martes, 26 de enero de 2010

El momento de devolverme lo que es mío

Estos días me ha ocurrido algo extraño. Algo que me hizo parar, deternerme en medio de la calle, por unos instantes sujetar las riendas del curso de mi existencia y mientras todo estaba paralizado, en suspenso, mirar alrededor. Gracias a ese fugaz acontecimiento descubrí algo dentro de mí que creía muerto o mejor dicho, algo que había olvidado. Un chispazo que me hizo sentir de una extraña forma que ya no recordaba.

Supongo que con el tiempo vas perdiendo cosas, quizá eso es envejecer. Lo piensas y lo dices, racionalizas las situaciones y verbalizas esas pérdidas pero realmente no conoces su significado. Piensas que sí lo entiendes, lo aceptas, frivolizas y te burlas de ello pero no sabes de qué hablas.

Algo sucedió, un amago de parto, una tentativa de amanecer, una suerte de resurrección no pedida, un pequeño resplandor, unos minutos rodeados por un par de horas, nada más. Suficiente. Al día siguiente, cuando realmente fui consciente de ello, por unos momentos me sentí tan lleno de vida, de energía, de ambición como largos años ha. Sencillamente me sentía bien. Sería una lástima que se pequeña llama se volviera a apagar. Sé que me falta algo y lo voy a buscar.

Para esta enigmática entrada, os dejo una preciosa y para mí trascendente canción de Neil Young, una de mis favoritas. Es "Trasher". El infinito y pausado rosario de versos se muestra tan perfecto que quieres que dure para siempre, evocador hasta el trance. Cuando la descubrí, no entendía su significado, más tarde comprendí las palabras pero a veces la buena poesía es esquiva, es difícil encontrarle el sentido; requiere rastrear hasta llegar a ese ideal punto de encuentro entre lo que te quieren contar y lo que quieres escuchar.

Consulté al oráculo sobre su mensaje real. La sacerdotisa vive en el mismo Bilbao, no es virgen y se llama Joserra. Esto fue lo que me contó:

"Respecto a la letra decirte que no siendo erudito del cancionero del canadiense, a mí, "Trasher", desde que la leí en los años mozos, me sugiere ese momento de reflexión del amanecer, caminando solo por las calles de tu ciudad, tras cometer muchas equivocaciones estúpidas en un una noche aciaga de excesos, en el que de repente la belleza del pavimento mojado por las mangueras de los basureros y la salida del sol, marca el punto de partida para un nuevo viaje.

No lo sé, como bien dices, las canciones son para uso personal, es lo que tienen, a diferencia de los libros, aunque éstos, en ocasiones, también. Son cosas mágicas.

Me quedo con esa última frase que después de todos esos pensamientos, arrepentimientos y conclusiones, muy a lo "Mr. Tambourine Man" por cierto, concluye con "When the trashers comes, I´ll be stuck in the sun like dinosaurs in shrines but I´ll know the time has come to give what´s mine" ("Cuando los basureros lleguen estaré atascado en el sol como un dinosaurio en un santuario y sabré que ha llegado el momento de devolverme lo que es mío". Una belleza.

"The Trasher"

They were hiding behind hay bales,
They were planting in the full moon
They had given all they had for something new
But the light of day was on them,
They could see the thrashers coming
And the water shone like diamonds in the dew.
And I was just getting up, hit the road before it’s light
Trying to catch an hour on the sun
When I saw those thrashers rolling by,
Looking more than two lanes wide
I was feelin’ like my day had just begun.
Where the eagle glides ascending
There’s an ancient river bending

Down the timeless gorge of changes
Where sleeplessness awaits
I searched out my companions,
Who were lost in crystal canyons
When the aimless blade of science
Slashed the pearly gates.
It was then I knew I’d had enough,
Burned my credit card for fuel
Headed out to where the pavement turns to sand
With a one-way ticket to the land of truth
And my suitcase in my hand
How I lost my friends I still don’t understand.
They had the best selection,
They were poisoned with protection
There was nothing that they needed,
Nothing left to find
They were lost in rock formations
Or became park bench mutations
On the sidewalks and in the stations
They were waiting, waiting.
So I got bored and left them there,
They were just deadweight to me
Better down the road without that load
Brings back the time when I was eight or nine
I was watchin’ my mama’s t.v.,
It was that great grand canyon rescue episode.

Where the vulture glides descending
On an asphalt highway bending
Thru libraries and museums, galaxies and stars
Down the windy halls of friendship
To the rose clipped by the bullwhip
The motel of lost companions
Waits with heated pool and bar.
But me I’m not stopping there,
Got my own row left to hoe
Just another line in the field of time
When the thrashers comes,
I’ll be stuck in the sun
Like the dinosaurs in shrines
But I’ll know the time has come
To give what’s mine.




18 comentarios:

Michel dijo...

Oye, Abel:
Esto que narras en esta enigmática y misteriosa a la vez que espeluznante entrada, ¿no te ocurriría el viernes noche a las 04:45 AM, saliendo del Manolín?.
A mi hace muchos años me paso, pero saliendo de otro antro y en otra ciudad.
Buf, todavía tengo los pelos como escarpias, voy a volverla a leer.
Un abrazo, compañero.

Anónimo dijo...

Me tienes en ascuas .... que será, será, el tiempo nos lo dirá tirorirori (esto también es de una canción) pero seguro que no está en tu discografía jajajaja

Eso si la foto del Fiz ¡¡vaya chulada!! me quedé sin poder hacer el treking de aproximación cuando estuve allí, había mucha niebla y fuimos a un glaciar cercano, pero tengo una fotaza de él despejado el día anterior (que hice las Torres del Paine).

Bueno no tardes en despejar el misterio, bueno si te apetece claro está jejeje.

Besicos
AkelaMAE

CiegoSabino dijo...

Mosquis se me han adelantado, mientras escribía en el foro.

Misterios y enigmas......¿ ?.

kela dijo...

pues sí que es bonita....La canción, la letra, la reflexión de Joserra y tu entrada.

Yo no sé si saliendo del Manolín o del curro o de el taller o de la piscina.... pero me da a mí que este tipo de entradas las inspiran siempre ese tipo de musas.

Me encantó, Abel.

edecast dijo...

Lo que estoy aprendiendo y descubriendo en tu blog últimamente.
Buena, muy buena entrada.
"Algo sucedió, un amago de parto, una tentativa de amanecer, una suerte de resurrección no pedida, un pequeño resplandor, unos minutos rodeados por una par de horas, nada más. Suficiente"

Me suena la sensación, la recuerdo, muy cercano, en la piel está aún... Y hasta aquí puedo leer ;-)
Thanks por la entrada

Ana A. dijo...

Escuchando la canción (y leyendo la letra) me quedo con una reflexión ... la vida es lo que transcurre entre el amanecer y la puesta de sol.

Leyendote asocio lo que describes con un montón de momentos rescatados a esa vida (robados y atrapados como una foto en mi cabeza) .. generalmente me ha ocurrido cuando estaba sola (o en el instante que encontré LA mirada ...) ... yo lo llamo "bombillazos"

Besos lindo.
Ha sido la leche (iba a poner la ostia pero suena feo) leerte hoy!!!
Brutal entrada y dulce canción.

Joserra Rodrigo dijo...

Los flujos entre blogs son como una espiral y el tuyo y el mio cantan en "call and response" como en el gospel.Suerte coincidir por casualidad, me dirigió a ti un compa del curro majísimo y loco por el Tri.
Me he emocionado con la foto, con tu reflexión y con ver mis palabras en verde ahí, que las puse de corrida cuando me preguntaste el significado de la canción y te dí mi interpretación ...joder y al final parece una canción de Quique González ese texto..jajjajajjajajaja
Te diré, yo esos momentos a partir de ahora denominados "momentos trasher" siempre van acompañados de una epifanía musical. Dos ejemplos: un día en la Rioja, Sto Domingo en un pequeño huerto de patio escuchando Poses de Rufus Wainwright en un caseto(justo la que tu pusiste) zaspa...me di cuenta que esta vida es para disfrutar de los bello en un sentido amplio. Fue la hostia, de verdad, desmayo tipo Santa Teresa...jajajjajaja...y cambió un poco mi vida.
Y yo creo que me hizo mejor persona escuchar con 15 años "I want you" de Bob Dylan.
La música lo es todo y es el mejor adorno que te puedes echar a la existencia.
Bueno Abel que nada, que muy bonito todo.Que parece que nos hemos bebido el bote de mimosín...que estamos viejunos...jajajajjaja...como verás en mi entrada.
Un abrazo, cuida del Oeste y lo mejor para esa "madre" de los maratones sureños.

Xocas dijo...

to live is the rarest thing in the world...most people exist, that is all... - oscar wilde

Atalanta dijo...

Que no, Michel,todo bastante más prosaico, mirando el robledal desde la ventana de la oficina pensando en algo que me ocurrió el día anterior. Después ya uno lo adorna, lo hace más comercial, intentas expresarlo con las palabras adecuadas.

Joder, Akela, qué tía... como decían los hermanos Izquierdo,jamás de los jamases creí que alguien identificara la foto. Qué envidia, si es que has estado por todos lados. Las Torres del Paine sí las conozco bien... porque las tuve de fondo de escritorio una temporada :). No hay misterio que resolver, simplemente me di cuenta de que echaba de menos de verdad algo en mi vida.

Ciego, eres una tumba porque como un día te pongas a desvelar misterios y secretos, a hacer la crónica en rosa jaramuguil...

Kela, no mientas, que a ti lo que te ha gustado es que fuera corta..:). Hubo musa, pero de carne y hueso.

Gracias, Enrique, es genial que los que leen se lleguen a identificar con lo que escribes. Y yo también...hasta aquí puedo escribir.

Ana, y cada amanecer puedes decidir quién quieres ser. Muchas gracias, me alegro que te haya gustado. Ya te lo he dicho, pero tú sí que escribes bonito, asturiana. Me ha gustado eso de "los bombillazos", eso ya no se me olvida, :)

Joserra, hay tantas entradas tuyas que merecen estar ahí, en verde...:). Te tengo reservado un día de la semana para leerte de un tirón y no puede dejarme de asombrar de cómo un tío tan prolífico retrata la música de forma tan certera, tan pasional, tan personal y atractiva.
Los que sentimos la música de forma tan ¿enfermiza?, a los que nos dice tanto, supongo que somos afortunados. "Momento Rufus" también hay en el libro de Nick Hornby,en el emocionante alumbramiento de un niño. Joder y es verdad, ya voy a cortar que es verdad que los rockeros viejunos, mu duros, mu duros, pero al final ya ves, unos moñas.

Atalanta dijo...

Nos cruzamos, Xocas. Muy buena. Hay muchísimas frases y textos de Oscar Wilde buenísimos. ¿futura entrada?

Ramón Doval dijo...

No me ha quedado claro si vas a subir al Fiz Roy, o al Cerro Torre.
Magníficas 12 cuerdas que suenan como dos guitarras bien tocadas. ¡Qué webs se requieren para salir así al escenario y tocar la maravilla que uno mismo ha escrito! (qué jovencito, por cierto -¿ya no estaba con C,S,N&Y?-).

Popi dijo...

Me has dejaste con el culo torcío! cuando la leí anoche a las 4 de la manana. Me acosté agustito, por que me gustó, pero que el resquemor de que te estará pasando por la cabeza. A ver si encuentras lo que buscas, muchas suerte mozo.

elTaxero dijo...

un pedo, ¿quizá?

Atalanta dijo...

Ramón,me da que el Fitz Roy o aún peór, el K2. Ya sabía yo que ésta te iba a gustar. A mí también me llamó la atención lo joven que está y la pinta que tiene (¡de blanco y con tirantes!). Siempre te lo imaginas con camisa de cuadros, con patillas, con sombrero...No sé exactamente de qué año es. Es de "Rust Never Sleeps", ahí hay alguna canción casi medio punk, imagino que de los setenta. No me extraña que los cachorros del grunge lo adoptaran como padrino. Supongo que será posterior. De todas formas Young, como todos los genios, es un espíritu libre, entraba y salía en los CSNY cuando le parecía.

Popi, cosas mías, ya me conoces. Ya te contaré.

Taxero, petardo...podría ser. Oye, eso es muy daliniano, si es que cómo sois los artistas. Mañana te llevo los discos.

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Me alegra que las musas vuelvan a revolotear chaval. Todo es posible y nunca es tarde, ya sabes que te lo digo con conocimiento de causa. Un abrazo y ya nos contarás algo más... No?

Atalanta dijo...

Que no, Iron, que ya se fue de la lengua el Ciego....:) Las musas son eso, musas. No existen.Desaparecen. Lo importante es el efecto. Yo me entiendo, me pongo a ello. Ya te contaré.

L.V. dijo...

estos momentos en ocasiones nos cambian o por lo menos nos ayudan a replantearnos cosas.

si es que pasamos los días con el piloto automático!!

Atalanta dijo...

Bienvenido, L.V., lo malo o lo bueno, ¿quién sabe?, es que la mayoría de la gente se pasa la vida sin saber que tiene conectado el piloto automático.