miércoles, 30 de junio de 2010

Tem um dinheirinho nisso?


Seguimos con la bossa. Hoy escribimos sobre los orígenes. No es que fuera exactamente así, que el nuevo estilo naciera puntualmente en el momento que voy a describir ya que llevaba años fraguándose pero en estas materias, donde se mezcla la música y la historia, cuando se trata de contar, de relatar, ya lo decía John Ford. imprime la leyenda. Seguro que a todos nos gusta más.

1956. Bar "O Villarino" del centro de Río de Janeiro. Bar de intelectuales. El todavía diplomático Vinicius de Moraes, busca música para su obra "Orfeu de Conceiçao". Ninguno de sus contactos con músicos le satisface hasta que un día el crítico musical Lúcio Rangel le presenta a Antonio Carlos Jobim, un nuevo compositor.

Vinicius explica al joven lo que busca, sus elevados y apasionados propósitos: "Una música que uniera la Grecia clásica con el morro carioca, lo erudito con lo popular, una música poética que, incluso al servicio del texto, tuviese una cualida órfica". Tras la exposición, a Tom Jobim lo único que se le ocurrio preguntar fue: "¿Hay algún dinerillo en eso?". Lucio Rángel, sorprendido, casi ofendido, exclamó: "Pero Tom, ¿cómo osa hablar de dinero al poeta en un momento así?" Para Tom, por entonces, subsitir era lo prioritario. No era consciente del momento histórico que que implicaba el encuentro.

Grabaron canciones para la obra y para la aclamada posterior versión cinematográfica de Marcel Carné, "Orfeo negro", entre las que se encontraba la mítica "A felicidade". Hace unos días, Crusti hablaba de un disco maravilloso, el directo de Vinicius en "La Fusa" de Buenos Aires con María Creuza, María Bethania y Toquinho. Por favor, hacéos con él, os hará pasar grandes ratos.




Sin embargo, el verdadero y polémico punto de partida para la bossa nova fue otra composición de ambos genios, "Chega de saudade", 1958, en la versión definitiva de Tom junto a otra incipiente vaca sagrada, Joao Gilberto. A partir de ahí, Brasil y el infinito. Su riqueza musical se antoja pozo sin fondo.




P.S. OOOYEE, que no viene a cuento, pero es que acabo de ver las clasificaciones de Buelna y no tardé siete horas sino seis horas y media, leñe. Ya me parecía a mí demasiado. Al pasar la meta el juez me dijo que siete horas y ya no hice ninguna cuenta. Como si me dice nueve. ¡¡6:30!! Menuda máquina :) Qué ilusión me ha hecho. Qué bueno. Eso sí, con esa media hora no he remontado puestos :). Si me descuido, acabo el último de verdad.

"El que ama arde, y el que arde vuela a la velocidad de la luz"

8 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Ese disco de Vinicius en "La Fusa" es mitico y una delicia.Imposible no caer rendido ante tan sublime belleza.
un abrazo

Furacán dijo...

Pues si que se aprenden cosas aquí.
Orfeo negro la vi siendo un niño y desde entonces le tuve miedo al carnaval jaja
Así que 1 hora menos eh? jaja pero no sabás a que hora acabaste?

Joserra Rodrigo dijo...

La Grecia Clásica, el morro carioca, el cool jazz de la costa oeste, la batida bahiana de Gilberto, la samba cançao...Sabes que hablando de momentos bossa me ma-tas Abel...
Uno de los momentos del s. XX contado de p.m.Un abrazo.

JetlagMan dijo...

Me costó aprender los acordes de bossa, pero me encanta. Cuando crucé la meta de Lisboa también me hizo mucha ilusión darme cuenta de que allí es una hora menos, así que la desconté. Da un abrazo pequeñito al ciego de mi parte.

MAE dijo...

¡¡qué bonita es esta música!!! ¡¡ME ENCANTA!! y María Bettania cuanto tiempo sin oirla, me voy a poner los disco que tengo ... aunque me recuerda demasiadas cosas, bueno da igual, lo escucharé.

Me apunto este CD seguro que cae este verano.

And ani equ ehubeiras corrido en Canarias jejejeje una hora menos es una horaza jaja

Besicos

Atalanta dijo...

Tsi, una delicia y bello. No hay nada que lo describa mejor.

Furacán, yo no la he visto o tengo un recuerdo como tú, de chaval como un rollo de película o algo así. Que no, que no, que fue media hora, o una. Luego lo piensas y dices coño, claro, si salimos media hora después de la chavalas. Ya ves el interés que tenía por mis cronos. Mi objetivo sólo era acabar. 1:58 la media. Tiempazo :)

Joserra, ésta ya sabía yo que te iba a gustar. La anécdota es muy curiosa. La música es simplemente real.

Ramón, y yo que he corrido tres veces en Lisboa y no me había dado cuenta de restar una hora, ja, ja. No creí que fuera difícil la bossa. Debe ser bonito saber tocarla. Te envidio. De tu parte pero ya está perfectamente, sin dolores. Los médicos no se lo explican. No saban que es un ironman.

Mae, pues para mañana precisamente ya tengo cargada a la Bethania. Si te gusta esto, de verdad, hazme caso el disco en "La Fusa" im pres cin di ble. Si no, ya me contarás.

Triatlòn Nazareno dijo...

buena musica si señor , te espero en el sur ,traete agua helada que aqui cae el calor para cagarse
saludossss

Atalanta dijo...

Nazareno, mucha moral es lo que tenéis por ahí abajo vosotros para entrenar con esta caló.