lunes, 29 de octubre de 2012

Un fracaso de todos


Entre tantas cifras de índices, precios o porcentajes tan abrumadoramente terribles,  un ordinal perdido parece poca cosa, nuestro primer puesto en fracaso escolar en Europa. No parece tan importante cavar pala a pala, la fosa de nuestro futuro. Un fracaso del sistema del que es responsable la sociedad entera.   En nada ayudarán  tiempos de recortes en investigación, educación y cultura que en ciertos ámbitos se gozan sin pudor porque joden a todo el rojerío.  Cada día comprendo más claro que todo ese ingente patrimonio invisible que ilumina un país entero, que es el bagaje esencial de cada ser humano pero que ni se toca ni  se mide,  se devalúa a carcajadas. Si hoy algo no me sirve para hacer algo mañana, se da por hecho que  no  sirve para nada. No se puede  ver más allá, no se puede entender  lo que no ha de redactarse en balances. En un par de décadas nos convertiremos en un solar, en una favela espiritual llena de individuos planos, previsibles, sin capacidad crítica y manipulables aunque, eso sí,  muy entretenidos.

Sin embargo ya lo contaba Woody Guthrie, el ser humano es una “máquina de esperanza”. Siempre nos quedará esperar que escampe. Letras rescatadas y musicadas en “New Multitudes”  por Jim James, Jay Farrar, Anders Parker y Will Johnson. 

5 comentarios:

Carlos J. Utrilla dijo...

Si esta entrada entra en el examen la leo, si no, no.

Las estadísticas de fracaso y escolar y el nivel bajísimo del estudiante medio español en el entorno europeo han sido, desde que me acuerdo, características de nuestro sistema educativo. Y nada ha tenido que ver con recortes; estos, desde luego, no van a ayudar. ¿Causas? Complicado de explicar y analizar y no es una sola.

Secreto: tengo varios amigos y amigas dedicados a la enseñanza que nunca leyeron un libro por curiosidad, un libro que no tuvieran la obligación de leerlo. Incluso alguno seguirá esperando que se hagan películas de los ensayos de Nietzsche.

Txero dijo...

SERAN UNA FUTURA MANO DE OBRA NO CUALIFICADA PARA CURROS QUE HASTA ANTES DE AYER SOLO QUERIAN OCUPAR LOS INMIGRANTES. ESO SIN PROBLEMA.
EL PROBLEMA ES LA DEGRACION SOCIAL QUE IMPLICA UNA MASA INGENTE DE BORRICOS ANALFABETOS. EL OTRO DIA ME CRUCE POR LA CALLE CON UN PUERCO QUE AL LLEGAR A MI ALTURA SOLTO UN ERUCTO QUE ESTVO HACIENDOME PENSAR DURANTE UN BUEN RATO QUE CLASE DE FORRAJE HABIA COMIDO ESA ACEMILA PARA EXPELER ESOS GASES DE SU ESTOMAGO. QUIERO SUPONER QUE ESA BESTIA CON PANTALONES EN SU VIDA HAYA LEIDO NI TRES LINEAS SEGUIDAS. SUPONGO QUE DETALLES DE ESE TIPO NOS ESPERAN EN LOS SUCESIVO.

plato53 dijo...

Yo no diría que es un fracaso de todos, sino de la sociedad en la que vivimos. Una sociedad de consumo forma masas de consumidores (masas hedonistas, materialistas, egoístas, individualistas), es decir, educa y en eso no fracasa. ¿Qué espacio queda en ella para el conocimiento y la sensibilidad como elementos fundamentales del crecimiento personal, de la comprensión de la realidad y de uno mismo, como bases de nuestra conducta paraticular y social?
Hoy, para la mayoría, eso no tiene ningún valor y, para las instituciones públicas nacionales e internacionales, la educación no tiene que ser otra cosa que la formación de trabajadores eficientes y la cultura queda reducida a los conocimientos que son útiles dentro del sistema productivo y se la valora solamente como un medio para obtener riqueza tanto de forma individual como social.
No todo el mundo está conforme con esa sociedad, no todos somos culpables, pero la educación reglada, mientras el aprecio por la cultura no cambie, seguirá fracasando.
Por malo que sea el maestro, por reducidos que sean los medios materiales y personales, por mal estructurado que esté el sistema educativo, el que quiere aprender aprende. ¿Dónde se estimula ese querer? ¿Qué es lo que la gente quiere hoy?

plato53 dijo...

Otro factor del fracaso. Para los partidos políticos la educación es un instrumento de poder, de propaganda política y de adoctrinamiento. Si no, a qué responden las continuas reformas educativas con cada cambio de gobierno o las polémicas nacionalistas en torno a la educación. Si eso es la educación, ¿qué es lo que transmite? ¿Cultura? ¿Qué es la cultura para los partidos políticos?

Atalanta dijo...

Carlos, ja, ja, sí, supongo que esa es la actitud, si me sirve bien, si no, ¿para qué? Supongo que es difícil transmitir todo lo bueno que te puede dar un libro, por ejemplo. Esta claro que hoy no se necesitan libros para sobrevivir pero lo de tus colegas ya me resulta más raro. Espero que no sea la norma.

Carlos, la educación no solo se está perdiendo por la chavalería. Cuando voy al monte y veo tanta mierda por allí tirada por gente adulta, es que a estas alturas, no lo puedo entender. Parece una bobada pero si ni siquiera eres capaz de respetar un entorno puro, qué vas a entender. Con simple educación, mucho sería más fácil

Plato, tú lo explicas bien. A menudo me siento como un dinosaurio y ni me apetece ni me interesa evolucionar. Un día encontré todo los que encontraba en las páginas que no me servían para aprobar exámenes y hasta ahora. Teniendo en cuenta todo lo que nos rodea no llego a entender cómo encender las ganas de descubrir dentro de esos objetos anticuados. Tampoco tengo muy claro que sea rentable para el protagonista pero tal vez sí te ayude a ver otros lados. Cumplir con planes de educación, que todos reconocen como fallidos o tras los que hay intereses puramente políticos me parece triste y sin sentido. No sé si viene de fábrica o del entorno familiar pero seguro que siempre habrá gente con ganas de aprender. Para vosotros, los educadores, debe ser muy duro enfrentaros tantas veces a paredes y tener tan poca capacidad de influencia.