lunes, 17 de mayo de 2010

By endurance we conquer


"By Endurance We Conquer" era la divisa familiar de los Shackleton. "La resistencia nos hace vencer". A fe mía, que estas palabras se grabaron con cincel en el alma del capitán irlandés. Los habituales ya sabéis de mi gusto por este tipo de aventuras. De hecho, el primer post de este blog se le dediqué al tema y a la derecha siempre luce el anuncio de reclutamiento del Endurance, una llamada siempre vigente.
Ayer visitamos la exposición "Atrapados en el hielo". Si os interesa el tema no os la perdáis. Utilizando las numerosas fotografías de Frank Hurley, apasionado miliante de su arte -al loro con la foto de abajo, fijaos dónde se subía el amigo con su "pequeña" cámara o la foto del Endurance de noche con múltiples focos de luz para la ocasión-, la exposición nos plantea un exhaustivo recorrido por la epopeya del "Endurance", el barco con veintiocho tripulantes, que después de la conquista del Polo Sur por Admundsen y el malogrado Scott, pretendía acometer el último gran reto antártico, cruzar el continente.

En pocas palabras, el Endurance en 1914, tenía la intención de atravesar el Mar de Weddell hasta llegar a tierra donde los tripulantes intentarían cruzar la Antártida a pie. Sin embargo, progresivamente las placas de hielo se hicieron más numerosas, hasta llegar un momento en que el mar quedó completamente candado impidiendo su navegación. Poética es la fotografía que abre el post, el Endurance con todo el velamen desplegado y utilizando su máquina de vapor en un esfuerzo inútil por romper el hielo.



Durante varios meses, el barco permanece a la deriva siguiendo el lento discurrir de las corrientes del Mar de Weddell hasta que la presión del hielo se hace insoportable para el barco, que queda destrozado. Tras un periodo extraño en el que Schackleton ha conseguido mantener una rutina que considera sana para la higiene mental de la tripulación, deben abandonar el barco y arrastar a pie las barcas con las provisiones hasta la Isla Elefante en un penoso avance.







Ellos saben que siguen condenados, que nadie los irá a rescatar tan al sur. Hay muchos elementos increíbles en esta odisea pero es en este instante cuando comienza la leyenda. Cinco tripulantes, Shackleton incluido, en una pequeña barca de siete metros de eslora, a través de unos mares muy complicados, guiándose por el sol a través de un sextante que ultiliza Frank Worsley en lo que constituye un hito de la historia de la navegación, consiguen recorrer los 1.300 kilómetros que les separan de las Georgias del Sur, base de los balleneros noruegos.


Esta foto dice mucho. La despedida de la barca, de sus últimas esperanzas.

El grueso de la expedición, con tres intentos fallidos a causa del hielo, aún tuvo que esperar cuatro meses para su rescate. Emotiva es la descripción de Shackleton, acercándose a la playa donde dejó a sus compañeros y desde lejos comenzando el temeroso recuento para al final afirmar: "¡Están todos vivos!". Todo un capitán.

Cambiando de tema, antes de que se me olvide, mención para el otro grupo que se separó la semana pasada, los Sunday Drivers de Toledo. Otro grupo de corte clásico, de medios tiempos facturados con oficio y algunos momentos brillantes. Tuvieron su pequeña porción de gloria, sobre todo en "la Francia" e incluso gozaron del sueño húmedo de cualquier grupo, ser banda sonora de un martilleante anuncio cervezero de verano. Os dejo "Often", quizá su más bonita composición.




27 comentarios:

Dani dijo...

Cuando me preguntan a qué personaje de la historia me hubiera gustado conocer, Shackleton siempre sale el primero. (Y cuando viajo a Londres siempre me saco una foto delante de la estatua de R.F. Scott).

Tengo el documental del viaje y unos cuantos libros y siempre me quedo con ganas de saber más de este hombre.

davidiego dijo...

qué difícil navegar con el sextante! y cómo mola la televisión de hielo!
dos veces me han echado porque voy a verla una hora antes del cierre y no me da tiempo.. menos mal que la tengo a 100mts de casa.. ;)

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Impresionante la expo. Muy curioso lo del sextante como bien señala David. Impresionante el trabajo del fotógrafo y la capacidad de liderazgo del Sr. Shackleton aunque nunca consiguiese la camiseta de finisher.

Txero dijo...

Te invito a que te leas el libro que te preste sobre la conquista del Polo Norte. Gestas desconocidas de anonimos aventureros que sin duda relativizarian la azaña de Shackleton si se hubieran conocido mejor. Episodios de canibalismo, envenamiento de capitanes chiflados por su tripulacion, esquimales asesinos, la quimera del Polo Norte del que se llego a pensar que era una especie de agujero negro del globo terraqueo o incluso que albergaba un nuevo continente tras el hielo con un clima benigno y con una nueva raza de hombres. Te sorprendera la cantidad de valientes chiflados que despues hicieron posible la gloria de otros.

Txero dijo...

Aviso: leo que mi comentario no se ha acentuado. No se (con acento en la e) el motivo.

Furacán dijo...

Gran entrada! La expo no la he visto, tengo el libro del mismo título. La historia del Endurance es de la que más me ha impresionado, tremenda, me deja sin palabras.
Sobre los Sunday no me había enterado de que se separaban. Pues era un grupo que me gustaba mucho, temas como ese que pones o My plain, etc... una pena.

Popi dijo...

Buena y helada entrada.

Y buena banda, buen directo, pero nunca me tocaron el corazoncito. Esa estampa mancebiana, torciendo la cabeza cual si subiera el Montirolo... le echaremos de menos en los festis veraniegos.

JetlagMan dijo...

Bonita canción, y otra gran entrada de IronManes. Un abrazo desde el gélido Kuwait.

Atalanta dijo...

Dani, tú también te hubieras embarcado...¿eh? Muchisima suerte en la azarosa travesía del sábado.

David, si ayer nos hemos tirado casi dos horas viendo todo, todo, al detalle...y se me hizo corto.

Ironmanu, increíble de verdad y los detalles curiosos, como el afecto a los perros que finalmente tuvieron que sacrificar para alimentarse, esos partidos de fútbol,que Sachkleton cargara en su tienda con los más conflictivos para evitar roces, un verdadero líder y responsable de que al final no muriera nadie.

Txero, me has convencido. Aunque tengo una lista de espera tremenda, me lo leeré. Ayer nos acordamos de ti cuando leímos que tras el regreso, el gobierno británico concedió la "Medalla Polar" a todos excepto a cuatro o cinco tripulantes que Shackleton excluyó por "tocapelotas" y conflictivos, por crear mal ambiente durante los malos momentos. Sería algo así como tú en el Espigüete, recordando continuamente lo jodida que era toda la situación. :)

Furacán es que la historia es fascinante y pocas veces el adjetivo está mejor utilizado. La canción preciosa.

Popi, gracias, dagal. Joder, es verdad, unos cuantos conciertos hemos visto de los Sunday.

Ramón...chavalón..me alegro un montón saber de ti y que estás otra vez en forma, más "jetlag" que nunca. Desde Kuwait, nada menos. All around the world.

El crusti dijo...

Como siempre, manteniendo el alto nivel de las entradas. Tengo que reconocer que no soy muy fan de los relatos de viajes, de expediciones, de conquistas, de exploradores, de intrépidos, etc. Bien es cierto que me tragué de dagal todas las aventuras de Thor Heyerdhal (o algo así) con la Kon-Tiki. Excepción hecha, no era fan. Hasta que vi esta aventura en un reportaje de "Canal Historia". Y breve tiempo después cayó en mis manos "El corazón de las tinieblas" de Joseph Conrad. IMPRESCINDIBLE. Exploración y colonización del África negra a finales del XIX. Desde entonces estoy abierto a este género; aunque es cierto que dispongo poco tiempo para ello.
Con la música m'has pillao...

DE NI ATLETA A TRIATLETA dijo...

dicen algo así que si quieres una expedición rápida y efectiva cuenta con Amundsen (una anécdota:creo que se fue comiendo a sus perros en el viaje de vuelta como tenía planeado, menos peso en víveres que llevar), Scott para una expedición de caracter cientifico (murieron todos no, llevar burros no fue muy buena idea y el hecho de pertenecer al imperio de la Gran Bretaña no les hacía inmunes al frio, claro que este gran marino y aventurero tiene toda mi admiración el descubrimiento del Mar de Ross es suyo, dos expediciones a la Antártida...)pero me quedo claramente con Shackleton, esa cabeza la querría yo para mi, si sigo con la comparativa si se trata de una expedición en la que todo todo te sale mal y quieres sobrevivir cuenta con él. Me encanta tu entrada!! y este personaje, así que hago un cambio, yo tambien quiero ser Shackleton!!!, jajajaj como no me dejas ser Espartaco...mucho Kubrick!

ser13gio dijo...

Otro al que le gusta mucho el tema polar, algún día habría que catarlo bien catado, algún día...

Esta una de las mejores historias de supervivencia, humanidad y aventura jamás escrita, Ernst un tío grande.

Por si no lo habéis leído, el mejor libro que ha caído en mis manos del tema es 'El peor viaje del mundo', de la expedición Scott.

txero, ¿cuál es ese sobre el Polo Norte? Tengo algunos, y las historias del norte son mucho menos conocidas, pero bastante más escabrosas... empezando porque algunos no nos creemos que fuera Peary el primero... ¡con lo que sería Amundsen también el primero en el norte!

Me queda leer sobre Nansen, otro de los grandes y que casi es desconocido, quizá el "marketing" no le ha ayudado como a Scott.
s

MAE dijo...

Eso si que eran aventuras .... quien nos vería ahora todos tan "fashion" -monos "norface", gafas okley, guantes plumas, ...-pero en unos cascarones así, no me hago a la idea jejeje.

Me encanta leer sobre esta gran aventurero, es impresionante lo que hizo, bueno pues nosotros a nuestro nivel hacemos lo que podemos jajajaja, para mucho unIM es toda una aventura endurance.

Besicos.

Txero dijo...

ser13gio, el libro se titula "La conquista del Polo Norte" de Fergus Fleming y editado en Tusquets. El libro narra los viajes de diferentes aventureros mas o menos a partir de 1850 unos con la escusa de encontrar a un explorador britanico desaparecido con toda su expedicion (Franklin), otros con encontrar el paso del Noroeste, y los mas, sin duda, con ser los primeros en llegar al Polo Norte. Si te gusta el tema, este es libro. Por aqui pasan todos, desde extraños personajes que hacen de la llegada al Polo no solo un norte geografico sino tambien el norte de sus vidas, militares disciplinados que embarcan hacia el Polo por deber a su patria, pasando por supuesto por todos los hombres/nombres mas conocidos como Amundsen, Nansen, Peary...Por cierto, que en el libro exponen la teoria de como fue materialmente imposible que Peary llegara el primero al Polo Norte.
Si lo lees que lo disfrutes.

Txero dijo...

Atalanta, hijo mio, creo que Shackleton os hubiera negado la medalla a todos mis compañeros de suicidio colectivo en el Espiguete. Imagino que no querria tener entre su tripulacion tipos tan disciplinados como vosotros que os levantasteis a las tantas para subir al monte con todo el calor y os bebisteis todo el agua justo en la falda de la montaña. Y no me jodas con decir que ese es el estilo jaramuguiano.

ser13gio dijo...

Muchas gracias, lo buscaré. Hace tiempo que no leo de temas polares por higiene mental, que un día se me iba a cruzar el cable e iba a darle a alguien un buen disgusto, pero hay que retomar el tema de los hielos, es un imán.
s

Atalanta dijo...

Santi, gracias,hombre, Sí, yo creo que la afición a este tipo de relatos viene desde crío, o te van o no. El libro de Conrad lo tengo pendiente desde hace años.

Fara, o capitana Schackleton :), lo que comentas no sé si lo había leído o me lo había dicho Txero. Si lo piensas, Schackleton nunca consiguió sus objetivos en sus expediciones, llegando a morir en la Antártida en su último viaje de un ataque al corazón. Pero lo importante es que nunca perdió a nadie en sus expediciones. Un tío con cabeza. Scott fue demasiado temerario, le pudo la ambición por la gloria desmedida, sin una prudente planificación. En la exposición hablan de los detalles que comentas, que Scott a diferencia de Admunsen llevaba ponys que se hundían en la nieve y perros sin amaestrar -cada uno iba "pa su lao", como en un programa del Calleja :)-, ropas de lana y algodón en lugar de las pieles del noruego... Unas historietas muy curiosas. Ya veo que también te gusta el tema. Lo tienes todo para ser triatleta. Disfruta de esa ilusión que tienes ahora y de todos los que te arropan. Algo así puse en tu blog ayer, pero no se publicó.

Sergio, me apunto el libro. Tú sí que das miedo. Como algún día se te ocurra bajar por allí, a ver con qué nos sorprendes. Yo, si no fuera la pasta....Mejor así, que me conozco. :)

Mae, entonces sí que la cosa tenía mérito, con un par. Nosotros jugamos a las aventuras pero siempre con red, aunque alguno de vez en cuando se despeña.

Txero, JA, JA... me ha hecho gracia lo de "vosotros". Desde entonces me he visto metido en historias mil veces más complicadas que el Espigüete y hay una cosa que tengo clara. El lamento y la queja carecen de sentido. Me gusta ese dicho o poema de que un pájaro morirá congelado en un rama del árbol sin compadecerse ni por un instante de sí mismo. De todas formas, nunca puedes saber el temple que mostraras en una situación de este tipo.

DE NI ATLETA A TRIATLETA dijo...

estupendas tus aclaraciones Atalanta, me refrescas la memoria y añado datos! gracias, y sí me encanta el tema, otro personaje poco reconocido que dío leña al mono, a los ingleses mayormente fue Blas de Lezo conocido por el medio hombre (a él obviamente no le gustaba) insigne marino patrio ;-) ...me gusta tu comentario fallido en mi blog,muchas gracias de nuevo, por otro lado a diferencia de Shackleton yo sí logré mi objetivo: Disfrutar del triatlón en muy buena compañía. hasta pronto!

Atalanta dijo...

Fara, me apunto lo de Blas de Lezo. Las historias de marinos son una gozada. ¿Por qué no hacen más pelis como "Master and Commander"? :)

Ironmanu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Si te lo tengo que explicar... dijo...

La frase que lo resume todo, y a la que hace referencia "De ni atleta..." es de Cherry-Garrard, autor del imprescindible “El peor viaje del Mundo”: “Para un proyecto conjunto de corte científico y geográfico, dadme a Scott. Para una carrera al Polo Norte y nada más, Amundsen. Y si estoy en un maldito agujero y quiero salir de él, dadme a Shackleton…”

Estaba al principio de la exposición, y es demoledora. Quizá, o sin quizá... Casi todas las gestas y hazañas de la historia de la humanidad no hubiesen sido posibles sin una buena dosis de locura. Léase aquello de: "los cementerios están llenos de valientes"

DE NI ATLETA A TRIATLETA dijo...

qué buena frase!, es mejor de lo que recordaba (no tenía ni idea de donde me había sacado yo esa información tan imprecisa por otro lado, mi memoria de mosquito es lo que tiene), tengo que ir a esa exposición no me lo pierdo! el libro me lo leeré tambien.. en cuanto a Master and Commander, me has calaó! estoy contigo, más como esa... es lo que tiene el autor del libro en que se basa la peli, Patrick O´Brian, escribe grandes relatos sobre el tema, y ron ron la botella de ronnn jajaaj

Atalanta dijo...

Fara, mujer, nadie se puede acordar de la cita textual. No he leído a O Brian pero a Ironmanu le gustan mucho. Algún día pillo alguno. Seguro que me encantan. La exposición te gustaría, una buena excusa para un finde en Salamanca.

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Bueno, pues sí que me he tragado un montón de aventuras del amigo O'Brian. Los que me conocen ya saben que soy muy soñador y peliculero, y que tengo una cierta debilidad por las novelas y pelis de mar.

Por cierto, que voy a volver a la exposición, porque juraría que allí la palabra concreta es "carrerita" (cuando habla de Amundsen). ¿Error de traducción o admiración por la bandera de la "Pérfida Albión"?

DE NI ATLETA A TRIATLETA dijo...

Mecachis Salamanca, jajajaj, y yo como loca buscándola en Madrid! en fin, como con esto blog parace que estamos cara a cara tomando cañas pues eso...en cualquier caso,aun sin exposición, Salamanca vale uno y muchos viajes.

DE NI ATLETA A TRIATLETA dijo...

Ironmanu, tú si que sabes!!

Atalanta dijo...

Iron, a ver si tienen alguno en la biblio.

Fara, es una exposición itinerante. Estuvo en Madrid en su día, sé que después en Cáceres y ahora en Salamanca. Bien dices, una ciudad tan bonita como Salamanca merece una y mil visitas. Si te animas, avisa.