domingo, 11 de noviembre de 2012

Esos juglares


Es nuestro día a día marcha marcial. Desbordar días menguantes, la condena de nuestros propósitos. La calma apenas existe y cuando aparece, no es más que espacio abocado a distracciones que nos obligan a acelerar de nuevo porque buscamos la evasión exótica y deslumbrante, siempre nueva. Por ello, resulta aún más sorprendente la existencia de juglares modernos a los que les basta levantar la voz y contarnos un cuento para divertir y enseñar.


Escuchando a Eugenia Manzanera entiendes ese pequeño y gran milagro que es la capacidad del hombre para  narrar historias.

Leyendo a Savater comprendes  mejor el poder de fascinación de un simple cuento.

"Porque los cuentos y con los cuentos viaja nuestra alma, y también se arriesga, se compromete, se regenera. El niño o el adolescente que se entregue al embrujo de la narración está desafiando en su camino lo inexorable y abriéndose a las promesas de lo posible. De ese insustituible aprendizaje del valor y la generosidad por vía fantástica depende en buena medida el posterior temple de su espíritu, la opción que determinará sus vidas hacia la servidumbre resignada o hacia la enérgica libertad".

Siempre las palabras, siempre el lenguaje.¿Acaso se necesita más para crecer cada día?

3 comentarios:

macnacho dijo...

Hola,

Aprovecho este post para presentarme.
Llevo ya un tiempo siguiendo tu blog, al que accedí a través de Mildolores. Lo que más me gusta de él es cómo alternas tus experiencias en la montaña con reflexiones como la de la educación en España y que me parecen verdades como puños. Por no hablar de las referencias musicales.

Tu filosofía me encaja.

Tienes un seguidor de tu blog, que lo sepas. Espero que el mío tenga algún día una pizca de la calidad que tiene el tuyo.

Un saludo.

p.d: con tu permiso. macnacho.wordpress.com

Atalanta dijo...

Hombre, Nacho, pues muchas gracias. De estos comentarios nunca se cansa uno :). Me alegro que te guste aunque una cosa te digo, si "mi filosofía te encaja", es que eres un poco raro, ja, ja. Le he echado un ojo a tu blog y esta muy bien. Te enlazo. Alguna visita ocasional te haré aunque ya sabes, la vida, tenemos y queremos hacer demasiadas cosas en un día. Hace mucho tiempo que prácticamente no leo nada en internet. Seguro que ya nos conoceremos en alguna carrera Abrazo.

macnacho dijo...

Un abrazo para ti también.