jueves, 7 de enero de 2010

Los tiempos están cambiando


Durante la próxima semana le voy a dedicar tres entradas a Bob Dylan, uno de los mejores escritores de la historia del rock. La de hoy sobre una canción, "Los tiempos están cambiando", la que supongo todos conoceréis. Estamos en 1964 en Estados Unidos. Ya sabéis la historia, la "rebeldía sin causa", el desencanto de una generación acomodada que busca algo más, que busca cambiar al mundo. Faltan tres años para el "Verano del amor", cuatro para el "Mayo francés". Debió ser algo muy breve pero durante unos meses, miles de personas creyeron de verdad que otra sociedad era posible. Escritores y músicos como Dylan actuaron como catalizadores, como portavoces del subconsciente, de los anhelos de toda una generación.Poco después, la realidad dictó sentencia y todas las ilusiones se desvanecieron. Bob Dylan venía del mundo de la canción folk, de los bohemios del "Greenwich Village" de Nueva York, que poco o mucho tenía que ver con los hippies de California. De esa etapa es esta canción, de la "canción protesta", movimiento izquierdista que lo tachó de traidor cuando se desmarcó de un estrecho mundo de consignas, demasiado agobiante para la complejidad de un genio. En la onda de "A hard rain is gonna fall", aquí también se anuncia el chaparrón que está a punto de caer y llevárselo todo por delante. Al menos se consiguieron algunas cosas: hacer pensar a una sociedad adocenada que comenzó a hacerse preguntas, sacar a luz la verdad sobre Vietnam y por ende retirar las tropas, conseguir la abolición de un demencial racismo institucional y la conquista de unos mismos derechos para todos los hombres independientemente de su raza.
Si lo pensáis, hay muchos paralelismos con la sociedad actual. La historia sólo es un gran ciclo que se repite una y otra vez.

"The times they are a-changing"

Come gather round people
Wherever you roam
And admit that the waters
Around you have grown
And accept it that soon
You'll be drenched to the bone.
If your time to you
Is worth savin'
Then you better start swimmin'
Or you'll sink like a stone
For the times they are a-changin'.

Come writers and critics
Who prophesize with your pen
And keep your eyes wide
The chance won't come again
And don't speak too soon
For the wheel's still in spin
And there's no tellin' who
That it's namin'.
For the loser now
Will be later to win
For the times they are a-changin'.

Come senators, congressmen
Please heed the call
Don't stand in the doorway
Don't block up the hall
For he that gets hurt
Will be he who has stalled
There's a battle outside
And it is ragin'.
It'll soon shake your windows
And rattle your walls
For the times they are a-changin'.

Come mothers and fathers
Throughout the land
And don't criticize
What you can't understand
Your sons and your daughters
Are beyond your command
Your old road isRapidly agin'.
Please get out of the new one
If you can't lend your hand
For the times they are a-changin'.

The line it is drawn
The curse it is cast
The slow one now
Will later be fast
As the present now
Will later be past
The order is
Rapidly fadin'.
And the first one now
Will later be last
For the times they are a-changin'.

"Los tiempos están cambiando"

Venid a todo, juntaos aquí
No importa donde vayáis
Y reconoced que las aguas
Han crecido a vuestro alrededor
Y aceptad que bien pronto
Os empapará hasta los huesos
Si queréis salvar vuestras vidas
Más vale que nadéis u os hundiréis como piedras
Porque los tiempos están cambiando.

Venid escritores y críticos
Que profetizáis con vuestras plumas
Y mantened los ojos abiertos
La oportunidad no volverá a presentarse
Y no habléis demasiado pronto
Porque la rueda continúa girando
Y nadie sabe qué nombre marcará
Porque el perdedor de hoy vencerá mañana
Porque los tiempos están cambiando

Venid senadores y congresistas
Por favor, atended la llamada
No os quedéis en la puerta
No cerréis el paso
Pues al fin será arrollado
Quien haya quedado atrás
Afuera arrecia una batalla
Que os agitará las ventanas y os sacudirá los muros
Porque los tiempos están cambiando.

Venid padres y madres
De todo el país
Y no critiquéis
Lo que entender no podéis
Vuestros hijos e hijas
Ya no os obedecen
Vuestro viejo camino es ya una ruina
Dejad libre el nuevo si no tendéis la mano
Porque los tiempos están cambiando.

Se ha trazado la línea
La suerte está echada
El lento de ahora
Será luego el veloz
Al igual que el presente
Será un día pasado
El orden ya se desvanece
Y los primeros, últimos serán
Porque los tiempos están cambiando.


Os dejo también la curiosa versión de Loquillo y los entonces Intocables de 1981. Los tiempos también estaban cambiando en aquella turbulenta e ilusionada España. La adaptación del texto es buena y la transformación en una canción rockabilly le viene bien al tono amenazante de la letra. Ahora son unos macarrillas los que amenazan con arrasarlo todo. Aunque el sonido y las imágenes del concierto son infames, es gracioso ver al loco y compañia hace treinta años. "¡RÓMPELO, RÓMPELO!". De chaval, este disco lo abrasé.



12 comentarios:

Ramón Doval dijo...

My e-mail address isn't-a-changing... (doval39arrobahotmail.com).
Felicítame el año pa que tenga tu dirección, amigo.

Furacán dijo...

El que si ha cambiado ha sido Loquillo jejeje tengo una anécdota que vamos mejor no la escribo aquí pero que me ha hecho sonreir cuando lo vi en la manifestación contra la piratería

Michel dijo...

Grande Dylan, debe ser más o menos de la quinta de Leonard Cohen otro que seguro que te gusta.

Loquillo es un crack también, Feo, fuerte y formal es una de mis preferidas. Tio muy culto e interesante.

Furacán me has dejado con las ganas, pero viniendo de Loquillo seguro que la lió parda.

Abel, hoy entreno bajo la nieve para adaptarme al frio polar de Sevilla.

Lo de los Reyes no te lo podía fatisdiar otro que tu primo al que yo también conozco, siempre fue un capullo, ja,ja, dale recuerdos, hace años que no nos vemos.

Atalanta dijo...

Hecho, Superramón. Oye, haberte animado a comentar algo...que sé yo que estas entradas te gustaban. Andas pillao...¿eh?

Furacán, cuenta, cuenta...el loco lleva caminos paralelos al "Rey dle pollo frito" aka Ramonín. Se necesitan nuevas fórmulas, la industria tal y como la conocemos está muerta y la música más viva que nunca. Las tiendas de discos van a quedar cuatro para cuatro románticos como yo y alguno más que se pasa por aquí.

Michel, entre mis cientos de discos, hay una estantería dedicada los intocables y los dos están ahí colocados. El loco a veces es interesante, a veces cargante pero hay que reconocerle la actitud. Chulo hasta la sepultura.
Intentaré trotar el sábado a ver si estoy recuperado. El primo anda muy lejos, en las américas, casi no lo veo ni yo.

edecast dijo...

Guau !! Impresionantes imágenes de loquillo.
Pero me quedo con la versión de Dylan. Y eso que yo soy de Loquillo.
Coincido plenamente con lo que dices en tu comentario a Michel.
A veces interesante, otras cargante, otras demasiado pedante. A mi me gusta su música, principalmente los grandes temas de Sabino Méndez. Pero es lo que comentas, chulo hasta la sepultura, y con actitud.
Como mola tu discoteca, envidia, yo creo que ni en los spotifys ni esos encuentras cosas de las que tú tienes en tus estanterías.
;-)

akela-mae dijo...

Ay, madre!!! esto si que es regresas a la juventud, mira que me gusta Loquillo pero Bob es Bob, en general me gustan las canciones cantadas por los "originales", salvo las versiones que hace Rosario (de las clásicas) que me encantan (Lucía, Acuarela, Cuéntame, .. todas)

Besicos

akela-mae dijo...

Por cierto que Baltasar terminó agotado .... y efectivamente pasó de largo jejeje

Estoy contenta sabes lo que me han traído .... ¡¡la calle para correr!! son listos como sabe que me gusta y no se entra con ello en el consumo fácil... pues eso que tengo un regalazo jajajaja

Ah!! y mogollón de sonrisas de todos los que queiro y eso no se compra con nada.

Besicos.

Jesus Hulett dijo...

Saludos!. Ya bastante tiempo, pero hoy he leido tu cronica del UTMB. Felicitaciones, aunque tardias, por este logro. Es que buscaba una foto de champex para mi blog y me tope con el tuyo. Si mal no recuerdo, llegue con Txerochy a la meta o unos minutos antes o despues. Con quien si llegue fue con Yves Amellones... e igual, muchas de las sensaciones son similares. Quiza tome tu foto de champex para mi blog, con tu permiso, estoy escribiendo la cronica de mi carrera, por partes. Saludos

Atalanta dijo...

Enrique, yo al loco lo tengo por una figura entrañable pero es porque mi visión está distorsionada por el montón de recuerdos que asocio a su música, recuerdos de risas, de besos, de bailes... Bien dices que Sabino compuso grandes canciones imposibles de olvidar pero él a veces me parece que está un poco "pallá". Mi discoteca está al setenta por ciento pirateada de la era antepiratamp3 total. No me pongo a bajar a lo bruto porque tampoco me da tiempo a escucharla. Para eso soy muy metódico, para mí no tiene sentido acumular canciones si no te paras a disfrutarlas, a sentirlas, a encontrarle el sentido. Siempre me gustó investigar por ahí, hay muchas cosas geniales que la mayoría no conoce. Para eso los blogs de música son una bendición.

Hombre, Akela, Dylan y Loquillo están en dos estratos muy distintos. Dylan, sin lugar a equivocarme, es de los cinco mejores autores de la historia del rock and roll. Cuando hablaba de la estantería de los Intocables, me refería a Cohen y a él. La versión de Loquillo la puse poque me parecía curiosa... y buena, ojo. Akela, con todo lo que te quiere la gente, me da que ya los Reyes te traen mucho cada año.

Hola y bienvenido, Jesús. Creo que cualquiera que haya hecho una carrera tan especial, se sentirá identificado con lo que contamos en nuestras crónicas. Puedes utilizar lo que quieras, dagal.

Popi dijo...

Empecé a escucharlo con un recopilatorio y con "Time out of mind" que sacó a finales de los 90. Después le mangué a mi tía el disco de título homónimo a la canción que pinchas y se me cayeron las bragas y salieron corriendo... a la espera de las próximas entregas.

Atalanta dijo...

Popi, yo soy "dylaniano" incipiente. Me habre empollado de verdad diez discos... pero estoy en ello. Ánimo que ya falta poco para el final de la Odisea y la llegada a Ítaca.

Popi dijo...

Itacá o itapayá... esto más que una odisea es un via crucis... vamos por la tercera estación, mañana la cuarta.