martes, 9 de octubre de 2012

La luz que brilla a tu alrededor


Bajo la luz poderosa e implacable de las salas del hospital, tan falsa como brillante,  reina la única luz, puede que la única legítima, la del recién nacido, la del  parido a la vida, la de la vida misma, la que reverbera en el estuario de Lisboa, la que quiebra las hojas de los tupidos árboles sobre  cabezas  de ojos cerrados en tardes de primavera.
 
Hospital como espacios y pasillos iluminados en madrugadas  vacías y despiertas. La agonía y la esperanza. Vidas separadas por suelos y tabiques. En el instante en el que muere un anciano, en otro planta, a pocos metros, nace una niña arropada por la alegría más pura y sencilla, la del amor no pensado que jamás exige.
 
Esa gran colmena de estancias donde tantas veces se viene  a morir y donde pocas veces se muere. Frente a la muerte y el verdadero dolor  que carece de consuelo, el  único sentimiento que hace hermanos a los hombres, el del miedo a la marcha, el de la pelea por seguir siendo, una madre pare. Una madre da a luz. No puede haber palabras menos impostoras, expresión más certera que esa niña, que ese hijo cegando con su luz todo en derredor.
 
Tras las puertas de ese pequeño mundo de hierro y hormigón, donde se nace y se muere, un comienzo o un nuevo comienzo. Tratar de conservar esa luz que poco a poco, golpe a golpe, año a año, se irá apagando hasta el día que, cenicientos, toque regresar.
 
Para empezar, hay que terminar. Para vencer, hay que temer. Para vivir, hay que morir. Y vivir, no es más que morir día a día. 
 
"What is the light that you have shining all around you?"
 

2 comentarios:

plato53 dijo...

Bonita versión del tema de The Flaming Lips. Hacía mucho que no los escuchaba y hoy ya van tres veces. Me ha llamado la atención la vestimenta del vocalista en el vídeo: qué abrigado va.
Será para no tener que ir al hospital o porque es un iluminado.

Atalanta dijo...

Viste bien en la versión ese fleco entre progresivo y contenido. Wayne Coyne es un tipo extraño, como el grupo. Evolucionaron mucho desde sus orígenes y han dado sus buenos bandazos, algunos muy arriesgados. Si no recuerdo mal, creo que hasta tenían un disco cuadruple que para una escucha correcta, ¡había que poner a la vez! La verdad que yo solo escuché a conciencia dos de sus discos, capitales ambos: "The Soft Bulletin" y "Yoshimi Battles The Pink Robots". Los llegué a ver en concierto en Benicassim, casi en primera fila. Fue genial, una fiesta.