jueves, 21 de octubre de 2010

La carrera perfecta

Tanto en una carrera como en la vida hay momentos, pocos, durante los que parece que todo es perfecto, que todo encaja. Has entrenado, te has preparado y justo durante esos instantes, te sientes invencible, te conviertes en un atleta que vuela sobre el asfalto, que a pesar de marchar sufriendo durante una larga escalada, necesitas de ese sensación quimérica de controlar los límites y das la bienvenida a cada esquirla de dolor, a cada jadeo porque sabes que es justo el momento que buscabas. Te sientes plenamente concentrado y lleno de fuerza. Aunque el desfallecimiento te esté esperando a la vuelta de la esquina, ahora crees que nada sería capaz de rendirte y podrías seguir corriendo o subiendo este puerto hasta el fin, hasta que te consumieras, hasta que tu corazón dejara de latir. Entonces nada importa.

Las últimas ocasiones en que me he sentido así fue durante los últimos kilómetros de la Ultramaratona Atlántica y en algunas ascensiones del Tor des Géants. Seguiré buscando la carrera perfecta.

Krakauer, escribiendo sobre la escalada en hielo... aplicable a ¿todo?.

"Al poco tiempo estás tan absorto en lo que haces que ya no notas los nudillos en carne viva, los calambres en los muslos, la tensión que produce la concentración ininterrumpida. Un estado parecido al trance gobierna tus esfuerzos y la escalada se convierte en una especie de sueño clarividente. Las horas transcurren como si fueran minutos. La confusa carga que comporta la vida cotidiana -los descuidos y olvidos, las facturas sin pagar, las oportunidades perdidas, el polvo debajo del sofá, la inexorable dependendencia de los genes-, queda olvidada temporalmente borrada de tus pensamientos por la arrolladora claridad de la meta y la seriedad de la tarea en curso.En tales momentos te invade algo que se asemeja a la felicidad, pero no es un sentimiento en el que puedas confiar. Lo que mantiene la obsesión de la empresa en la escalada en solitario es la confianza absoluta en uno mismo, lo que representa ninguna garantía desde el punto de vista de una mayor adherencia del terreno."




Lou Reed, aunque no se le reconozca como a otros, para mí es uno de los mejores letristas del rock. Un hermoso clásico, "Perfect Day": "Haces que me olvide de mí mismo/.../Pensé que era otra persona, alguien bueno/.../Cosecharás lo que siembres".

Just a perfect day
Drink sangria in the park
Then later, when it gets dark, we go home
Just a perfect day
Feed animals in the zoo
Then later a movie too, and then home

Oh it's such a perfect day
I'm glad I spent it with you
Oh such a perfect day
You just keep me hanging on
You just keep me hanging on

Just a perfect day
Problems all left alone
Weekenders on our own, it's such fun
Just a perfect day
You made me forget myself
I thought I was someone else, someone good

Oh it's such a perfect day
I'm glad I spent it with you
Such a perfect day
You just keep me hanging on
You just keep me hanging on

You're going to reap just what you sow...

22 comentarios:

El crusti dijo...

Menudo susto me habías dado!!! Creía que con este título te referías a estas carreras que organizan en Madrid supermasificadas, que te cobran 15 euros por los cuales te dan una camiseta que no es de tu talla y un botellín (si llegas de los primeros, si llegas más tarde los primeros se han llevado 10 botellines por cabeza y ya se han acabado)
Las sensaciones son las mismas en cualquier carrera, aunque sea una milla. Cierto es que en las largas distancias hay más tiempo para que pasen mayor número de pensamientos (sobre todo negativos, por eso resaltamos fácilmente los momentos eufóricos). Estaría bien un estudio centífico acerca de esta conexión físico-mente en situaciones más o menos "extremas".
Estoy contigo en el comentario de Lou Reed; aunque el guitarreo de Heroine o Rock'n'roll animal me subyugan más cuando van acompañados de buenas letras como las suyas.
Una abrazo

Santi

Michel dijo...

¿Estás seguro que existe la Carrera Perfecta?.
Yo no la he encontrado, cada uno tendrá algún día su carrera perfecta, dentro de su nivel es posible que un día al llegar a meta cada persona encuentre esa carrera perfecta.
Para mí de momento las carreras son perfectas en el momento que cruzo la línea de meta, luego hay días mejores y peores, pero el reto es terminar sea como sea, sobre todo en las medias y en las maratones.
Quizás eso sea lo bonito de este deporte, que siempre buscas la carrera perfecta y como te digo a mi de momento no me ha llegado.

Un abrazo.

edecast dijo...

Eso es, todos buscamos esa "carrera perfecta", esa que sientas lo que describes.
Me ha hecho gracia el título del post porque en su día colgué otro igual con el mismo título
http://edecast.blogspot.com/2007/05/la-carrera-perfecta.html
Visto desde la perspectiva fue "perfecta" en lo referente a lo que comentas

Nacho Cembellín dijo...

Es curioso que al igual q el mendrugo de arriba, fue en Lisboa donde hice mi mejor carrera. Mismo tiempo o similar al suyo.

De cualquier forma, algunos siempre buscamos hacer algo redondo, perfecto y porqué no, diferente. Cuestión de caracter imagino.

edecast dijo...

El mendrugo de arriba está ahora arriba de este comentario...

Paco dijo...

Os envidio a los que aspiráis a encontraros con la carrera perfecta. Me puedo imaginar esas sensaciones porque también he competido muchas veces (jugué al fútbol, llegué a 3ª división, hasta los 36 años). Otra vez, ¡ánimos y a por ella! PD: Reed sí que encontró su canción perfecta.

CiegoSabino dijo...

A veces la carrera perfecta no es ni en la que mjor has entrenado, ni en la que mejor has corrido, ni en la que mejor has sufrido, ni en la que mejor te has sentido, ni, por supuesto, en la que mejor has rendido.

A veces, no te das cuenta de que es la carrera perfecta hasta que no has acabado, en la que por las circunstancias que sean, internas o externas has acabado realmente muy, pero que muy satisfecho.

Y la mía, así a bote pronto, creo que fue la Maratón de Sevilla del infierno, la del 2005, y como en tantas otras, parte de "culpa" de que fuera la carrer perfecta es tuya.

CiegoSabino dijo...

Oye, ¿eso que está escalando ese tío es un pino congelado?

Andri Alba dijo...

Hola, ATLANTA. Tu blog está muy lindo. Vine por aquí a través del blog de la Polla en Verso. Me llamó la atención tu nombre y quise venir a ver.

Me quedo a seguir. Vendré de vez en cuando. Veo que publicas cosas en inglés. Eso me gusta.


Te dejo un beso y un cordial saludo,

Andri

mayayo dijo...

Gran foto. Y sí, quizá en pocas cosas ese "fluir" magico es tan intenso como trepando por el hielo.

Quizá ese momento perfecto es el que todos buscamos, aún mas en los ultras.
A veces soy consciente en el mismo momento que lo vivo ; otras, solo lo identifico al mirar atrás.

Pero siempre que lo reconozco, siento que, por un momento...fui feliz.

JAUME TERES Y XESC TERES dijo...

Desde luego que existe la carrera perfecta, igual que la felicidad, solo existe en pequeñas dosis , solo hay que saberlas saborear en el momento justo y nosotros pudimos vivir ,, algun que otro sorbo , Dios , que pose que me dejo en la boca , va ser difícil encontrar nuevos manantiales.

Por cierot a mi vuleta de Nepal la semana pasada corri dos días me metí una vía increible, 2h30' subiendo y hoy , increible 1h34' en la media maratón del Mediterrani , vaya regalo, conclusión el volumen y la altura te ponen bien o al menos eso creo.

Un abrazo, que felizes fuimos siendo Zombies Runners.

Jaume

Mildolores dijo...

¿Y que sugeriría yo a este megacrack del ultrafondo como carrera perfecta?
Creo que solo te fata el Maratón de las Arenas.

Popi dijo...

¡Quién pudiera volver a tener esas sensaciones!

Caxaira dijo...

Es leer esta entrada y entran ganas de salir corriendo picha jajaja, todos dariamos algo por sentir esas sensaciones en muchas,verdad?
Que bien,que sean muchas así.
Saludos

Atalanta dijo...

Santi, ya sabes que yo soy de carreras más pequeñas. Si es de cuatro chalados, mejor todavía. En larga distancia se pasa por etapas muy distintas, a veces estás completamente derrotado y milagrosamente resucitas. A veces, las menos, todo marcha bien, justo como habías soñado.

Michel, puede que lo bonito de esta deporte es que siempre marcharás detrás de esa carrera perfecta.

Atalanta dijo...

Enrique, Lisboa. Lo he corrido tres veces y seguro que vuelvo. Siempre tuve grandes sensaciones en esa carrera. Tú eres una máquina.

Nacho, otro que tal baila, tiempazo. Yo estaba bastante más atrás. Si no recuerdo mal, ese día hasta te ganaste unos euracos de premio.

Paco, me parece que todos andamos en la misma tarea. No dudo que tú también la buscas.

CiegoSabino, me gusta la foto del final de carrera. Después de pasar más de tres horas de agua y frío, llegamos jodidos pero contentos. Ahí te convertiste en una maratoniano de verdad. Yo aspiro a esas sensaciones de ir casi al límite y sin embargo sentirte fuerte y rápido. La foto es verdaderamente alucinante. O un pino una casacada.

Hola, Andri, siempre serás bienvenido. Éste blog es un poco extraño, no sé muy bien de qué va :)

Mayayo, buen apunte el de que el recuerdo es el que te dice cuál fue la mejor carrera. No veas cómo me gusta recordar algunos pasajes de Tor. Si has escalado en hielo, tiene que ser adrenalina pura. Lo de la foto es increíble.

Jaume, ja, ja me gusta eso de los "Zombie Runners". Pasamos grandes penalidades y momentos inolvidables. Pequeñas dosis, efectivamente, que nos hacen volver a repetir, volver a intentarlo. Después de estar parado un mes, cuando he vuelto a los entrenos, me he encontrado muy bien. Tengo media esta semana, a ver qué tal. Los Terés estáis hechos de otra pasta. Un abrazo.

Mildo, ya quisiera ser yo un crack. Un sufridor de la clase media :). Es indudable que "Arenas" caerá antes o después. Once in life. Por referencias directas de participantes, creo que ya he hecho carreras más duras pero el desierto me tira mucho desde chico y el curriculum tiene que estar una de las más famosas. Lo que tira para atrás es el precio.

Popi, volverás, no lo dudes, estás en el camino. Ya sé que es fácil decirlo pero, paciencia.

Caxaira, pues a correr, ja, ja. Si al final, para la mayoría somos una banda de chalaos buscando un "no se qué"... con lo a gusto que se está en el sofá.

Atalanta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Atalanta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Atalanta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Atalanta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Atalanta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Atalanta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.