lunes, 1 de septiembre de 2008

SEMANA ENTRENAMIENTO. Del 25 al 31 de Agosto.




Lunes: 28 Bici + 7 carrera a ritmo rápido
Martes: 48 Bici + 750 ms. Natación
Miércoles: 2 kms. Natación. Vuelta desde el puente rápida tras (muy detrás) de Chago, el “Tiburón de los Cañitos”.
Jueves: 15 kms carrera montaña. Subida al Pozo de los Moros. Gemelo tocado.
Viernes y Sábado: Descanso.
Domingo: 130 kms Bici. Ciudad Rodrigo-La Covatilla. Entreno de calidad. Subidos al tren de Plato-Cancelara, que nos hizo la mitad del camino y nos dejó enfilados para llegar a Béjar con una media de 30 Kms/hora, que para un terreno sin un kilómetro llano y para mí es extraordinaria. Y del puerto, pues nada, otra patética ascensión al que para mí es el peor puerto de todos. Ni Alpe D´huez, ni Lagos, ni Tourmalet… El Angliru sí es peor pero sólo lo he subido en carrera a pata. A pesar de que llegué ya madurito, sí es cierto que quizá esta vez se me hizo algo más corto el calvario aunque en la última rampa acabé gimiendo como un perro.
Como es costumbre este año, Phaeton pulverizó su tiempo en la subida.
Un fenómeno nos intentó hacer una foto a los dos juntos pero no debió apretar el botón lo suficiente así que sólo tengo la que he puesto.

P.S. Esta semana me dicen el precio de las cabras del Caisse d´ Epargne. Las venden después de la temporada. No recordaba que en Roth, entre múltiples maravillas, elegí precisamente la Pinarello para el retrato. ¿Será el destino?

"¡YO SOY ESPARTACO!"



5 comentarios:

davidiego dijo...

Covatilla? la intenté el año pasado y hacia la mitad ya no podía más, espinita clavada que espero arrancarme en breve.

Buena cabra...

ATALANTA dijo...

Yo subo porque debo ser el único triatleta que llevo triple que si no...El plato pequeño este año sólo lo he utilizado dos días, el domingo y en Marie Blanque.
Bueno, pedazo de animal, enhorabuena por tu éxito en Almere. Otro más para el impresionante curriculum. Me marea sólo pensar en nadar 4 kilómetros y medio en el mar. No sabía que hacían ironman. Futurible.
Para cabra, una que voy a poner uno de estos días. Mejor que tu cervelita. Ya verás.

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Un gran día de bici en buena compañía. ¿QUé más se puede pedir?
En cuanto a la foto... ¡Estás fatal!

Humberto Cerezo dijo...

Ay la Covatilla...
estoy sumido en una pequeña depresión por su culpa, jejeje. Ya llevo tres derrotas consecutivas, aunque en realidad sólo lo intenté en la última ocasión, las dos primeras.. desistí al llegar a Bejar.
Creo que habrá que hacer una quedada masiva de triatletas frustrados y acometer todos la ascensión, seguro que alguno se libra del hombre del mazo, jeje.

Esa Pinarrello quita el hipo, Abel..
Un saludo

ATALANTA dijo...

Humberto, esa quedada, cuando ustedes digan. Patética procesión de triatletas arrastrándose por esas rampas infinitas.A ver quién es capaz de subir más despacio sin caerse de lado.