jueves, 18 de febrero de 2010

En el país de "Tan Tatachán"

Crónica fiestera enfocada, como siempre, de una forma extraña. Partir de la idea de que me reconcilié con el carnaval de mi pueblo. Hemos sufrido un frío del demonio, odio los toros, me dolían las piernas por el maratón, faltaban algunos de mis mejores amigos... pero me lo he pasado de puta madre.



Últimamente, frente a lo que me ofrece la vida, intento adoptar una actitud más positiva, procurando no agobiarme y disfrutar de todo lo bueno. Con los años nos encontramos con muchos problemas nuevos, algunos son inevitables, otros nos los inventamos. Al fin y al cabo sólo he salido algo más de un día pero decidí tomármelo como lo que debería ser un carnaval, una fiesta para desbarrar antes de la cuaresma, antes de la vuelta al despacho, a los apuntes, a los entrenos. De esta forma, disfruté como antaño de cada absurda conversación, no paré de reírme, me emborraché y bailé sin pensar en el mañana.
Para ello nada mejor que seguir ejemplos. Aquí alguno de mis modelos:



Javier, heredero por dinastía del liderazgo jaramuguil y "ojito derecho" de todos nosotros, me sorprende siempre que lo veo, cómo cada día está más gracioso, más listo, más divertido. Probablemente sea la persona que más haya bailado estos carnavales. Todavía no lo he visto con las baterías agotadas.


Aquí el fenómeno ya familiar por estas lides del "Ciego Sabino", también conocido como el "niño con barba". De esta guisa, a pesar de sus camisetas, nadie diría que es procurador o acaba de marcar su plusmarca en maratón con 3:11, que es Ironman o "finisher" en el UTMB. Yo no podría salir los cinco días, él sí. Esa descomunal energía creo que simplemente la consigue de una actitud positiva ante todo lo que se le presenta en la vida. Nunca lo verás apagado, nunca enfadado.






Los que gustéis de música tradicional, tal vez conozcáis a Mayalde. Si tenéis oportunidad, nunca os perdáis un concierto suyo. Energía punk para música folklórika; diversión garantizada. Vestido de una forma estrambótica -mi tocado es de su traje- que no sé exactamente qué significa (Ciego, échame una mano), Eusebio, el alma mater del grupo siempre visita Ciudad Rodrigo durante el carnaval. El domingo por la tarde, totalmente "iluminado" por su música, el baile y el alcohol, me aseguraba: "Puedes ir ocho años a la universidad y nunca aprenderás lo que una tarde de domingo de carnaval en Ciudad Rodrigo". Será que es mi pueblo pero es un ambiente especial.


Alicia "tan tatachán"-no podía llamarse de otra forma- es una chica que conocí por la noche. Ya me había fijado en ella en alguna ocasión, sobre todo porque es portadora de una alegría increíble; todos conocéis a ese tipo de personas cuya sonrisa ilumina una habitación. Esa sonrisa eterna con la que da cariño a todos los que la rodean. Le auguro un gran futuro como educadora social. Se la adivina todo verdad sin dobleces. A Alicia apenas la conozco, pero me recuerda a Elisa , a la que sí entiendo bien. Oímos continuamente que las nuevas generaciones son un desastre, sin inquietudes y vacías. Con niñas como éstas, se me antoja majadería. Con tal de que mantengan sus sonrisas, la ilusión y las ganas, seguro que todo marchará bien.
Hoy repito una canción que puse hace poco, pero no había otra opción. Alicia y yo comenzamos a charlar a cuenta de "Turnedo" de Iván Ferreiro. Me quedé alucinado con que hubiera otra persona en el local que la cantara con aún más convicción que yo. Por si alguno se anima, es una nueva versión con explicación del gallego incluida.

22 comentarios:

Clemente Alonso McKernan dijo...

Gran canción, porque voy a dejar de decirte lo de "Gran entrada" que te vas acomodar y nos vas a joder a todos si bajas el nivel.

Ah, y cuidado no me dé por aparecer por el rebollar, que ando por "la charra".

Xocas dijo...

Qué grande el paisano. Esta es una de mis canciones favoritas, de las de él (y también de las favoritas a secas).
Parece que han sido unos carnavales catárticos y, por cierto, pese a que sólo estuve con el ciego una vez y no tiene a bien contar nada en un blog, decir que me transmitió la misma impresión que tú reflejas. Otro grande.
Esas melenitas azules te sientan, ¿eh?

Popi dijo...

Macho no paras mientras otros nos pasamos el día delante de ordenador, sin poder armar una entrada o comentar.
Este año me he tomado venganza con el carnaval de Colónia, teniamos cuentas pendientes desde hace cinco años... pero se ha echado de menos al Chaguín y al Manolín...

Un abrazo mozoo

inma dijo...

Me mola la letra de la canción y la reflexión que hace antes.

Carnavales pasados por frio pero divertidos...

CiegoSabino dijo...

A ver chalao, que te ha quedado todo muy "pelotero", jajajaja.

Por partes:

-De Carnavales nada nuevo bajo ¿el sol...? (¿dónde estuvo?). La historia siempre es la misma y distinta, pero con un gran aliciente: que da lugar para afianzar un montón de relaciones sociales; a lo que ayuda mucho, pero mucho... la deshinibición provocada por el alcohol, pero no sólo, también por el ambiente de alegría general y por la música: la buena, la regular e incluso la mala.

-Javichi es un figura el tío. Bailar habrá bailado mucho, pero de correr desde luego no ha parado, y lo sé por lo que me ha tocado hacerlo a su lado, jajaja.

-Del menda sí que no puedo opinar, bueno sí, como se dice habitualmente: exageras. Eso sí cab..ncete vaya foto me has puesto, joer menuda pinta de templao, jajajaja.

-De Eusebio sólo se puede decir que está loco: por la música y la vida. Por cierto podías haber puesto alguna canción suya, que también las hay en el "yotube". Su indumentaria no significa nada, sólo (supongo) una rememoranza de viejos personajes de la cultura y carnavales tradicionales acompañados de una colección de viejos cacharros con los que hacer música.

-Y a Alicia Tantatachán pues sólo la conozco de verla algunas noches en Manolín, pero sí que se ve que derrocha vitalidad.

Y nada....

Xocas gracias por la parte que me toca, pero ya cuento por aquí mis rollos, jajaja, es que soy muy poco creativo y no me da para "inventar" nada, sólo para apostillar, jajaja.

Furacán dijo...

Muy guapos con las pelucas jeje
Grande Iván, compartimos apellido aunque que yo sepa no somos parientes. También me sé la letra de memoria.

German Carbajal - Tritim Rosario dijo...

espectacular entrada amigo!!

Atalanta dijo...

Clemente, pedazo de canción, sí señor. Tú sí te has marcado hoy una gran entrada. Me resulta tan cercano lo que contabas que la tengo que rumiar. Si vienes, llama y me pones al día. Un día te tienes que animar a correr al monte, a subir al "Pozo de los Moros".

Xocas, además, como buen gallego, se suelta una buena explicación. Anda que éste, casi no habla ni ná...Al Ciego Sabino, se lo cata rápido. Siempre lo digo pero el año que viene me disfrazo.

Popi, me tenías preocupado. Como no das señales de vida, ayer ya te iba a mandar un correo. Deja tranquilos los genes y a ver si cuentas algo. Un abrazo.

Inma, gracias, es muy chula. De frío ya te digo que un rato. A ver si afloja ya de una vez.

Ciego, pues ya lo dices tú todo con la "apostilla". La foto, perfecta. No sabía si poner también "Me cago en el amor", el otro hit carnavalero.

Furacán Ferreiro, pues cuando ya la sabes, es imposible no cantarla.

Germán, gracias. Esta sí que es diferente, de la "mala vida", la más alejada de entrenos y competiciones.

davidiego dijo...

tendré que visitar esos pagos para recargar energía y gastarla de nuevo como si no hubiera mañana

Michel dijo...

El título describe a España de una manera exacta y precisa, ¿habrá algún sitio donde se viva mejor?, es muy dificil.

Yo también tengo una deuda pendiente con el Carnaval del toro, habrá que saldarla.

¿Cuantos años tiene Javier?, Cecilia 6.

Ciego, estás más Ciego que nunca, como tu dices.
Lo que has disfrutado......

Oye, Abel, haces muy buena pareja con ALicia.

Me alegro de que lo hayas pasado en grande, te lo mereces.

Un abrazo.

Atalanta dijo...

David, bienvenido, bien sabes que siempre serás. Habrá que quedar algún día para alguna sesión de entrenamiento especial. Que no hay mañana sólo se puede pensar durante dos días, los del carnaval.

Michel, pues algún día te enganchamos para que recuerdes los viejos tiempos. Javierín está muy grande, pasó de estar "tocinete" a cada día estar más alto y delgado. Creo que tiene dos años y medio.
Madre mía, Michel, que Alicia es una niña y yo ya voy viejuno, para mí ya más maduritas :). Un abrazo, dagal.

plato53 dijo...

¡Qué monos el niño y la niña! Para comérselos.

Ramón Doval dijo...

Bonita letra Telecasterada. Macho,... te queda bien el pelo. Ya sé de dónde le viene el nombre al Ciego.

maika dijo...

¡A que sí!...yo también me lo pasé genial con las conversaciones absurdas, bailando, cantando, bebiendo, riendo, comiendo, bebiendo, "conociendo" gente de aquí y de allá, bebiendo, saltando, bebiendo,protestando (sólo un poquito)... toda la tarde-noche así y en esta proporción.
Un Carnaval sin toro (animal precioso donde los haya, pero correteando libre en la dehesa)y sin disfraz, pero digno de mención y repetición. Yo he estado con tres compañeros del curro- una es de las de CiegoSabino (nunca falta ni un sólo día y noche a la cita del carnaval; una bestia); por cierto, aunque fugazmente Manu llegó a presentarme al susodicho- :). El resto, atraídos por los cantos de sirena de la colega en cuestión, ya es el tercer año que repiten, yo no podía ser menos. Por fin he conocido el gélido frío del clima continental en pleno febrero y el calor descomunal que la gente venida de todas partes desprende. ¡Una gozada! Digno de repetir...
Oye,pues pena de verdad no haber compartido unas cerves por la calle del toro y alguna conversación absurda que otra... Raquel sí que se animaba, pero como tenían que currar el lunes, pues como que no era plan. Queda pendiente que organizen una en Salamanca city; tienen que enmendar lo del carnaval.¡Esto no queda así mi querido sobrinito! Animo con la vuelta al despacho, los libros y los entrenos...:)

Alicia Tantata Chan dijo...

Tantata Chán!!!
Aquí estoy, majo!

Muchas gracias por esas palabrejas tan chulis!!

A ver si me hago yo un blog de estos, aunque no sé yo, que ya ando metida en mil historias, jajaja...

Un besete!!

Atalanta dijo...

Plato, no seas malo, perro...

Ramón, creo que siempre será mi guitarra preferida porque, como era la del Boss, fue el primer modelo que me aprendí. Hombre, es que tener pelo es una sensación de lo más curiosa...aunque sea azul :). El Ciego se llama Ciego porque entrenando o por la noche te puede sacar los ojos :). Nunca se cansa.

Maika, ya veo que también lo pasaste bien. Una pena no habernos conocido. Al Ciego te lo presentaron fugazmente pero me dijo que eras muy guapa :)Se supone que Raquel va a organizar el cumple "violentos años veinte" en Salamanca algún fin de semana de éstos.

Un abrazo para todos.

Atalanta dijo...

Hey, Alicia,la estrella de la entrada, que nos cruzamos... Como enviaste el mensaje, creí que ya no te ibas a animar a escribir. Me alegro que te gustaran, dagala.
Cuidado con el mundo blogueril, que engancha. Sólo se necesita una condición: tener cosas que contar y me da que a ti te sobran; seguro que sería un blog de lo más curioso. Aquí ya tienes un lector.

Alicia Tantata Chan dijo...

Pues me lo estoy pensando, porque entre lo que aprendo en clase, el grupo de teatro y la plataforma que estamos creando en nuestra facultad por los derechos humanos, no me faltarían ideas.
La putada es que no tengo cámara de fotos, joe, ya me he cargado 2, soy lo peor...
En fin, cualquier día te sorprendo, un abrazo!!

Javi dijo...

Parece ser que fue un muy buen carnaval!! Saludos.

Atalanta dijo...

Alicia, a ti energía te sobra para eso y para más. La mejor decisión de tu vida, elegir tu camino, atender la tardía llamada de una vocación oculta. Me reconozco un poco "brasa" pero a mí escribir, contar, compartir, me sienta bien. Seguro que a ti también. Permaneceremos atentos al monitor.

Javier, carnavles cortos pero demasiado buenos. Ahora hay que volver al redil, a buscar la "medio forma" que tenía.

Mildolores dijo...

Y yo aquí tan lejos :(
En fin...

Atalanta dijo...

Antonio,invitado a mi pueblo estás, en carnavales o cuando quieras.