lunes, 18 de enero de 2010

Banda sonora para 333 kilómetros

La mayoría ya sabéis de la hazaña de Sergio, los 333 kms "non stop" que se nos metió para el cuerpo el bendito. Cuando nos contaba alguna de la música que llevaba, como soy el más "musiquero" de los fondistas, se me ocurrió hacerle un pequeño homenaje utilizando alguna de las bandas que escuchaba. Ni entreno ni compito con música (¿a que a alguno le sorprende?). Cuestión de principios. Sólo se me ocurrió llevar un reproductor al Ultra Trail del Mont Blanc porque realmente tenía miedo a la segunda noche sin dormir, a tantas horas sin parar y pensaba que quizá necesitara algo de motivación extra. Finalmente no la utilicé. Ya sé que esto va a sonar como una gran fantasmada pero la verdad es que ahora recuerdas la carrera como algo que pasó volando y ni se me ocurrió ponerme los cascos.

Mucha de la gente que estamos en el mundillo y conocemos las carreras que se celebran por doquier, pensamos que si entrenamos y de verdad lo decidimos, por salvajes que fueran, acabaríamos, cruzaríamos esas líneas de meta. Sin embargo hay unas pocas que dices no, no... es imposible que yo consiguiera hacer eso, entre ellas estos 333 kms, entre ellas el Spartatlon. Bien decía Sergio que si cuentas allí que has hecho el UTMB o el Maratón de las Arenas, se te ríen en la cara.
Sólo voy a hablar de música. Si yo tuviera que elegir buscando motivación, buscando no quedarme dormido, portaría música muy cañera o que me emocionara, como podría ser ésta. Mejor que hable Sergio de lo suyo, de lo que importa para que os déis una idea los que no lo hayáis disfrutado. Aparte de ser bueno en lo suyo, el dagal sabe escribir.

"Estaba siendo un tramo soberbio. No cruzábamos palabra, pero intuía que él lo estaba disfrutando, estaba siendo magnífico. En una colina paramos un rato a hablar con Alain Gestin, el padre de todo esto, y reemprendimos la marcha igual que la habíamos dejado, empalmados, contentos de nuestro deporte, de estar ahí, de compartirlo, de estar en medio de un sueño que nosotros estábamos construyendo. Kilómetro 100, disfrutando mucho, con fuerzas, así teníamos que hacerlo, otro planeta alineado. Sabíamos que "moriríamos" más pronto que temprano, pero lo bueno hay que saber disfrutarlo, y en experiencias tan duras como ésta, no lo puedes dejar escapar."


"Empezamos a hacer largos tramos de pedregales que comienzan a tocarnos los pies. Dar unas cuantas cabezadas he contado que fue la primera crisis, pequeña más bien; aquí fue ya de unas dimensiones considerables: lentísimo avance fuera de pista, dolor de tantísima piedra que han plantado por aquí y tramo infinito que parece que nunca acaba. Encerrados en nuestra mierda, hartos de esta durísima veintena de kilómetros, la primera luz de alarma se enciende pues tenemos que apretar bastante para conseguir llegar al durísimo séptimo "check point". Empiezo a cagarme en todo, esto no se acaba, puto control. Todos firmes, estamos en plena guerra."


"Empieza la fiesta de verdad. Cada vez tengo más sueño, voy dando cabezadas y queda mucho para amanecer. Ni la música a todo trapo, ni concentrarme en no dormirme, ni pensamientos motivadores, me caigo de sueño, llevo casi dos días sin dormir y encima apretando mi cuerpo hasta cerca de mi límite. (...) Cada diez segundos doy una cabezada, voy zombi perdido, una vez, otra vez, cabezada, agujero, tropezón, cabezada. Horrible, lo empiezo a pasar muy mal (...).Ya cierro los ojos para intentar tener microsueños, pero no consigo que me sirvan de nada. Esto es una lucha titánica. Estoy roto. Veo a gente, ¿qué harán por aquí? Un montón de botellas de agua en el suelo, no sé qué hacen fuera de un control. Sìempre veo una pequeña duna o montículo pero nunca hay que subirlo, qué raro. Coño, musgo. En el desierto. Nunca me lo hubiera imaginado. Afino la vista porque me extraña y se va poniendo marrón. Una explotación agropecuaria, ¿aquí? ¿en medio de la nada? Pero si hay cuatro camellos, dos burros y tres cabras escuálidas. No sé. Ya sé. Estoy teniendo alucinaciones."


"Estamos de vuelta, tocados pero no hundidos, tras tres jornadas (casi) ininterrumpidas de desierto, con otras fuerzas y otra mentalidad, mucho más cansados y doloridos, pero sabiendo que hemos pasado tres intensos días de arena, frío y penalidades, de experiencias únicas en la vida de un deportista y de una persona; suena pretencioso, pero no tengo duda de que somos mejores en todo tras estos tres días, vivir en el filo de la navaja, aunque sea un rato, te hace verlo todo con perspectiva, empezando por uno mismo; no es un cambio radical, por supuesto, son sólo leves matices, suficientes para que haya compensado todo el esfuerzo de los últimos meses."



Dos minutos y diecinueve segundos durante los que no te haré ni puto caso y en los que me tocará remedar a Iván. Dos minutos y diecinueve segundos en el olimpo del pop español. Seguro que lo cantaría aunque llevara cuarenta horas sin dormir.

Después del pelotazo de "Dookie" y dos buenos discos posteriores, yo ya los daba por perdidos.. ¿puede un punky ser un responsable padre de familia?... y he de reconocer que me sorprendieron con "American Idiot", una especie de "¡ópera punk!" con gran variedad de registros, cuyo mejor exponente es éste, "Jesus of Suburbia", varias canciones fundidas en una, derrochando posibilidades. Una canción larga de más de ocho minutos, ideal para devorar kilómetros.



Aún reconociendo el talento de Mathew Bellamy para componer, Muse me cargan. Creo que si fuera más moderado, menos excesivo, menos megalómano, menos ampuloso... no sé si todos, pero al menos yo, lo agradecería. Los he visto tres veces, los he visto crecer, desde Asturias con cuatro gatos (no los conocía nadie) a Benicassim (ya status de estrella) pasando por un gran concierto en Festimad. Mentiría si dijera que no me lo pasé de puta madre en los tres, saltando y bailando como el que más. A día de hoy, no tienen techo, capaces de llenar Wembley.



Foo Fighters demostraron que había vida después de Nirvana. Dave Grohl era algo más que aquél tío que tocaba la batería en el grupo de Kurt Kobain. No me convencían demasiado hasta que su colaboración con "las reinas", con The Queens of the Stone Age de Josh Homme, provocaron una "stonerización" de su sonido, más duro, más austero, más seco. Mejores, sin duda.

11 comentarios:

CiegoSabino dijo...

Anda leñe, no había leído lo de Sergio, pero también tuvo alucinaciones, como yo en el Mont Blanc. Y por lo que leí por ahí también las tuvo más gente en el UTMB, así que debe ser más o menos normal, jajaja y yo que me lo tomaba a cachondeo.

davidiego dijo...

Precioso homenaje y buenísima selección.

akela-mae dijo...

¡¡Caray con Sergio!! este mundo está lleno de gratas sorpresas, siemre hay alguien que hace algo más grande ¡¡la leche estos dagalaes superutramaratonianos!! y muy buena la música.

Me ha sorprendido eso de que no uses la música ni para entrenar, Chema para correr tampoco, pero para la piscina cuando hace muchos km si se pone los casco, con clásica, dice que es lo que mejor le va. Y yo ... siempre se me olvida llevarme en MP3 jejeje¡¡soy un desastre!! hay veces que me apetecería pero ... se me ha vuelto a quedar en casa.

Besicos -lluviosos aquí sigue y sigue....-

Ramón Doval dijo...

¡Qué pasada la machada de Sergio! Yo también tuve alucinaciones el sábado y creí que podía volar. Tomo nota de los clips. Aunque estoy algo viejo para tanta distorsión, se nota que hay nivel. ¿Has gastado en conciertos más que en inscripciones a carreras?

ser13gio dijo...

Muchas gracias.

Atinas bien con la música, desde luego.

No conocía esa de Green Day, a los cuales tengo en el Olimpo, grandes los tíos, que han sabido progresar sin perder identidad.

Qué decir de Iván. Como diría ¿Quimi Portet?, "España es un país de pintores, no de músicos". Algo tenemos, pero poquitos, en mi opinión y según mis gustos. Mejor no encender la radio para confirmar o desmentir esta afirmación.

Igual de sorprendido me quedé con Foo. Les vi en su primer (creo) concierto en España, nos dejaban subir al escenario y saltar y todo, qué tiempos.

Idem para Muse, me han cargado un poco pero son buenos los cabrones.

Antes me enteraba más de múscica, ahora ando un poco perdido. Me gusta bastante la yankee, algo la inglesa y he descubierto recientemente a canadienses.

Ahora estaba escuchando a Daniel Johns & Paul Mac (I Can't Believe It's Not Rock!); Daniel, de los soberbios Silverchair, a otros que sigo desde su primer disco.

Luego canciones sueltas, desde Aha, a Pet Shop Boys, The Corrs, Shiny Toy Guns, Demi Lovato, My Vitriol...

Descubrimientos recientes: Black Gold, In-Flight Safety, Mariana´s Trench, Sherwood... Unos cuantos sacados del recopilatorio de Kile XY, brutal el que pone la música. También tengo unas bandas sonoras (Piratas del Caribe, Gladiator), algunos 'very best' de música clásica; todo mezclado, saltando de una canción a otra, de Mozart a Sum 41, de alguna Angels and Airwaves a Carlos Gardel, de Undeclinable a Take That, de System of a Down a Pendulum.

Por supuesto, los reyes: Pearl Jam. Aunque hagan rancheras seguirán siendo los mejores. He dicho.

Recomiéndame cosillas y lo busco en la-tienda-que-todo-lo-tiene-y-a-muy-buen-precio.

Saludos,
s

Furacán dijo...

Que bueno, por una vez los conozco a todos!
Estupenda selección.

Atalanta dijo...

Ciego, lo de las alucinaciones cuando llevas tantas horas sin dormir debe ser bastante normal. Ya sabes que a mí también me pasaba durante el amanecer del segundo día. Ten en cuenta que nosotros, al empezar a las seis de la tarde, entramos en la primera noche frescos. Imagínate si ya llegas castigado y además todavía tienes que lidiar un montón de kilómetros más, un montón de horas más.

Gracias, camarada doctor.

Bien dices, Akela, en este mundillo siempre hay alguien que hace algo más grande. Me imagino que a Chema con los miles de kilómetros que se hará en la piscina, le vendrá bien distraerse. Oye, pues no tiene que estar nada mal hacer largo y largo a ritmo de Bach. Besos lluviosos aunque parece que hoy ha dado una tregua.... ya habrás salido...ya se te olvidó...

Ramón, para hacer lo de Sergio hay que ser un puto panzer sin fisuras. Ya lo pondré en tu blog que todavía no he leído ninguno desde el sábado por andar liado pero el domingo también yo me dí una buena hostia. Salí con el Ciego, me contó que habías escrito que te habías caído y dos horas después me la di yo. Quemaduras pero no me rompí nada. La música cañera que hay que despertarse, que nos dormimos en el desierto!!! En tiempos sí iba a muchos festivales y conciertos. Ahora no, ahora soy más de sofá. Un teórico.

De nada, Sergio, disfruté mucho leyendo tus crónicas. Pues mira, a unos cuantos grupos que has puesto no los conozco. Iba a poner alguna de Pearl Jam que a mí también siempre me han gustado mucho pero no daba con el vídeo y la canción perfecta. Si sé lo de System of a Down, algo te había puesto. Muy buenos los tíos. Para recomendar, mejor te pasas por aquí de vez en cuando y ves lo que voy poniendo. Yo soy muy ecléctico (como tú, por lo que veo), me gustan muchos estilos. Seguro que descubres algo que te llama la atención. Saludos, campeón.

Gracias Furacán, un gallego y tres tralleros. Si es que eres un macarra galego :)

Me voy a dormir que estoy matao, los martes son criminales...ZZZZZ

akela-mae dijo...

Sueño reparador .... espero que si jejeje.

La música de Chema para nadar son sinfonías de Mozart, es lo que le va mejor, ha probado ópera, otros autores y nada lo mejor eso .... cada uno es cada uno jejeje

Besicos

Ramón Doval dijo...

¿El Ciego me lee? mándale un abrazo.

CiegoSabino dijo...

Hombre, Don Ramón claro que le leo. Es usted una fuente inagotable de "sucedidos" y "sucesos", jajaja y si encima los cuentas con chispa, pues como para perdérselos.

Un saludo.

(Otra vez parasitando el blog Atalantiano).

Atalanta dijo...

Akela, si es que para tanto rato necesita piezas largas, no canciones pop de tres minutos. Vaya crack, el Chema. Tengo ganas de conoceros.

Ciego...¡HAZTE UN BLOG!