jueves, 24 de marzo de 2016

Ese don


El caso es que dudaba qué tema poner, y al final me decidí por los dos. Supongo que es una suerte disfrutar tanto con cosas tan distintas. Al final, sea Händel o Gallaguer, detras está ese intangible llamado talento a los que la inmensa mayoría mortal solo nos cabe apreciar, si somos capaces de pararnos a escuchar, claro.

.