martes, 9 de abril de 2013

Duatlón de Malpartida de Plasencia, tentativa de regreso


Hace años que elegí mis aficiones. Entre ellas, el deporte. Entre ellos, el triatlón. No hay sitio para más, ni  aficiones, ni  deportes. Mi vida está demasiada llena.Todas me gustan, me aportan más de lo que les pido  y no necesito ni hay lugar para otras.

Sin embargo, el año pasado creo que no competí en triatlón. Lo dejé aparcado por falta de tiempo para la bici y no tener la cabeza casi para nada más que no fuera sobrevivir. En 2013 me he propuesto volver al redil, un mundo especial que añoraba y dentro del que he encuadrado mis metas más ambiciosas esta temporada.

Todos lo caminos empiezan con un paso y ese primer paso era el Duatlón en Malpartida de Plasencia, Distancias 10-40-5, distancias que me gustan. La mayoría de las pruebas del calendario son distancia sprint (5-20-2,5), que hace años dejé aparcadas. Demasiado cortas, demasiado lío de viaje, bicicleta y demás para correr poco más de una hora. 

¿Cómo fue la vuelta al ruedo? Mal. Diez kilómetros de carrera y diez de bicicleta. A eso se redujo mi duatlón del domingo. Motivo: lesión en el biceps femoral que ya noté durante el primer kilómetro. La prueba a pie se desarrollaba sobre una circuito de 2,5 kms. que había que completar en cuatro ocasiones durante el primer segmento con una brutal cuesta inicial de casi trescientos metros. Al notar el pinchazo en la pierna, bajé el ritmo. Iba fuerte pero no a tope. Sin embargo, justo al final de la carrera, en un llano de entrada a la zona de transición, apreté algo más y me resentí hasta el punto de tener que entrar andando para coger la bici.


CiegoSabino sufriendo el cuestón.

El recorrido en bici también eran cuatro vueltas a un circuito de diez kilómetros con repechos pero sin complicaciones. Para volar. Cuando iba sentado en la bicicleta -prácticamente todo el trayecto-, la pierna me molestaba. El hecho de que temiera hacerme daño de verdad y ser consciente de que no podría correr a pie los últimos cinco kilómetros, motivaron mi temprana retirada.



Como es usual, el Ciego siempre cumple. Indestructible.

La lesión se trata de una antigua dolencia que me daba la lata antaño pero que desapareció cuando decidí acortar la zancada. Cuando en tiempos visitaba la consulta del Dr. Carlos Moreno con algún dolor o lesión, siempre te hacía la misma pregunta tratando de rastrear el origen del mal: "¿Has hecho algo nuevo los últimos días?" Ayer pensé en ello y la respuesta era clara: los dos días de cabra previos a la prueba. Aparte de que mi postura sobre la bici es la que Dios me ha dado a entender, esa bicicleta te obliga a usar desarrollos más duros de lo normal y estando yo tan tierno sobre las dos ruedas, me da que me dejaron en un estado propicio para la lesión.

Balance. No estoy desanimado, ni mucho menos.Puedo montar en bici y nadar esta semana. Estoy apuntado a la Media de Béjar del próximo domingo donde me gustaría ir a tope en mi terreno -subir y  bajar- pero me da que me voy a resentir en cuanto fuerce. Ya se verá. El aperitivo del domingo me devolvió sensaciones y recuerdos perdidos además de que  esa pequeña vuelta en bici me quedó con ganas de mucho más. A pesar de lo tardío, mal debut en competición de Lady Macbeth aunque entre ayer y hoy he pensado tantas veces en lo que me gustó pedalear sobre ella que me muero por volver a ponerle un dorsal.


Estoy seguro que grandes aventuras triatléticas aguardan de nuevo a esta pareja, incluida mi madre de todas las batallas, el maldito ieme.

8 comentarios:

davidiego dijo...

Bienvenido!

Fuerza y pronta recuperación!

yonhey dijo...

Que sólo sea un lance ocasional, vendrán tiempos mejores con un poco más de preparación y ya sin molestias.
Ánimo

CiegoSabino dijo...

Ale, a ir dándole poco a poco y acoplarse (nunca mejor dicho) a la bici.

Y sí, mira a ver que estoy aburrido de ir sólo a los sitios.

macnacho dijo...

Muy bien Abel. No me sorprendería nada verte en Buelna este año... ;-)

Un abrazo.

CiegoSabino dijo...

Por cierto, "solo" sin tilde.

Tania dijo...

Espartaco ha vuelto! :-)
Que te recuperes pronto!
bss
Tania

Atalanta dijo...

No será gran cosa la lesión, espero. Veremos en Béjar el domingo.

Gracias a todos.

Nacho, Buelna este año no me cuadra pero seguro volveré. Lo he corrido dos veces y me encanta. A ver si te gusta.

macnacho dijo...

A mi me encanta. Lo hice el año pasado y este repito.