jueves, 25 de abril de 2013

Puño invisible: "Fisherman´s Blues"



Recupero la serie "Puño invisible" con una de esas canciones que se me quedaron prendadas desde la primera vez que la escuché. Sin entonces yo saber qué contaba Mike Scott, me parecía entender. Más tarde confirmé que todo los que transmitía esa música encajaba con una letra que yo solo había imaginado.

El poder de la canción es el de evocar, el de hablarnos sobre un deseo, sobre esa pena suave, tranquila, esa resignación incapaz de frenar el sueño de estar en otro mundo, de ser otro. Todo la pieza inundada del  tono melancólico que proporciona el violín y que prodigiosamente se ajusta al mensaje

"Fisherman´s Blues"

I wish I was a fisherman
tumbling on the seas
far away from dry land
and its bitter memories
casting out my sweet line
with abandonment and love
no ceiling bearing down on me
save the starry sky above
with Light in my head
and you in my arms
I wish I was the brakeman
on a hurtling, fevered train
crashing headlong
into the heartland
like a cannon in the rain
with the beating of the sleepers
and the burning of the coal
counting the towns flashing by
in a night that's full of soul
with Light in my head
and you in my arms
I know I will be loosened
from the bonds that hold me fast
that the chains all hung around me
will fall away at last
and on that fine and fateful day
I will take me in my hands
I will ride on the train
I will be the fisherman
with Light in my head
and you in my arms


A lo largo de nuestra vida se repetirán esos momentos en que nos hubiera gustado o nos gustaría ser ese pescador perdido, alejado de una tierra firme que tan a menudo tritura, con el cielo por techo y ella en nuestros brazos. Sin los miedos y malos recuerdos capaces de enturbiar la plenitud de lo sencillo, de lo que se basta a sí mismo. Parece tan simple como imposible se sabe. Sin embargo esa clásico ideal bucólico permanece intacto a través de los siglos, unida a cada hombre  la búsqueda de un Shangri-La inalcanzable. Un deseo que, como la canción, no envejece.

Un lejano día en Nueva York, la novia de Mike Scott le preguntó si era difícil escribir canciones. Él respondió que era muy sencillo, le pidió un papel y escribió dos versos:

"I pictured a rainbow
You held it in your hands"

Es el inicio de "The Whole of the Moon", una de las canciones más famosas de  The Waterboys. Mike dice que las canciones son como regalos, que él siempre se siente agradecido por ello. "El blues del pescador" fue un gran regalo para él y para nosotros.


6 comentarios:

Xocas dijo...

Una de mis canciones favoritas.

Johnny dijo...

Pues sí, siempre he pensado que Mike Scott sabe decir muy bien las cosas, muchos tendrían que aprender de la gran fisherman-star. Abrazo.

Atalanta dijo...

Buen gusto, dagalis. NO esperaba menos.

CiegoSabino dijo...

Oye, ahora que me acuerdo ¿qué pasó con aquél concurso de la Escuela de Idiomas?. A ver si me acuerdo de preguntarte en persona.

Carlos J. Utrilla dijo...

Si no has gritado más que cantado esta canción alguna noche, en horas medidas en número de copas y/o decepciones, en momentos de euforia pero sobre todo de esperanza, es que algo falla en tu mundo particular y, sobre todo, en el general.

Por supuesto, acompañando con el gesto de un violinista excelso y desatado.

Atalanta dijo...

Ciego, pues no tengo noticia lo que no creo que se buen síntoma :). Bueno, espero que sirva de ayuda para que Sofía, si ando ahí, ahí, me apruebe el inglés :)

Carlos, ja, ja, .. soy soy más de air guitar, como todos los que no sabemos bailar :). Lo curioso es que como todas las buenas canciones, no ha envejecido nada, ni en mensaje ni en forma.