miércoles, 14 de septiembre de 2011

Angliru, bienvenidos al infierno





Otra muesca en la culata. Una que buscaba hace bastante tiempo pero que aún no se había terciado. Estuve a los pies del Angliru en Junio, el día después de la Travesera,  pero por razones que no vienen al caso de muy ajena índole, el intento se frustró. Ahora me alegro, porque tal y como tenía yo el cuerpo ese día, jamás lo hubiera conseguido. 

Lo conocía porque lo había subido algo así como hace diez años en una de las primeras ediciones de la ascensión a pie.  Entonces me pareció muy duro pero lo conseguí subir completo corriendo, metiéndome bastante adelante.

Subí el sábado por la tarde tras llegar directamente con el coche, bocata "bacon queso" y café, y sin pensarlo mucho ni darle muchas vueltas, me agarré fuerte a Suzanne y para arriba. Ya sabéis lo que decía Burning: "Es decisión".

La primera parte, la que parece un "puerto normal" me pareció más dura de lo que recordaba. Las pendientes medias alrededor del 9 % son un buen entrante pero vas tan asustado por lo que te espera que casi no les prestas atención. Sólo vas concentrado en ir suave y fluido.


Recordaba de mi ascensión a pie una gran pintada en el asfalto, en la zona de Via Pará, en el descanso que hay antes de lo bueno,  donde se leía "Bienvenidos al infierno". El sábado no estaba pero del canguelo que llevaba, fui capaz de leer donde no había letras. 


Supongo que a todos los que han subido en bici les ha pasado. LLevas seis kilómetros y te dices que ya no falta tanto. "Cabañes" te despierta del sueño. Es cuando eres consciente de lo que te espera. Rampas por encima del veinte por ciento. ¿En qué se traducen esos números en la práctica? En mi caso en que  inmediatamente pongo mi tercer plato -el único triatleta con esta anomlía- y el piñón de 27 que llevo expresamente para este día. Iba a venir con 25 pero Phaeton me convenció de cargar algo más. Agradecido. Creo que sin esos dos dientes no lo hubiera conseguido.

¿Veis la pulcra tortilla? El secreto del éxito.

Trato de no alterarme y tomármemo con calma pero aún no pudiendo ir más despacio, sólo puedo arrastrar la bici montaña arriba en un absurdo e inoperante ritmo de supervivencia. Me pongo de pie, me siento. Al hacerlo, cuando agarro con fuerza el manillar, noto que la rueda delantera se me despega del asfalto por la inclinación.Adelanto a un grupo que andando va un poco más lentos que yo. Ese primer tramo ya me avisa de lo que me espera.

Después de este primer mensaje alto y claro de la montaña, me adentré en la niebla a través de unas pendientes más suaves con un porcentaje medio de alrededor del doce por ciento. Duelen pero no matan y los metros -hablar de kilómetros parece excesivo, dado lo despacio que se descuentan-, van pasando. Cuando quedan poco más de tres kilómetros te dices que no va a ser para tanto, que lo vas a conseguir, que sólo hay que sufrir un poco más. Ay, amigo.

Aquí es cuando viene el menú principal. Picones, Cobayos y sobre todo Cabres. Sólo tiro de fuerza. La verdad es que me da que este entreno no sirva para gran cosa. Respirando como una locomotora, cayéndome chorros de sudor del casco y con el corazón desbocado.De lo mejor que tiene subir el Angliru es que con cualquiera que te cruces a esas alturas, a pie o en coche, siempre te anima.

Cabres es capítulo aparte. La recordaba de la carrera a pie. Aquel día también había niebla y no se veía el final. Es muuuuy larga. Nunca había hecho "eses" subiendo un puerto. Aquí, al final, practiqué una especie de "slalom"  que no sé si me sirvió de algo. Con el esfuerzo de apretar y tirar y los bandazos que daba, no sé qué hice que se me salió un pie del pedal. Porque ya estaba en el final de la recta y había algo así como cinco metros de curva más suave con lo que pude volver a encajar la cala. Si no, me da que no soy capaz de volver a montarme.De postre, el Aviru. Estás arriba pero toca aún ganarlo hasta el final. En los últimos kilómetros he notado que llevaba los riñones doloridos de empujar y los músculos de mis piernas también se quejaban. En lugar de bicicleta parece más un trabajo de pesas.Los metros de llano al final están diseñados para sonreír y celebrar que llegaste arriba.


El descenso es muy peligroso. En las zonas más empinadas, hay que echar el culo para atrás, como en montaña, porque da la impresión de que se te va dar la vuelta la bici.

Tardé en torno a 1:25. Qué pena que no tenga anotado mi tiempo de subida a pie pero estoy casi por apostar que tardé menos corriendo.

Conclusión. Santo Tomás. Ayer no me apetecía volver. Hoy, ¿quién sabe? Tal vez algún día, en forma y para acompañar a alguien que le tenga ganas.

Entiendo a los profesionales y a la gente del ciclismo, a los que lo han mamado de verdad que por regla general rechazan este puerto en el recorrido porque no hay ataques ni nada que se le parezca. Se va hasta que se revienta. Subir esta carretera en competición, llegando "tostado" después de una dura etapa sí que debe ser un verdadero calvario.

He estado viendo la altimetría de Zocolán y Mortirolo. El primero es más corto pero creo que algo más duro. El Mortirolo más suave. Algún día que haremos esa excursión a los míticos Dolomitas.

Hasta ahora, el puerto más duro que había subido era La Covatilla. Ni Lagos, ni Alpe D´Huez, ni Tourmalet... Eso sí mis puertos favoritos siguen siendo éstos.



Después de mi fin de semana asturiano os dejo un grupo de Gijón, Dr. Explosion, una de las bandas con las que más me he divertido en un lejano concierto en Potemkin. Jorge "Explosión" además de ser un enamorado de la pop y rock más añejo con toda la estética que conlleva, es uno de los tipos más divertidos e inteligentes de la escena musical española.

"¡¡YO SOY ESPARTACO!!"

15 comentarios:

mayayo dijo...

Excelente crónica abel. A ratos me ha hecho recordar la sensaciones que me dejó leer "El Alpe D´Huez" :-)

Y tambien ha removido las ganas de pasar por Angliru, a ver si puedo. Pero en mi caso, a la carrera, con la flaca ni loco.

Popi dijo...

uf sólo de verlo me dan calores... me da que a mi no me acompañas tú a subir eso en la vida.
Grande Abeliano, mu grande!

Phaeton dijo...

Yo tengo anotado 1:27 en 2007 y 1:14 en 2008. El primer año con 30x25, el segundo, visto lo visto, me llevé un 27, no voy a decir que toda la mejora de tiempo se deba al desarrollo porque lo cierto es que entre 2007 y 2008 yo mejoré bastante, pero algo tendría que ver. Ahora ni me lo pensaría si algún día vuelvo, que volveré, tendré que mirar a ver si en la bici nueva con el compact 34 se puede poner atrás un 30, caso contrario me llevo la BH, he decidido no venderla, que aunque pese bastante más conserva su triple plato.

Lo que cuentas de la subida pues así es; haciendo equilibros para que no se te levante de delante ni perder tracción atras, con temor a tener que echar el pie a tierra porque luego no queda mas remedio que subir andando o bajar hasta alguna curva para poder meter el pie, etc. Yo lo que más recuerdo son las pulsaciones desbocadas, 174 de media, más de dos minutos a 200 ó más (es el máximo que marca mi pulsómetro)10:20 min para hacer un kilómetro, etc.

La pena es que no pudieras ver el paisaje, porque este, a diferencia por ejemplo de la Covatilla, además de duro es bonito, yo tuve suerte con el tiempo las tres veces que anduve por allí.

Xocas dijo...

¡Telita! Ahí sí me gustaría subir algún día, y más ahora que tengo a quien liar ;-). Enhorabuena Espartaco, no sé como haces para enlazar esos esfuerzos y caminar al día siguiente. La memoria del cuerpo decías, uf.

Efedexdx dijo...

Y al día siguiente 10,75 Kms de carrera, 96 de bicicleta y 21,5 de carrera. ¿Qué dices que había en la marmita en la que caíste siendo un bebé?

Michel dijo...

Impresionante, el otro día al verlo en la Tele, me quería hacer una idea, ahora con la crónica ya me la hago mejor.
Pedazo mazacote de piñones.

Al final no voy al Pico Aguila, ni al pueblo, "la jefa" no ha dado permiso, no tengo el visado.
Ante una tímida amenaza mía: "Pues voy yo" y su respuesta, "Te va a caer una", pues eso que no vamos.

A Babilafuente si, alli nos vemos.
Prefería el Pico a los 14 y 28 kms, que me marca el plan para Oporto este sábado y domingo, :))

Enhorabuena por esa subida y el excelente relato.

Un abrazo dagal.

David Carreño Cerrillo dijo...

me ha encantado! que grande! ojalá consiga hacer yo cosas así!

te sigo por aquí campeón!

un saludo!

Furacán dijo...

Pues a medida que iba leyendo la ascensión me iba también preguntando por el descenso, a ver como se baja por esas pendientes, pa matarse!

Atalanta dijo...

Mayayo, gracias. El rollo que se puede soltar para hora y media de esfuerzo :) Hace muchos años leí el libro "Alpe D´huez" de Javier García Sánchez y tiempo después subí el puerto en el Triatlón del Alpe D´huez con un pajarón del quince pero el Angliru es mucho peor. Un día que te acerques por Asturias, pruébalo. Merece la pena. Hombre a mí se me da mejor lo de correr pero creo que realmente cuesta bastante menos.

Popi, lo fundamental es elegir el desarrollo adecuado. A ti no sé pero alguno que lee esto, seguro que sí. De grande nada, si quieres hacer algo, hazlo. Hay poco que perder. Si no se puede, te das la vuelta y punto. Desde que empecé en esto con mi primer maratón, nunca me han dado miedo estas cosas. La gente se las toma demasiado en serio.

Phaeton, 1:14 me parece un tiempazo. Seguro que algún día vuelvo contigo pero trataré de llegar algo más entrenado. Yo lo que acabé fue deslomado con un buen dolor de riñones que me duraba al día siguiente. Si el vencedor en la vuelta monta un 34X32, ya me dirás. Qué gran invento el tercer plato. Me preocupa que se encuentre en estado de extinción. Arriba, aunque estaba nublado, no había niebla pero cuando la hice a pie, después de la niebla había un sol tremendo. Fue una chulada.

Xocas, tú lo tienes cerca. Coges a la flaca un día y a sufrir. Asturias es buen sitio para un fin de semana. Hombre, la bici en general - no el Angliru-, no te deja muy triturado para competir. Gracias por el vídeo de Kilian. Qué pasada.

Efedexdx, yo lo hago todo mal pero lo hago. Sé que mucha gente no lo entiende y consideran que es mejor centrarse para exprimir al máximo tus posibilidades pero a mí me da lo mismo. Me gusta variar, me vale con terminar, según que retos. Apúntate a Balbilafuente que hagamos un buen equipo. David, el doctor, corre como Jaramugo también.

Michel, gracias, dagalín. A mí verlo en la tele otra vez me asustó pero me vino bien, sobre todo para cambiar la corona. Pues qué pena que no vengas. Seguro que la carrera, aunque dura, es chula y lo mejor comer después. En Balbilafuente hay que preparar una buena representación. En una semana nos vemos. Abrazo.

David, gracias y bienvenido. No me sobrestimes. Para hacer esto lo fundamental es el desarrollo y tener algo de experiencia para ir siempre prudente.

Furacán, creo que desgasté medias zapatas. Con esas rampas y esa niebla, las he llevado continuamente pegadas.

El crusti dijo...

Grande!!
Por cierto, la tengo en mi agenda pedestre para el próximo año, aunque ahora que no me oye nadie quizás me lanze al Marathon du Médoc (jejejeje).
Para los muy ciclistas, el Álix y el Chozas (yo seguí la Vuelta en Eurosport) comentaban que el compact que montaban era un 34 con 32 atrás. Toma ya. Y aún así les costaba...
Un abrazo

Santi

Phaeton dijo...

Como fotos has puesto pocas aquí dejo el enlace con el post de nuestro foro en el que hay unas cuantas de mis subidas de 2007 y 2008 en las que se aprecia bastante la pendidente.

http://jaramugosyjumentos.mforos.com/946983/6260322-el-angliru/

Aclaro que las fotos las hice al bajar, a nadie en su sano juicio se le ocurriría ir parando al subir.

Mildolores dijo...

Enhorabuena chaval.
Estoy de acuerdo, leyendo la entrada de 2008 en que uno de los que mas me llama la atención es el Stelvio, eso debe ser impresionante.
Aunque de momento me acercaré a conocer el Angliru, a ver que ocurre.

yonhey dijo...

Pasoteeee, ya parece dura corriendo, como para ponerse encima de una bici.
Salu2 y enhorabuena

Tania dijo...

Tu crónica inigualable!
Eso de leer letras donde no hay nada escrito...lo dice todo!
Si has necesitado un mejor desarrollo, yo mejor subo en coche! tela!
Eres un crack!
bss
Tania

Atalanta dijo...

Santi, sin duda apúntate. Es una carrera muy atractiva. Cuando me enteré del desarrollo que llevaba Cobo, me quedé alucinado. Por eso iba tan ágil, algo fundamental aquí. Estoy seguro que poca gente en el pelotón era tan prudente. A muchos pros, ése le parece desarrollo de globero.

Phaeton, hice alguna foto de Cabres cuando bajaba pero no la hacía justicia, no se apreciaba la inclinación real. Por eso no las puse.

MIldo, es que el Stelvio es muy bonito. Algún día. Seguro que tu ascensión es mucho más rápida y menos penosa. Tú eres más ciclista. Y ya sabes, muy importante el desarrollo, no te fíes de tus fuerzas que te atrancas. Mejor llevar dientes por si acaso.

Yonhey, pues quizá mucha gente no lo entenderá pero es mucho, mucho peor cargar con la bici que hacerlo a pata. Tú seguro que te animas con SAnti.

Tania,muchas gracias, Tania pero de crack nada., Del montón con muchas ganas de hacer cosas. Sólo es decidirlo. Otra cosa es hacerlo bien.