martes, 26 de julio de 2016

"Leningrado" en Leningrado




Al esribir sobre el ensayo de Pau Casals al inicio de la Guerra Civil,  enlazas sin querer con otro concierto famoso por más razones que las puramente estéticas. Una música compuesta específicamente para enfrentarse a los hechos que la inspiran. Me refiero a la sinfonía nº 7 de Shostakovich, "Leningrado", compuesta y estrenada durante la etapa más dura de la Segunda Guerra Mundial para la Unión Soviética, entonces guerra de signo completamente adverso y destino incierto para los compatriotas del autor. La música pretende inspirar y cantar a la resistencia de las rusias.

Se llegó a interpretar durante el cerco de Leningrado, uno de los más terribles de la historia, retransmitiéndose por radio en claro desafío al ejército nazi, mientras se bombardeaba la ciudad .

A fe mía, que el resultado perseguido se consigue con creces. Una de esas músicas que se interioriza rápidamente y se recuerda cuando se decide o se la requiere. Aquí parte del primer movimiento, ese crescendo que a imagen de yunque o martillo, resiste y golpea, resite y golpea, como el sufrido y rocoso pueblo ruso ha demostrado varias veces a lo largo de su historia, sea contra el invasor o contra sus propios gobernantes.