lunes, 26 de abril de 2010

Regreso al Maratón de Madrid


Mi sexto Maratón de Madrid. Hacía muchos años que no volvía. En tiempos, cuando era un atleta medio normal, venía cada año a correr mi maratón anual. Después lo abandoné para correr el resto de pruebas del circuito nacional.
¿Cómo fue la carrera? Básicamente mal con un buen final. Como casi siempre, llegaba de "esa manera", más enfocado a hacer un buen entranamiento de fondo que otra cosa. Mi entreno largo, el trote de más de sesenta kilómetros de la Verracada, quince días antes, no sé si servía para algo. Además molestias en gemelo y una rodilla me impidieron entrenar algo durante los últimos días.
El maratón me pareció durísimo. Después de viajar por toda España, su perfil me parece el más complicado de todos. En tiempos casi ni prestaba atención porque no tenía con qué comparar. Prácticamente no hay un kilómetro puramente llano. A ello se unió un precioso día de calor, corriendo los últimos kilómetros a veintiocho grados.
Ya sabéis que no soy yo muy de crónicas. Básicamente malas sensaciones durante toda la prueba. No sé si influiría el palizón del día anterior por "los madriles" pero me he encontrado un poco cansado desde el principio. El dolor de rodilla me acompañó durante los dos primeros kilómetros para después desaparecer por completo. En el kilómetro cinco me alcanza José de los de "Santis" y marchamos juntos charlando hasta el km. 13 donde yo decido quedarme con la liebre de 3:30 porque me da que es un día en el que lo voy a pasar realmente mal. Emocionante paso por la Puerta del Sol,. No lo recordaba, no hay ambiente que se parezca al de Madrid. En ningún sitio se anima tanto en tantos puntos. Es algo que realmente se agradece. LLegado al km. 25 noto que no marcho nada de nada, que estoy sin fuerzas. Me adelanta la liebre de 3:30. Estoy convencido que hoy me va a tocar andar. Cualquier repecho me parece un puerto. Falta mucho y tengo hambre. En ningún avituallamiento dan nada para comer. Recuerdo que Mae pensaba esperar a los suyos por la Casa de Campo. A ver si la encuentro y tiene alguna barrita o similar.
Intento tirar de experiencia y seguir "palante" huyendo de los malos pensamientos. Saliendo de la Casa de Campo parece que voy un poco más animadillo. Me encuentro con Olivia y Manu que han corrido los diez kilómetros y con los que charlo un momentos, lo que siempre anima.
Sigo penando los últimos kilómetros en piloto automático, ascendiendo Ronda de Valencia y el puerto de primera que parece Atocha (¡casi 6 min./km!). Me rebasa gente más fresca y adelanto cadáveres. Los dos geles que me tomo me sirven para que durante unos minutos componga algo la figura y adecente el estilo. Ya sólo navego mentalmente, mantengo el rumbo concentrado en la batida de pies y brazos. Hasta el final. Hecho. Al final mejor de lo esperado. Veinte kilómetros atrás, 3:33, se me antojaban quiméricos. Quería hacer entre 3:15 y 3:30. Estoy feliz.
Este año cumplo cuarenta años. La verdad es que físicamente, a nivel de rendimiento, no he notado nada apreciable. Ayer pensé que tal vez comience la decadencia de mi organismo. Aquí, en tiempos, casi sin entrenar me movía en torno a 3:20. Ahora no podría.
Sobre todo me quedo con la actitud durante la tormenta. Tiré de oficio y coraje -dicho finamente- para lograr una apañada faena.
"¡¡YO SOY ESPARTACO!!"

19 comentarios:

afcavasco dijo...

las conotaciones de la edad...son para los demas,
felicitarte por tu maratón y enviar un abrazo com deseo de pronta recuperación

Xocas dijo...

Eres una máquina. Al principio me extrañó tu tiempo cuando consulté ayer las clasificaciones. Después ya fui viendo por las crónicas y comentarios de otros como fue el día. Supongo que no hay maratón fácil.
Por cierto, lo de la edad lo disimulas francamente bien. A ver quien se echa las carreritas tuyas a tu edad y con cinco, diez o quince años menos.

Michel dijo...

Te lo dije ayer: 3:33 en Madrid no es 3:33 en cualquier Maratón.

Es un tiempazo, aunque tu no lo valores en su medida, gracias al impresionante historial de carreras que tienes.

Y si hace un día de calor como el que tuvísteis, ni te cuento.
La cuesta de Atocha a mi me pareció el Tourmalet, era un cadaver andante, pero esto hace más grande a este Maratón.
Algún año lo volveré a correr, a pesar de su organización.
Este año y después de más de 30 regalando la inscripción para el siguiente año a los 100 primeros, lo han reducido a 50, a mi no me afecta, pero hay gente rebotada y con razón.

ENHORABUENA CAMPEÓN!!!!!!

davidiego dijo...

ERES ESPARTACO!

un abrazo.

CiegoSabino dijo...

Bueno, chalao, uno más y listo.

Joer y ¿qué pensabas de los 40 tacos?, ¿qué creías que de un día para otro ibas a tener que ir con muletas? , ¿o que de repente te va a llegar la vejez viejuna?, que no hombre, que a los 40 es igual que a los 39, que no hay nada de especial unos días más allá. Y sobre la decadencia física, en fin, no quiero ponerme aquí de ejemplo de nada, pero ya ves, no tienes que mirar muy lejos... Cierto que tú empezaste con todo esto "relativamente" joven y que se van quemando etapas, pero te queda mucho recorrido, y si por unas cosas o por otras "entrenaras" ya ni te cuento.

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Yo creo que todo es culpa del entrenamiento sistemático de este año, y de perder tanto tiempo lavando la bici todos los domingos. Jaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!

Se te echó de menos ayer, pero ahora leyéndote me has hecho recordar momentos muy especiales vividos allí (y no me refiero al año que acabé escayolado, que te veo venir).

Para el año que viene la apunto, a ver si con 41 me pasa como al Ciego, que sale la calidad que hay en mí.


Pdta: "Hace años casi sin entrenar hacía 3:20..." A lo mejor es eso lo que nos pierde.

Isadora dijo...

Despúes de leer tu crónica... efectivamente, tú eres Espartaco!
Enhorabuena, cuarentino.
;)

Y respecto a la poesía de tu anterior entrada... decirte que me encanta leer poesías como ésta y como la que puse de Sampedro... hombres que escriben desnudando lo que sienten sin tapujos, con toda la intensidad.
Me encanta. Me encanta por dos razones: primero porque viven y sienten así de fuerte, y segundo por la manera intensa y directa de expresarlo.

¡¡¡Que yo quiero uno de esossssssssssss!!!!
jajaja

Furacán dijo...

Felicidades Espartaco!

El crusti dijo...

Seguro que te vi pasar, Espartaco!!! Enhorabuena, otra muesca más en el revólver...

irotante dijo...

Ya lo creo ERES ESPARTACO...enhorabuena

artu dijo...

Grandes recuerdos de Madrid, por vuestra culpa debuté en esa maratón hace 7 años (como pasa el tiempo). A pesar de tus 40, te veo fino fino, piensa que antes no le dabas ni al triatlón ni al ultrafondo y ahora no paras...

P.D.1 Bonito poema el anterior
P.D.2 Ayer fui al cine a ver Alicia y a mi me encantó
P.D.3 si sigue así el tiempo, en breve te bajo la mochila a la pesquera.

Grande Espartaco!!!

Mildolores dijo...

¡Vaya diita que os hizo, ¿eh?!
Ya he visto que ha habido muchos mas estragos de los deseados. Pero Espartaco, claro, con el no va la historia.
Enhorabuena.

Popi dijo...

Oléeee Maestro...

y joder, que aun te queda pa' los cuarenta (3 días más que a mi pa' los 31, aaaiinnnssss) que maneras de llamarte cuarentón...

MAE dijo...

Dagal para mi que eres algo más que Espartaco ¡¡¡bien Abel!!!

Sentí no estar, un jaqueca bestial, supongo que debida a mis últimos acontecimientos, me dejó fuera de combate, de Arroyomolinos y de la maratón-alternativa ¡¡un desastre, perO había muchos sanseros-clínica por ahí te habrían atendido sin problemas, para otra vez, recuérdalo.

Dos veces en los madriles y no nos vemos a la tercera va la vencida tenlo en cuenta.

Del maratón creo que este año habéis sufrido todos más de la cuenta, el calorazo -querido- peor un pcoo brusco para la fecha ha hecho estragos. Los sanseros acabaron pero tela lo que les costó,menos a Edu que le salió genial, Mónica Ayerra sufrió mogollón y ha jurado no volver a ser maratoniana...

Abel porfa en tu próxima visita nos vemos y ......

¡¡ENHORABUENA MEGA-ESPARTACO!!!

Otra cosa , la edad, la edad ....¡que te voy a decir!!! -ponle música- .... se va notando, peor tu ni caso.

Besicos

MAE dijo...

Encabezamiento nuevo .... ya sabes yo y las guerras ufffff!!!, aunque reconzco que la foto mola.

Se me olvidó decirte, a día de hoy aún me acuerdo de la cuesta de Atocha cuando hice la maratón de Madrid (primera y única vez) y de la soledad de la Casa de Campo, y mira que hace años de aquello ...

Besicos

Atalanta dijo...

Buenu, dagalis, muchas gracias a todus pol las felicitacionis y animus varios.

Rosa dijo...

..Madre mía! y casi sin entrenar. es un tiempazo! Lo del sufrimienti fue algo que todos sufrieron el domingo. Enhorabuena

spanjaard dijo...

Hola Abel. Anda que... dice que sin entrenar. Alguno tenemos un cantazo....

Sí que hizo fetén. Pero para diñarlas.

Por cierto, muy complicado emitir opinión sobre esa nueva cabecera. Algo paramilitar, y esencialmente mitómana con sus ies y emes ironmánicas. Vamos, que no.

Si llevase dos cafeses más encima estaría más florido opinando. De momento, salú desde la ciénaga.

SPJ

Atalanta dijo...

Rosa, bienvenida. Sí es verdad que el domingo mucha gente lo pasó mal de verdad. En fin, sarna con gusto...

Luis, saludos. Ya sabes, tú bien conoces el mal de la secta. Lo bonito fue lo tuyo, maratón en familia. Me gustó tu tesis sobre el color de la maratón, no lo había pensado pero seguro que algo hay. ¿La cabecera? No sé, yo soy el tío más pacífico del mundo pero desde crío me atrajeron las historias de superación, de gente sometida las condiciones más duras y que salieron adelante. Me la aplico a mi épica de andar por casa. Un abrazo.