domingo, 12 de mayo de 2013

Las dudas del anacoreta


Vidas amargas. Vidas paralelas.  Vida consagradas a un fin implacable. La vocación como castigo. El engaño como forma de existir. La soledad como  única herramienta para sobrevivir.

Personajes magnéticos de trazas míticas, capaces de soportar toda una saga sobre sus hombros.

La violencia siempre latente, aguardando el desmedido estallido final.


Las fisura siempre en forma de mujer encarnando la debilidad y la duda. También la cura, el alivio.

La duda del anacoreta. La pregunta de si es posible vivir siempre al otro lado, eternamente enmascarado.

Enormes películas "Drive", "Promesas del Este", "Infiltrados".

Mi amado cine negro puesto al día, más vivo que nunca.


6 comentarios:

Jumento Acera dijo...

Infiltrados no la he visto.

Promesas es una Master Piece que no ha tenido toda la repercusión que debería...

y Drive... el hipe Drive...
es un truño como la copa de un pino envuelto el pan de oro...si lo aprietas un poco huele fatal.

¿como dice la canción que cierra la peli? "you are my real heroe" venga hombreeeeeee!!!!!!!!

Atalanta dijo...

Algunos pensamos que "Drive" no es cojonuda sino cojunidísima.

http://elpais.com/diario/2011/12/28/cine/1325026806_850215.html

Lou Rambler dijo...

Gran texto y grandes películas, sí señor. Lo único que no terminó de convencerme de "Inflitrados" fue su desenlace. Con respecto a las otras dos, nada que objetar. Peliculones.
Saludos

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Coincido con Popi.
Promesas del Este es de lo mejor que he visto en unos cuantos años.
Speed no me llegó, y el prota me parece que sobreactúa.
En fín, como siempre, para gustos los colores...

macnacho dijo...

Creo que en Drive hay más de lo que parece. Los silencios tienen más significado que las palabras.

Muy grande.

Atalanta dijo...

Como bien dice Manu, en estos temas son gustos. En "Drive" creo que todo el tema ochentero horterón es deliberado. Hasta el título en rosa cursivo es extraño, como fuera de lugar para la película. Cosas de artistas. A saber qué pretende.