miércoles, 4 de noviembre de 2009

Lucha de clases



Después de mucho reflexionar he pensado que es tiempo de asumir responsabilidades, de dar un paso al frente, las constantes presiones de la patronal a nuestro gobierno, la precariedad laboral, las amenazas del capital, abiertas o encubiertas, me han hecho afiliarme a los treinta y nueve años a la UGT.

Siempre he pensado y en los últimos años más por razones de proximidad en el trabajo, que partidos o sindicatos, sindicatos o partidos no son más que organizaciones de poder, monstruos cuyo único fin es alimentarse y regurgitar para mantener sus capacidades de decisión, sus cuotas de poder, sus medios de vida, sus cargos.

Partiendo de la base del respeto a las personas que históricamente llegaron a sacrificar sus vidas por la dignidad en el trabajo, tiendo a pensar que últimamente, con honrosas excepciones, se ha extendido una red de "liberados sindicales" que en su mayoría aprovechan sus abusivos créditos de horas libres para no dar palo al agua.


Hombre, yo simpatizaba mas con la CNT, que todavía existe, pero si lo piensas bien es cierto que es difícil predicar el anarquismo y pertenecer a entes con una férrea disciplina, igual que me parecía como poco sorprendente la existencia de ministros anarquistas en algún gobierno republicano. En general soy un tío de izquierdas pero probablemente si me escuchas, te sorprenderá porque estoy continuamente criticando a los míos. Ya me lo decía el Ciego cuando me propusieron ingresar en Izquierda Unida, a ti te iban a echar del partido la primera semana. Yo, sin embargo, soy de la opinión de que no hay nada más sano que la crítica y la falta de contemporización. Quizá, como en la vida, soy bastante ecléctico; me gusta la definición que hacía de si mismo Indro Montanelli, "anarquista de derechas".

Todas esas reticencias y obstáculos han sido derrumbados por la consciencia de un deber que siento con la sociedad.

P.S: Se me olvidaba, el hecho de tener que pagar 40 euros menos al mes por la Academia donde preparo las oposiciones también ha influído en cierta medida.

Como decía Groucho: "Éstos son mis principios, si no le gustan tengo otros"

15 comentarios:

Isadora dijo...

La postdata me ha revelado ampliamente los principales motivos de la adhesión.

Yo también hice algo parecido en una ocasión.

Los sindicatos (como casi todo ya en esta vida) también están corrompidos por el dinero, el poder y los intereses.

Puagggggg!

yo quiero ser un liberado sindical dijo...

lo confieso,
yo he hecho lo mismo, pero nada de un sindicato vertical donde pueda entrar cualquiera, el mío es horizontal, somos todos iguales, pero distintos a los otros.
subscribo toda tu entrada, anda el mundoblog revolucionado últimamente.

akela-mae dijo...

Me ha gustado tu artículo, soy bastante parecida a tí -salvo que no estoy afiliada a UGT jejeje- pero soy de izquerdas y bastante critica con los míos, creo que eso es bueno y que enriquece y sobre todo que tengo mis ideas pero no me "caso" con nadie por intereses.

Te puedo decir que Chema está en política, que no tolera la mentira, dice en alto lo que piensa, es de los que cree y además ejerce este aspecto de su vida al servicio de los demás con trabajo y honestidad y si hace falta poner colorado a más de uno lo hace esté en a su lado o en el bando contrario y ....sigue ejerciendo -y no cobra por elllo-, no le han echado, es más, le tienen en buena estima. ¡¡no todos los políticos son iguales!!

Todas las cosas, si estamos en el lado honrado y honesto son beneficiosas y si crees que ahora esto te puede venir bien pues adelante.

Besicos.

Mildolores dijo...

Yo tengo otros principios, pero si no te gustan me adapto a los tuyos.

Paso de sindicatos.

Ana A. dijo...

Jajajajajaja ... había algo que no me cuadraba en tu reflexión ... hasta que llegué al final.

Yo hice algo peor con mis principios político-sindicales ... pero eso, ye otra historia :D

Besos besos.

Phaeton dijo...

¿La UGT...? ¿La que brinda su cariño a ZPerr? Buff, si al menos fuera CCOO.

Michel dijo...

Yo hablo por mi trabajo.
Sindicalista es igual a vividor, los que menos hacen y más reconocidos están, baremo, pasta, etc....
Estamos todos afiliados a algún sindicato, pero simplemente por tener un abogado en caso de problemas, que solemos tener bastante a menudo.
Como verás mi opinión de los sindicalistas no es muy buena, repito que solo hablo por mi trabajo, los demás no los conozco.
Muy bueno Groucho, creo que también en su tumba esta la genial frase de:
"PERDONE QUE NO ME LEVANTE"
Lo dicho, un genio.

Anónimo dijo...

Vale que te apuntes a UGT para aprovechar sus cursos... pero decir que así luchas contra la empresa y el capita... vamos hombre... si son los mas amodorrado y pesebrero del panorama sindical español...

Te lo dice un sindicalista de derechas...

Txero dijo...

Pues yo soy un nazi declarado desde los 14 años. La lucha social me la trae al pairo, bastante tengo yo ya con luchar para mi mismo. Me repugnan los que tratan de salvar a la clase obrera y tienen un sueldo para hacerlo. El dinero mueve el mundo, pese a quien pese. Dios existe y es grande y poderoso, por que de vez en cuando se lleva algún hijo que no conce a su ascendiente paterno al otro barrio. Y yo además me alegro de ello, que en la lengua debe ser el único sitio de mi cuerpo que no tengo pelos.
He dicho.
Por cierto, en un pais con nosecuantos miles de parados la patronal no debería atizar al gobierno si no los chufleteros de los sindicatos. Vamos digo yo. ¿O va resultar ahora que estos nuevos síndicos son unos nazis también? Nazis que sois unos nazis que "no hacis ná".

Atalanta dijo...

Amén, Isadora.

Doctor, si eres tú el que ha tenido la culpa...

Mira, Akela, sólo te conozco del blog, pero si una mujer tan maja como tú está con Chema, seguro que el tío merece la pena en todo lo que hace, de política y lo demás.

Mildo, es que es una gran frase. Si yo también paso...

Ana, el trabajo me convirtió en un escéptico.

Phaeton, que no lo suyo era la CNT pero estos están un poco fuera de la onda del poder.

Michel, me imagino que en colectivos como el tuyo es donde más se aprecia lo que contaba. Bah, Groucho, genial.

Dagal anónimo, hombre siempre se dice que la ironía no se aprecia por escrito pero coño, creí que aquí era cristalina. No digo más. Vuélvetelo a leer. Si es que hay que darlo todo bien "migao".

Txero, hijo mío, ahí queda tu reflexión. Después de nuestro último roce bloguero has vuelto con fuerza. Creo que la última discusión política que tuve fue contigo antes de la Guerra de Irak. Oye, tú acógeme el finde en Pucela. Mañana te lo confirmo.

Ay madre, terrenos pantanosos, es que ni de broma. La próxima de fútbol y rematamos.

plato53 dijo...

La frase de Groucho me encanta. Una auténtica declaración de principios contra el fanatismo, la intolerancia, el dogmatismo y la intransigencia y, además, llena de humor.
Nos vemos en casa de Txero.

Furacán dijo...

No voy hablar mal de los sin-di-ca(r)tos porque me deben 6 títulos de cursos que aún no me han llegado (240 euros= 0,3 puntos en la fase de concurso de la oposición)
Que buen negocio se han montado. Viva el mal, viva el capital.



*cartos en gallego = dinero.

el chulo dijo...

yo me hice socio del aleti el año que bajo a segunda.
con eso te digo todo, chulo.

kela dijo...

ay!!, me has tocao la fibra!!!; sí yo te contara la cantidad de problemas que los sindicatos me están dando en mi curro!!!!!!.....Menuda red de espionaje tienen montada. Leé la prensa, leé....

Y eso de que en plena huelga general tenga que ir la cocinera a preparar el refrigerio de la posterior reunión??????.....

Cuánto idealismo. Todo muuuuuu rebonito. Eso sí: ahora que se acerca el momento, igual hago lo que tú. (ahora que naadie nos oye, chssss!)

Atalanta dijo...

Plato, totalmente de acuerdo. Perfecta.

Furi, si al final todos sabemos que hay algo mal, pero ahí sigue.

Chulo, tú sí eres un tío con principios. Espero que ese Atleti os dé por fin una alegría el fin de semana.

Kela, en pocas ocasiones hay tanta diferencia entre el predicar y el obrar.

¡¡Para el anónimo!! Ahora ya sé que eres Elías. Si lo hubiera sabido antes, también me hubiera dado cuenta que tú también eras irónico.. je, je. Un saludo.