lunes, 30 de noviembre de 2009

Desmontando a Virginia

El sábado estuve en Madrid en las últimas jornadas técnicas presenciales sobre triatlón

Parece ser que nunca una convocatoria de este tipo había tenido tanto éxito. La sala se nos quedó pequeña para las más de doscientas personas que allí nos reunimos. Por si no lo sabíais, este deporte no para de crecer.





Por la mañana se habló sobre el entrenamiento de cadetes y junior.

Por la tarde cinco horas de larga distancia y porque ya había que cerrar el INEF, si no todavía estamos allí. Como sé que a los deportistas que pasáis por aquí, ese mundo os interesa más, ahí os dejo unos cuantos apuntes.

José Luis Cano comenzó charlando sobre los cambios de la larga distancia en los últimos años. Con Alix pasaron revista a la evolución desde la etapa heroica hasta la actual, que en función del prisma con que se enfoque, pueda ser mucha o poca. Al fin y al cabo, la esencia es o debería ser la misma. Aparte de la fachada, lo que sí ha cambiado radicalmente es la forma de entrenar. En tiempos, los pioneros no tenían muchos conocimientos; al final optaban por entrenar sin medida , darse las palizas más bestias que podían y punto.
José Luis es un animal que mantiene su ilusión intacta para una preparación tan exigente y prolongada como la del ironman, últimamente embarcado en conseguir bajar de las 8:30 horas, casi nada.

Después Álvaro Velázquez expuso una ponencia enfocada a los beneficios de la aerodinámica la mar de interesante y con la que los más “freakies” del material debieron alucinar. Trataba de demostrar como la adopción de determinadas alternativas o soluciones, implica la mejora en el rendimiento, todo ello traducido en tiempo, siempre cuantificado, valiéndose del medidor de potencia. Como contrapunto, allí ejercía de “tocapelotas” el entrañable y grande Alix.

Pero sin duda lo que más me gustó del día fue la exposición que llevaron a caboVirginia Berasategui y su entrenador Ciro. Sin duda un lujo poder asistir a lo que en realidad fue una conversación entre dos amigos, entre buena gente sobre como planificaron y ejecutaron una temporada gloriosa en la que Virginia se convirtió en la mejor triatleta de larga distancia del mundo si exceptuamos a la extraterrestre Wellintong.

Volúmenes e intensidades con las que trabajaba para afrontar las citas de la temporada, unas claves y otras menos importantes que sirven de medio para llegar en el momento idóneo a la cita clave de la temporada, Hawai. Cual triplete del Barça, se antoja casi imposible volver a repetir una temporada como la de 2009, donde ganó ocho de nueve carreras.

Como resumen, algo en lo que se insiste continuamente es que el entrenamiento no es ciencia exacta, que entre nuestros cuerpos y nuestras capacidades digamos, anímicas, hay muchas diferencias a tratar de distinta forma.

Curiosidades varias:

Virginia hace gimnasio durante todo el año, le sienta bien. Álvaro no toca las pesas, en 2008 cogió tres kilos más y estuvo todo el año intentando perderlos.

Curiosidades sobre material, algunas no publicables en internet.
Nadó poco. Me parecieron cifras pequeñas para un profesional. Este año en Hawai, calcó la natación de 2008. Esto es algo que quieren mejorar en 2010.

La élite prueba de todo, incluidas técnicas de control mental que con nuestra protagonista no funcionaban. No las necesita, para eso es del mismo Bilbao.

No sólo los mortales tenemos problemas estomacales. Diarreas en Hawai. Ya le había pasado en otra ocasión en la isla pero este año hasta tres veces. Lo increíble es que Virginia, en carrera, sigue con su ritmo además de comiendo y bebiendo para prevenir la deshidratación.

Cómo superar esas “malas temporadas” que las chicas pasan cada mes cuando te toca competir y que no es más que aquí estamos, no queda otra que intentar hacerlo lo mejor posible.

Suplementos: batidos de proteína para evitar un desgaste excesivo del músculo después de entrenamientos tan duros.

Varias veces a lo largo de la temporada, después de algún objetivo, existen períodos de descanso en los que desconecta. Ella insistía en que le gusta hacer cosas normales, como ir de cañas con los amigos o ver un concierto. Tengo la suerte de conocer un élite, Clemente y desde luego es un tipo con mil inquietudes aparte del triatlón.

¿Sabéis lo que al final me sorprende? Pues que una persona que realiza un deporte tan exigente y agresivo luzca tan guapa y lozana.
Supongo que casi todos los triatletas que pasen por aquí conocerán su página pero por si acaso:
www.3vir.com

Hoy voy a poner una canción de un grupo que le gusta a Virginia, los escoceses Franz Ferdinand. Siempre me han dado la impresión de ser un grupo perfecto en el sentido de que desde que debutaron con el disco homónimo, aquello sonaba tan bien, era tan bueno que jamás lo podrías intuir como primerizo. Chicos listos que saben qué tecla hay que tocar, qué imagen proyectar. En directo suenan perfectos, de lo mejor de mi ultimo Benicassim. Sin embargo, ¿Por qué nunca se asomarán a ser uno de mis grupos favoritos? Al final no les veo el trasfondo. A ver si con el tercer disco que dicen tan bueno, cambio de opinión. Ale, disfrutad, de “Take me out”, ya todo un clásico.

8 comentarios:

Popi dijo...

Cuanto vas cobrar por preparar los entrenos?? Pa' irme haciendo un idea...

Atalanta dijo...

Madre mía, Popi, cuanto más aprendes, mas cuenta te das de que no tienes ni puta idea de nada. Yo ahora te pago para entrenarte:)Your opinion about F.F.,please?

Popi dijo...

Llegaron primero y convencieron a muchos... a mi no. Soy más de los Monos Árticos y Mäximo Park. Pero (como Vetusta Morla) en directo son tremendos. Mileidi los disfrutó en nuestro último FIB cosa mala!

Dani dijo...

Cagüen, no pude ir...

Michel dijo...

Tienes la agenda más apretada que Obama. Libras algún fin de semana??

Oye, que Ciego se va al Maratón de Lisboa, por supuesto que le acompañarás, no??

Otra jaramugada más!!!!!!!!!!!!!!

En el puente hay más españoles que portugueses.
Como dijo una vez en el foro, se pueden ver pintadas que dicen:
Turistas a nova sifilis!!
A pesar de todo, Lisboa es maravillosa.

Xocas dijo...

Gracias por contarlo, la verdad es que me hubiese encantado poder asistir a la charla. Imagino que habría cantidad de preguntas, ¿no?

Ramón Doval dijo...

Interesante, pero creo que, a pesar de ser un novato más, me gustaba esto mucho más cuando era una aventura algo desconocida y romántica. Creo que me ha desencantado eso de tener que ser muy rápido frente al ordenador para encontrar plaza en un IM, junto con otros 3000.

Atalanta dijo...

Dani, sí pensé que quizá encontrara a alguien del mundo internético.

Michel, ahora ya toca enclaustramiento. A Lisboa no voy. A ver si empiezo a coger la forma y preparar las citas importantes con ganas. Lisboa es LA CIUDAD.

Xocas, te hubiera encantado. Para cualquiera que ame este deporte presenciar una charla de este tipo es una veradera gozada.

Ramón, al cien por cien de acuerdo contigo. Muchas de estas cosas a mí directamente me echan para atrás. Tengo clarísimo que voy a ir a por las pruebas pequeñas. Tal vez es algo que nos une a los que amamos la soledad de las montañas. Si va bien la temporada ya te contaré lo que será el Jumentoman en Septiembre.