viernes, 17 de octubre de 2008

Shakespeare vs Kurosawa


“EL REY LEAR”

Aprovechando que iba a ver la peli y para preparar una entrada lo he releído porque después de ocho años, francamente recordaba poco de la obra. Es buena, no pueder ser mala pero prefiero otras obras del bardo como Macbeth, Julio César o Hamlet.

Como en otras obras de teatro de Shakespeare, siempre prima la intensidad. Parece que durante lo poco que dura la acción todo el mundo va a saco. Las pasiones humanas con mayúsculas se desbordan por doquier. El amor, la locura, la pasión, el miedo a la vejez, el dolor, los celos, la ambición, el poder, la venganza. Todos los temas que mueven, que atormentan al hombre generación tras generación.

Me gusta especialmente cuando utilizando al bufón o los personajes trastornados por el dolor, emplea un extraño lenguaje surrealista lleno de imágenes, mezcla de sinsentidos y lucidez.

Es una tragedia y por supuesto, al final casi todo el personal muere. La pregunta es ¿Hemos aprendido algo? ¿Los errores de los personajes nos ayudarán en el futuro? La verdad es que estas obras, mientras las lees, son fuente de desazón. Escasa la fe de Shakespeare en las virtudes del hombre. Al final, siempre abocados a la decepción y el dolor

Algunos fragmentos:

“Sólo vemos milagros desde la desgracia”
“El amor no es amor cuando se mezcla con lo que le es ajeno ¿La queréis? Ella misma es su dote”
“Es extraño el arte de la necesidad que hace precioso lo que es útil”
“Pero allá donde el mal inexorable habita, el leve no se siente”
“Aún puedo estar peor. No es lo peor mientras pueda decir : “Es lo peor”



"RAN”


Partiendo de “El Rey Lear”, Kurosawa no se limita a una adaptación cinematográfica. La trama es la misma pero exiten numerosos cambios. Los diálogos son distintos para hacer una obra totalmente nueva y personal. Cosas de genios. Aquí el rey no tiene hijas sino hijos, lo que aprovecha el director para introducir un personaje nuevo muy importante, Kaede, la gélida, inteligente y malvada esposa del hijo mayor. Es una especie de Lady Macbeth, uno de los personajes más inquietantes e impactantes del universo shakesperiano importado en esta obra para ser uno de los motores de la acción. La escena en que se sincera, antes de entregarse a Taro, el hijo mayor, y expone sus sangrientas motivaciones amenazándole con el cuchillo... pufff…pata negra
Mención aparte merece la música de Toru Takemitsu. Emparentada con Ligeti, compositor que usaba con asiduidad Kubrick o el Jerry Goldsmith de “El Planeta de los simios” proporciona a una extraña atmósfera a una extraña película, disonante a veces, que sirve para acentuar el atormentado devenir de los personajes.
Una parte destacable de esta película son los casi diez minutos de batalla, de la toma del castillo, sin sonido, sólo con la música. Es algo bestial. Un lujo para un compositor poder poner a imágenes tan hermosas y terribles.
Kurosawa es de los directores que cuida al milímetro cada encuadre, donde además tiene una gran importancia el espectáculo de la naturaleza (nubes, campos, montañas), la luz, los colores.
Estas pelis de samurais siempre traen a mi mente recuerdos de la infancia, cuando estos trajes tan impactantes, esas batallas, esos chorros de sangre, esa extraña sociedad llena de rituales se queda grabada a fuego en tu tierna mente infantil.

“Los hombres nacen llorando y mueren cuando han llorado suficiente”
“Los hombres buscan el dolor, no la alegría”
“Los estúpidos hombre luchan por el dolor y el sufrimiento”










La próxima entrega de las “Vidas Paralelas” (como decía Txero) será “El Paciente Inglés” de Anthony Minguella frente no a la novela que le sirvió de base sino a “Nadadores en el Desierto”, libro que me ha pasado Ironmanu, en el que se cuentan las expediciones por África del Conde Almásy.

8 comentarios:

Ramón Doval dijo...

Interesante. Yo pensaba que los máquinas sólo leían sobre nutrición y el Marca (¡no te ofendas, que no te había tomado por uno de esos...!).

davidiego dijo...

será por eso que no ando? porque no tengo ni idea de nutrición y sólo leo el Marca en sus 7 últimas páginas muy de vez en cuando en los bares?

a la peli le tengo ganas, pero cuando vaya a la Behobia ya haré alguna razia en la FNAC por libros...

Furacán dijo...

Muy interesante si

ATALANTA dijo...

Hombre, en la vida se puede hacer de todo, aunque los artículos de nutrición no son de mis favoritos. Será por eso que en larga siempre acabo vomitando. Cuando siga avanzando en el curso de entrenador, prometo hacer los deberes.Y Ramón, eso de máquina... con el personal que anda por aquí es como una blasfemia...Si al final todos somos unos globerillos, unos con más ínfulas que otros.
El Marca, como David, en los bares de mitad para adelante. El fútbol sólo para las grandes ocasiones. Soy más del as, ejem, de la contraportada del as, que las neumáticas señoritas suelen estar fenómenas.
Furacán, me alegro que te gustara. También disfruto mucho con tus historias. Un saludo.

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Chapeau! Menos mal que yo no soy ni máquina ni "ná" porque "jamás de los jamases" suelo leer el Marca ni en los bares; prefiero la señorita del As como Atalanta; y el fútbol no es que no me guste, es que me disgusta de tanta saturación mediática. Y no os hagáis ilusiones hijos míos, que en esas publicaciones sólo se hace eco de otras actividades deportivas, para cubrir las apariencias. Bueno, cambiando de tema, muy interesante esta confrontación peli/libro. Habrá que investigar... Rendido quedo una vez más a los encantos de vuestra pluma Señor! Taluego!

davidiego dijo...

puesto que no he visto la peli ni leido el libro opinaré de algo, que a mi parecer, puedo hacer, y es que las chicas del As, suelen ser, en su mayoría, bastante bastas, preferiendo en su lugar la de otras que copan las portadas de otras revistas que comparten mercadeo con dicho periódico.

plato53 dijo...

¿cuándo nos sentamos a ver un clásico del cine con unas bebidas espiritosas para aguzar los sentidos y estimular la conversación?

ATALANTA dijo...

Venga Iron, a ver cuando disfrutamos de tu vuelta al mundo deportivo y blogero con tus siempre radicales e impopulares opiniones. Ánimo con los estudios que ya queda poco.
David, no me seas tan fino... Insisto, esas muchachas suelen estar extraordinarias.
Plato, ya sabéis que mi casa que está disponible. Cuando queráis, un fin de semana que subas, nos tomamos unas birras y eligimos una peli.