miércoles, 3 de diciembre de 2008

Maratón de Florencia


3.13. Contento porque tal y como llegaba no me esperaba ese tiempo ni de coña. Teniendo en cuenta mis problemas con gemelos e "isquios" mi objetivo era terminar. Desde la Media de Penamacor, en tres semanas sólo había trotado dos días, uno siete y otro tres kilómetros. ¿Cuánto tiempo se tarda en perder la forma? Visto lo visto y lo ideal del circuito y temperatura para hacer marca, me da pena no haber llegado en forma y en condiciones para bajar de las 3 horas.

Por la mañana frío y agua. Por momentos me recordó a Sevilla hace tres años donde nos hicimos la maratón entera en medio de una lluvia torrencial (¡hacía seis meses que no llovía!). Se sale de una plaza preciosa en lo alto de Florencia donde hay una copia del David de Miguel Ángel y desde donde se disfruta de unas vistas de la ciudad tremendas.


Yo ni caliento ni nada. A medida que llega la gente, nos vamos apretujando y a causa de que la lluvia arrecia se agradece el calor humano. No estoy muy animado. Entre el frío que tengo y que me da que no voy a poder acabar, me rondan los pensamientos negativos y oigo a mi madre: "¡¿Quién te mandará?!". Parecemos soldados de rosa apretujados en líneas antes de la batalla.


Ni fu, ni fa. A intentar cumplir el trámite
El Ciego Sabino sí estaba más animao. "¡¡PENITENCIACHITE!!"

Dan la salida y los cuatro primero kilómetros los hago a paso de burra para ver que tal va la pierna. No me duele. Deja de llover y aprieto. Hey, me voy animando cuando en el 8 me empieza a doler el gemelo. Leche, lo esperado. Hay que llegar al 30 como sea y a partir de ahí, ya no hay rendición. Vuelvo a aflojar un par de kilómetros pero parece que el dolor se acentúa cuando corro más lento así que vuelvo a batir rápido, a intentar flotar. En la media adelanto a la liebre de 3:15 y empiezo a buscar al Ciego que tiene intención de batir su marca de 3:15 de Donostia. Sigo adelantando gente y no veo a mi compañero. Me parece que ya estoy demasiado adelante y me convenzo de que éste se ha tenido que parar a hacer aguas mayores. Sin embargo, cuando paso por el centro, en el km. 28 y me encuentro con Carlos entre el público, me grita que va delante de mí. ¡Qué máquina! Me alegro mucho, le tiro la cámara y aprieto a ver si lo pillo.Carlos no participó por una bobada de problema con el certificado médico pero ahora, después de ver el ambiente, sí que está enganchado a la secta sin remedio. Su primer maratón no pasa de este año, seguro.
El gemelo me duele pero es soportable, es como una sobrecarga tremenda. Echo mano al Ciego en el 32 y lo veo bastante mal. Ya me relata que se ha roto el sóleo. Una pena porque lo ha tenido ahí. Para la próxima. Mi primera intención es ir hasta meta en su compañia pero el dolor se acentúa si ralentizo la marcha así que tiro para adelante aunque ahora me duelen horrores las piernas y casi no tengo fuerza para levantar los cuadriceps. Pero no son dolores malos, eso es normal por la falta de entrenamiento. Hasta meta sigo concentrado manteniendo el ritmo. Al final 3:13.
Maratón muy recomendable porque el recorrido aparte de espectacular es muy asequible.

Tras esta aventura he llegado a la conclusión de que después de tantos maratones, quizá tengo el cuerpo hecho, curtido a la distancia y a pesar de llevar tres semanas parado he conseguido entrar con un buen tiempo, aunque os podéis imaginar las agujetas que tengo en todo el cuerpo. Sin embargo, a pesar de ser perro viejo en estos menesteres, sigo enganchado. El paso por el centro de la ciudad, en medio de un decorado tan abrumador, entre los gritos del público te emociona hasta las lágrimas y en la llegada el subidón es de órdago. Supongo que ayuda el hecho de no saber, cuando comienzas, si vas a acabar.
Carece de interés excepto para el protagonista pero ahí pongo unos vídeos de entrada en meta. Nunca había visto este sistema en un maratón pero es gracioso. Un montón de tomas. Por si alguno le interesa yo soy el colgao con gorra y zamarra naranja que se da golpes en la cabeza, celebración tomada de los Clippers de hace años que practicamos los jaramugos más jumentos.
Bueno a ver si en la próxima que puede ser Sevilla en Febrero, sí llego en condiciones de enfrentarme al reto y ser un sub3. Desde luego, estoy convencido y con intención... agárrense... de medio cumplir un plan.



Ya prepararé alguna entrada más sobre Florencia, una dama muy hermosa.

"¡¡YO SOY ESPARTACO!!"

11 comentarios:

Si te lo tengo que explicar... dijo...

¡Hombreeee, por fín la crónica! Estás flojo tío, ésto ni es ladrillo ni es ná! Enhorabuena por otro más. Una lástima lo de Carlos y una pena lo del Ciego, que se le ve flaco y seguro que había bajado su marca. Lo de los vídeos es gracioso. Un abrazo!

Furacán dijo...

Enhorabuena! pues si que debe ser que estas curtido porque ese tiempo en un maratón así casi sin entrenar como que no es normal. Otra jaramugada más!

davidiego dijo...

Con semejante crónica dan ganas de estrenarse en ese precioso baptisterio!
3h13' sin entrenar, a ver si se me pega algo jaramugueril porque me ha gustado eso de "duele si voy lento, así que" arreo...
Enhorabuena.

ATALANTA dijo...

Gracias, Iron. El ladrillo va por partes. Primero el deportivo que es el más trillao. Ya vendrá la segunda parte, ya.

Hola, Furacán. Si fuera otro maratón más pequeño estaría por asegurar que estaba mal medido. Yo he sido el primer sorprendido. Cierto es que hace un mes andaba como nunca pero pensé que la forma se habría esfumado. De todas formas me jode bastante haber llegado lesionado sin poder enfrentarme al reto de las 3 horas.

David, ya me había dicho Ironmanu que nunca has hecho un maratón. Me parece curioso.Ese tiempo te lo pules tú sin desepeinarte. Lo de que me dolía más (gemelo y rodilla) si iba despacio es rigurosamente cierto. Como iba bien de caja, palante. En el foro ha puesto Johnny que se va a Edimburgo....tentación.

Miguel dijo...

Tal y como has corrido, en Sevilla tienes al alcance bajar de las 3h. ¡A recuperarse y a por la siguiente!
Enhorabuena también para Salvatore el Dulcinista. La primera vez que estuve en CR en Carnavales, le vi recitando un romance de ciego en un bar cerca de la plaza. Me gustó mucho.
Gracias por el comentario en Las Weas del Taxero, en ese solar seguro que hay más cosas pero no he tenido tiempo de volver con calma y sin series de por medio.
Nos vemos!

Ramón Doval dijo...

¡Pero si dijiste hace nada que no ibas a ir! Serás maquinón mosqueador...
Enhorabuena por el ¿32?

ATALANTA dijo...

Ya veremos, Miguel, ya veremos. Yo estoy convencido. Nunca lo he tenido tan cerca. Si me respetan las lesiones... me imagino pasando en meta con 2:56...qué subidón.
Aquella actuación del Ciego fue memorable. Me dejó sorprendido hasta mí. Debería repetirla de vez en cuando.

Que no, Ramón, yo ir, siempre voy. Si al final esto de las carreras es una excusa para hacer turismo. Y si salgo, es difícil que no llegue a meta; en qué condiciones es otro tema.Gracias, Krakauer.

CiegoSabino dijo...

AYyyyy, el Pregón. ¡Qué risas madrita!.

Lo acabo de leer ahora mismo, porque lo tengo metido en la cartera de ir a currrar.

David dijo...

Pues sí me ha interesado tu visión de Bruce.

"Thunder Road", qué pedazo de canción, para mi es un himno.

CiegoSabino dijo...

Espartaco, jjaja, te he chorizao las fotos.

Nico dijo...

Muy buen tiempo....... Un abrazo. nico