1:36,  sin ir realmente mal, la prudencia me hizo bajar levemente el ritmo y dejar marchar a Carlos. Todavía recordaba la terrorífica segunda media a la que sobrevíví hace dos años en este mismo escenario y no sabía si mis correrías por el monte serían suficiente fondo de armario para el maratón, ya que mi entrenamiento -esta vez sí habitual-, eran rodajes de alrededor de una hora.
Cuando volví a la carretera (alrededor del km. 30),  constaté que mi ritmo no era malo, 4:30. Y así seguí. A lo mío hasta meta. Aunque al final iba fundido de verdad, mantuve los ritmos a fuerza de pundonor ya que mi correr en ningún caso era ya natural.
Recuperé tres puestos en la parte final. Séptimo con 3:13. Alrededor de setenta participantes. 
(Rafa "Indeciso")
Muy contento porque casi calqué las dos medias y esa es la mejor señal. La decisión de bajar el ritmo tras la media maratón fue un gran acierto. Me sirvió para recuperar fuerzas. Estoy seguro que de haber insistido, hubiera acabado con peor tiempoy en peores condiciones. 
Muy contento. Sé que puedo hacerlo mucho mejor y sobre todo estoy ilusionado. Me faltan entrenos de fondo y calidad en medias de asfalto para intentar correr rápido un maratón de final de año: ¿Lisboa? ¿San Sebastián?



Con Carlos, mi guía durante el maratón.


Agua helada, el mejor recuperador para los músculos.



Con Gabriel, el motor de dos maratones, Aguilar de Campoo y Boedo. Gracias de verdad a él y a todos esos vecinos de Báscones de Ojeda que nos colman de atenciones cada año. Nos vemos en 2013.


Un maratón para repetir. A veces una canción llega y se queda. Cuesta desprenderse. De esas que extrañamente repites una y otra vez y no cansan. "Rogers Park" de Justin Townes Earle. Hace unos meses se metió en mi vida. Le costó volver a su hogar, a un disco casi perfecto.

"¡¡YO SOY ESPARTACO!!"

10 comentarios:

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Tengo que acompañaros la próxima vez. Esa tortilla tiene una pintaaaa!!!

Pdta. La número 50 tendrá que ser algo especial, no?

Xocas dijo...

Al menos en lo deportivo, este verano está resultando de lo más interesante, ¿No? Me alegro.

CiegoSabino dijo...

Bien, bien. Tienes las fotos de Rafa Indeciso aquí https://plus.google.com/photos/100283225646619112725/albums/5779012791642011729?banner=pwa

Estás en una llegando a meta que parece que estás ene la salida de los 100 m.

yonhey dijo...

Desde luego es una carrera especial, un placer compartirla contigo y con la tortilla, je je.
Salu2 y a por los 50

Atalanta dijo...

Iron, te hubiera gustado. No sé, supongo que Torrejoncillo dentro de un mes. Prefiero un pueblo que una monstruo. Ya sabes que me parecen más auténticas.

Xocas, la verdad que es un gustazo recuperar el gusto por competir y sobre todo por entrenar. Ni siquiera no tener vacaciones me amarga el verano. Aprovecho los fines de semana.

Ciego, gracias, estuvo bien. No tanto, no tanto :). No sabía el tiempo que llevaba. Cuando iba llegando a las tres horas, decidí no mirar el reloj hasta meta. Sabía que el conservaba mi valioso puesto y estaba feliz. Creía que había hecho algo menos de tiempo.

Yonhey, lo mismo te digo. Nos volveremos a ver en Báscones y a no mucho tardar en alguna otra. Seguro.

Abrazote.

Miguel Mij-Mij dijo...

Pues nada ya te felicitaré personalmente por la 50 en Torrejoncillo, aunque este año sale de Portezuelo y en 300 mts. al castillo.

Manu_rincónOeste dijo...

Enhorabuena!! Menudo "tiempazo" !! Estáis que os salís !!. Yo ya estoy en modo lento de nuevo , después de unas semanas corriendo a lo LOCO

Atalanta dijo...

Miguel, allí nos vemos seguro. Cada año nos lo ponen más difícil pero lo que tiene es que a nosotros nos gusta :)

Manu, estoy contento por mi tiempo porque supe correr y el maratón es más duro de lo que parece. En diez días tenemos dos señoras jaramugadas. Miedo me das por lo que me han contado. Llegarás a Cavalls como un animalito.

Carlos J. Utrilla dijo...

Un verdadero placer compartir fin de semana y kilómetros. Creo que también habrá algún año que intentar el doblete. De las conocidas, la maratón que se organiza en una localidad más pequeña (170 habitantes más o menos). Estoy en Varsovia el domingo de Torrejoncillo, pero a la de los Artesanos llevo un par de años haciendo idea. Suerte con ese 50.

Atalanta dijo...

Bienvenido, Carlos. Salvo lesión o percance ese día los dos lo haremos fenomenal. Estoy convencido.