martes, 5 de agosto de 2008

ENDURANCE


"Se buscan hombres para viaje azaroso. Paga pequeña. Frío intenso, largos meses de completa oscuridad, peligro constante. Regreso no asegurado. Honor y reconocimiento en caso de éxito"


Este lacónico anuncio era la "irrechazable oferta que Shackleton, explorador británico, publicaba en el Times en 1914 para su demencial intento de cruzar la Antartida. Finalmente su barco, el "Endurance" quedó atrapado en el hielo, se partió y se hundió. Pasaron penalidades sin fin pero nadie murió.

Lo increíble es que a esta "atractiva" llamada se presentaron 5.000 candidatos.

He estado pensando en por qué desde crío me han atraído estas epopeyas de personajes que acometen empresas que muchos consideran imposibles, que logran hazañas asombrosas , que se enfrentan a lo desconocido con firme entusiasmo sin que al final no haya más recompensa que una gloria efímera.

Quizá los que nos dedicamos a hacer locuras, a buscar los límites físicos y psíquicos, participemos de ese espiritu.

Ahí está todo. En el escueto y brutal anuncio de Shackleton. Parte de lo que soy aparece retratado en esas líneas.


"Saca lo mejor de ti mismo, sé valiente y la fuerza acudirá en tu ayuda"

2 comentarios:

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Ese anuncio viene muy al pelo para lo que nos acabas de proponer el fínde. Y lo peor, es que nos hemos dejado convencer.
Bienvenido al mundo bloguero. Conociendo de primera mano, la calidad de tu pluma, estoy seguro de que tendrás muchos lectores. Taluego!

ATALANTA dijo...

No hay para tanto. Si te fijas, siempre digo las mismas chorradas con distinto disfraz.