martes, 16 de septiembre de 2008

El precio de una frase

I AM AN IRONMAN!

PREPARATIVOS. Tranquilidad. Acostumbrado a ir a las carreras y estar a última hora atacado de los nervios por temas de logística unidos a los lógicos de la precompetición, aquí me lo tomo todo con calma y tiempo suficiente. Verdaderamente agobiante la crónica de David cuando tenía que ir montando la bici en el tren para participar en Almere. Yo dejé el sábado por la noche todo preparado en el salón y la mañana de autos me levanto a las cinco, como un plato de pasta, hago la cama, friego e incluso me dio tiempo a tirarme en el sofá a meditar.
A las 6:30 me presenté en casa de Muso para que me abrochara el traje y al río.
NATACIÓN. Aunque había luna llena, una pena que no se viera. Noche de muchas estrellas. Pensé que iba a sentir algo de canguelo al meterme en el río solo, de noche, a esas horas (7:00) pero la verdad es que no fue así. Realmente fue algo muy especial. Al principio estás un poco desorientado pero rápidamente te acostumbras. Hacia el oeste tomé de referencia las luces del barrio del puente. Remontando el río, hacia el este, comienzas a ver amanecer. Es algo realmente muy hermoso, mágico. Cualquiera de vosotros que disfrutáis de un deporte inevitablemente unido a cierto componente de aventura, creo que lo entenderéis. De lo más atractivo que he hecho yo en esto del deporte. Aunque no tengo esa impresión, hago la segunda vuelta bastante más lenta. No acabo cargado de hombros como en Roth. Al final 1:25. Prácticamente lo previsto.
Aquí el Nostromo, una atestada T1.

CICLISMO. Cuando me estoy cambiando llega Antílopez para acompañarme durante algo más de 40 kms (por supuesto, prohibido chupar rueda). Sopla el aire de cara con lo que toda la travesía hasta Salamanca se convierte en bastante dura aunque sigo concentrado y descontando kms mentalmente. Llego con 85 kms y casi una media de 27. La vuelta es otra historia. Todo el camino con plato a buen ritmo. Llegando a Martín de Yeltes me encuentro con el Ciego y en Sanctis con Phaeton. Al llegar a Ciudad Rodrigo, todavía hay que ir camino del pantano para llegar a los ciento ochenta. Voy ciego con conseguir los 31 de media y quizá gasto demasiadas energías.






Luchando contra el viento


MI cochera, la T2.

CARRERA. Salgo a correr con bastante menos de ocho horas de tiempo acumulado. Eso me anima aunque no me siento muy allá, la verdad. Vamos camino de Sanctis por la carretera a ritmos que oscilan entre cinco y pico y seis en las cuestas. Me siento bastante agotado aunque justo en el punto de giro en el km. 15, parece que me encuentro mejor. Sin embargo, poco después de la media, tengo que parar porque siento un desfallecimiento importante. Ya no volveré a correr. Me siento y poco a poco recupero algo pero lo peor viene a través de molestias estomacales que creía ya olvidadas tras el buen cuerpo de Lisboa y Buelna. Cada vez que como o bebo algo me duele el estómago y las molestias hacen que no pueda trotar debido a los dolores. Andando a buen ritmo hasta el final. Y no creáis que voy cómodo. Me siento fatal. Al final vomito para ver si mejoro pero nada, causa perdida. Al día siguiente, bajando las escaleras, todavía siento molestias. Pero bueno, al final acabo, con más pena que gloria en 13:49. Ya soy Ironman. Ya tengo marca. A partir de ahí a mejorar.


No había camiseta de finisher


Sí trofeo

ANÁLISIS FINAL. A mejorar:
Creo que en general, como no podía ser de otra forma, la preparación deja bastante que desear ya que, aparte de escasa, no tiene ningún sentido. Hay que seguir trabajando para acostumbrar al cuerpo a este tipo de pruebas.
Llevaba 20 días sin correr por lesión en gemelo.
Abuso de confianza en el ciclismo
Estómago, mi talón de aquiles. Lo que más me preocupa. Cuando entro en la dinámica de los dolores y el malestar, ya no me entono. Quizá deba probar un protector de estómago la noche anterior, comer menos durante carrera. No sé. Habrá que seguir experimentando. En los medios ironmanes este año no tuve problema comiendo sólo barritas y geles disueltos. Volveremos a probar en el Jabalí. Tengo que llegar a conocer mejor mi cuerpo
En fin, nadie dijo que esto fuera fácil. Si no me hubiera costado tanto, no sería tan valioso. La próxima vez lo haré mejor. Seguro. Nos vemos en el Ironcat.
No se me vuelve a ocurrir otra de brillantes ideas.... aunque lo mismo dije después de lo ir corriendo desde Ciudad Rodrigo a La Peña. Ayer la familia me echaba la bronca pero tampoco era buen día ya que precisamente el médico me dio el resultado de los análisis y todo estaba "per-fec-to". Si al final esto del triatlón, hasta va a ser sano.
Esta semana a descansar y recuperar…que llega Madeira. ¡Qué trajín, por Dios!
P.S. Muchísimas gracias de corazón a todos los que me animasteis y apoyado, a todos los que me habéis llamado o enviado un mensaje aunque no entendais muy bien porqué hago estas cosas. Habéis sido muchos. En especial a Iñaki, Chus, Bienve (¡que escribas!) y al Ciego. Seguro que si no es por ellos, los últimos kms. ni los hago. Lo dicho. Una abrazo para todos. Esto no se olvida.

P.S. A ver si me pasar mi primo Antílopez las fotos del final de carrera. El vía crucis.
"¡¡YO SOY ESPARTACO!!"

16 comentarios:

magopepo dijo...

Enhorabuena, campeón.

Estás como una cabra, claro, pero eso, en el fondo, no es malo.

Admirados saludos.

Si te lo tengo que explicar... dijo...

¡ENHORABUENAAAAAAAA! Eres un crack. Ironman+!!! Aunque nos vamos a tener que gastar una pasta invitando a copas, porque hay elementos por ahí que no nos lo quieren homologar. Un abrazo!

CiegoSabino dijo...

Compadre, sigues en baja forma, jejeje. En esta crónica falta ÉPICA, jajaja.

Bueno, enhorabuena otra vez.

CiegoSabino dijo...

Eso, eso, Ironmanu, ponedme "ciego" a copas o para mi seguiréis siendo unos trigloberetes más, ni ironmanes ni leches.

pablo73 dijo...

YOU ARE AN IRONMAN

Enorabuena

Anónimo dijo...

estas como una cabra,No sabes la locura que has hecho,si te llega a pasar algo,no tenias medicos ni asistencia inmediata.

ATALANTA dijo...

Gracias por las felicitaciones.
No creo que lo de la homologación salga muy caro. Me da que con unas cervezas...
Anónimo, tienes razón. Durante el maratón tenía gente siempre conmigo, incluído vehículo. Además la última parte era casi enteramente urbana, pero estoy deacuerdo.
Tengo mucha experiencia en el ultrafondo aunque por supuesto eso no es garantía de nada.
Estas cosas son de las de Santo Tomás, una y no más. Hecho está.
Lo que pasa es que a mí siempre me han perdido los relatos de expediciones:el desierto, los polos: Lawrence, Scott, Admunsen...Esa pasión a veces me impide racionalizar más los temas.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Enhorabuena machine, me hubiera gustado acompañarte en la carrera a pie pero estaba ausente. Lo de la homologación habrá que mirarlo pero la última palabra la tiene el ciego.

mortadelo

Haritz dijo...

Hola!!
Yo tambien tuve la misma idea de hacer un "Black Ironman". Así lo bauticé en mi blog. Pincha aqui.

http://www.donostri.net/blogs/egurra/?p=25

Felicidades. O como lo decimos por el norte....

Zorionak txapeldun!!!!

Your are an Ironman!!

davidiego dijo...

Enhorabuena Espartaco!
A ver cuando hacemos una quedada de gladiadores de hierro.

Nacho Cembellín dijo...

Si señor, eso es espiritu Iron Man .... enhorabuena!!!!

Txero dijo...

Lawrence, Scott, Admunsen y Atalanta el explorer del s.XXI. Por favor, compadre, no me confudas a toda esta masa de admiradores. Que en el fragor del sufrimiento de tus retos las alucinaciones que padeces te trasladen mentalmente a las calamidades de Admunsen en los hielos de los polos no te convierte en un héroe. Los héroes no se inventan pruebas para ser héroes. ¿Dónde está la gracia de atravesar el Rubicón? En que lo prohibe el Senado. ¿Dónde está la gracia de llegar al Polo Sur? En que nunca nadie hasta entonces había llegado. El otro día en la TV salía un Sr. que trataba de superar su porpio record de ingesta de albóndigas establecido en 89 unidades y no lo logró, sólo pudo engullirse 57. Realmente patético.
Las cabezas lauredas merecen un respeto. En el Olimpo de los heróes truenan vuestras blasfemias.

ATALANTA dijo...

Gracias a todos por las felcitaciones. Ésa era la idea, la de volver al espíritu original del ironman.
¡Txeroki,hijo mío, cómo se echa de menos a los amigos íntimos!
Ya me extrañaba a mí que no hubieras aparecido. Me tendré que acostumbrar a tu periódica ración de mala uva.
¿Sabes qué? Aunque tú eres un auténtico montañero de salón, yo hubiera podido enrolarme en la tripulación de Admundsen y tú no. A ti este buen hombre te hubiera mandado de vuelta a casa el primer día...Tanto protestar porque estás cansado, porque tienes frío, porque tienes hambre...
A ver si en octubre hacemos una buena marcha por Gredos, que los triatletas nos riamos un poco de ti y quites las ganas de hacer bobadas.
"¡Carlos, no hagas tonterías que estás muy gordo!"

Humberto Cerezo dijo...

aunque yo tb creo que es una locura, no puedo hacer otra cosa que felicitarte, y mostrarte mi admiración.
y si esto sirve para que nos demos cuenta un poquito de lo innecesario que parece a veces, una camiseta finisher, el chip con nuestro tiempo, la pasta party, y demás parafernalia.. mejor!

Ironcat 09?? quizás nos veamos..

Clemente Alonso McKernan dijo...

Eres un fenómeno! Enhorabuena. Llevo unos dias desconectado de internet. Si me hubiera enterado te hubiera acompañado unos cuantos kilometros desde Salamanca. Por cierto, muy buena la entrada de Cash. A recuperar, que sois unos salvajes!

Guille dijo...

Me quede impresionado cuando lei esto

estas como una cabra!

pero ENHORABUENA jeje