miércoles, 5 de enero de 2011

"Live 1975-1985" (1986)


Sigo a lo mío. Esta semana le toca el turno a "Live 1975-1985", disco firmado explícitamente por Bruce Springsteen & The E Street Band.

En situación, Springsteen acaba de terminar la gira mundial de "Born in the USA" y está en la cima de su popularidad. Nunca volverá a vender tantos discos, nunca será tan famoso. A la hornada de los clásicos fans recalcitrantes, se les ha unido una tropa que puede que siga navegando o que abandonen el barco a la menor señal de tormenta.

Hace años que las grabaciones piratas de los conciertos del Boss circulan en cintas cual mercancía ilegal que se pasa entre manos ansiosas. ¿Es el momento de publicar en condiciones el ansiado directo oficial? CBS se frota las manos. No hay posibilidad de error, la jugada es tan segura que sólo se pueden esperar montañas de billetes. Sin embargo, tuerce el gesto cuando Landau y Bruce plantean algo diferente.

No van a hacer el clásico doble de la última gira para forrarse. Quieren dar testimonio de toda la historia de la banda desde sus inicios. Esto se llevará a cabo a través de una caja con cinco discos, 40 canciones que irán desde 1975 a 1985.

1986. La situación es muy distinta a la actual. Internet no existe. El vinilo y las cintas aún reinan. Una caja de lujo no es un cebo sino un lastre. No es la única estrategia para convencer a alguien de que prescinda del archivo bajado de internet sino que su precio se convierte en un obstáculo para que los chavales vayan a por ella. Pero son buenos tiempos para la industria discográfica y tienen a la gallina de los huevos de oro. La compañía acepta el reto.

Los conciertos de Bruce son largos. Fabriquemos igualmente un disco en directo grande de verdad, cuatro horas. De alrededor de treinta conciertos grabados en condiciones aceptables, irán eligiendo momentos significativos, pasando de grabación analógica a digital.

El directo del Boss y la Banda de la Calle E hace tiempo que se vende como el mayor espectáculo del mundo, como el Santo Grial que todos deberían beber por lo menos una vez en la vida. ¿Hace justicia el disco a esta fama? Sólo en parte, no podía ser de otra forma. El rock and roll en directo es una experiencia demasiado rica, tan llena de matices que es imposible traducirla a una grabación.

Un buen estímulo para el comprador es que hay ocho canciones no publicadas. Un enérgico instrumental, "Paradise by the C" o "Seeds", antecedente de los personajes desheredados de lo que será muchos años después, "The Ghost of Tom Joad". "Fire" pensada en su día para Elvis Presley y cedida a su amigo Robert Gordon, "Because the night", compuesta durante las sesiones de "Darkness on the edge of town", pero cedida igualmente a Patti Smith, por considerarla alejada del concepto del álbum. Aquí os dejo ese diminuto"Fire", sencillo, fresco y certero hit, donde Bruce además hace alarde de esas dotes interpretativas y "teatreras" que tanto le gustan sobre el escenario. De hecho, una de las notas que más llama la atención del disco son varias de las sentidas y sinceras introducciones a las canciones donde él se siente a gusto, como en "Growing up", "The River" o "War".



Versiones. La vena soul del Boss no podía faltar. Cualquiera que lo haya visto sobre el escenario, sabe que siempre tuvo como referente a James Brown. Una caliente versión de "Raise your hand" de Eddi Floyd, además de una poderosa lectura de "War" de Edwin Star, son una forma de saldar deudas con los dos sellos banderas de la música negra, Stax y Motown, respectivamente.


Completan la obra "Jersey Girl", precioso paseo por el lado más suave de Tom Waits además del himno no oficial de la teórica tierra de promisión, el clásico "This land is your land" de Woody Guthrie, una de las personas más admiradas por Bruce y de la que ya hablé hace unos días. Os dejo la emocionante versión con Pete Seeger, el otro padrino del folk, en la toma de posesión de Obama.



Del resto, ¿qué puedo decir? Supongo que cualquier seguidor hubiera hecho su propia recopilación. Hay grandes momentos como todos los del primer disco: "Spirit in the night", "It´s hard to be a saint in the city" o "Growing up" que dan fe de una grandeza que en su día pasó desapercibida.
Descomunales "Backstreets", "Racing in the street" o "Darkness on the edge of town" además del perfecto inicio del disco con la versión desnuda de "Thunder Road".
Emocionantes hasta el túetano "The River" o "Independence Day", donde Bruce parece realmente mutarse en el personaje de la canción.
Mención especial merece el bloque de "Nebraska", la canción homónima junto a "Reason to Believe" o "Johnny 99", vuelven a reivindicar el peso del Bruce más amargo y austero.
El evidente y conmúmente aceptado punto débil del disco es el abuso de canciones del último disco. "Bobby Jean", la versión acústica de "No Surrender" y "Born in the USA" hubieran sido suficientes. Tal vez, al estar aún en la cresta de la ola, quieren jugar sobre seguro y directamente la cagan.
Bien, probablemente en un futuro no muy lejano vuelvan a la carga con un producto de similares características, ¿1975-2015?, en el que será el testamento definitivo de su carrera y que espero recoja de verdad todas las caras de Springsteen en su justa medida y que probablemente sea un cofre que valga 200 euracos. Al tiempo.
Recuerdo la emoción que sentí el primer día que puse esta cinta. Era el siguiente al "Born in the USA", mi verdadero bautismo musical. Pocas veces he sentido tal expectación al escuchar un disco. La pureza del casi virgen no rastrea debilidades, sólo está ávido de que la leyenda continúe, sólo necesita más puntos de apoyo para su fe, anhela más motivos para creer. A veces me gustaría perder cinismo y recuperar aquella ilusión.
Si hubiera sido bueno de verdad, la noche del 5 de Enero de 1987, los Reyes Magos me hubieran dejando junto al belén la mítica caja pero se conoce que no me porté bien. Entonces no había cosa en la vida que deseara más. Espero que mañana sí se cumplan vuestros sueños en -esta sí-, la noche más mágica del año.

10 comentarios:

Freaky Boy Hood dijo...

Que maravilla. Llego aqui desde casa de Paco y me encuentro con este post sobre esta joya de Bruce. Todavía recuerdo todas las hojas del libreto de la caja de cinco discos. Una gozada absoluta. Fire...

Saludos.

Xavi Garcia dijo...

Sigue siendo para mi el real King...y todavía me acuerdo de su excepcional, para mi el mejor, su conciertazo en el Camp Nou en el año 1988!!! 6 horas de espectáculo y mejor música!!

Vaya pasada!!

Un abrazo!

Xavi.
www.bcndragons.com

Popi dijo...

Como bien dices "sigue a lo tuyo"... que algunos tenemos algo que aprender. :))

Joserra Rodrigo dijo...

Abel, aunque sólo sea por ese Thunder Road piano solo inicial y el resto esté vacio, ésta caja hay que tenerla.
Madre mía , tiempos de esperar a reyes para tenerla, tiempos de disfrute de vuelta y vuelta, creo , sinceramente que esos tiempos van a volver pronto...ahora hay mucho, todo gratis y la mayoría no le llega a la suela a esto...al tiempo pero volveremos a las tiendas de discos llevadas con amor.
Un abrazo y buenos rey...que lo mereces todo Westman.

Paco dijo...

Recuerdo cuando me acerqué, después de ver la fantástica portada, y ví el precio...
Exagerada edición pero imprescindible. Mucha calidad y energía. Buenísima review, Atalanta. Me lo grabaron porque no pude comprarlo hasta hace poquito... Saludos.

TSI-NA-PAH dijo...

Esta Box Set ,es LA box set! Cuanto tiempo estuve esperando conseguir esta caja en aquellos tiempo!Hace tiempo que es mia!!!
un abrazo
WAR! Hu! what is it good for.
absolutely nothing!

Savoy Truffle dijo...

Este es probablemente uno de los mejores discos de directo, con el Alchemy de los Dire Straits, que se hicieron en los 80. Tiene aroma, gusto, la E Street Band está en unos momentos bestiales, con Clarence Clemons grandioso, Roy Bittan enorme, todos... La primara vez que lo vi, fué en vinilo (quintuple) en casa de un amigo, y le dije tienes una joya. Hace un par de años me apropié de la versión cd, porque son cosas que hay que tener y disfrutar. Saludos.

Txals dijo...

Amen hermano!!!
Fue mi quinto o sexto álbum que tuve de Springsteen, aunque lo quise desde que compré el primer LP a su nombre. Yo también debí ser basttante malo, se resistió durante años.
De mis preferidos
Saludos y felices reyes.

El crusti dijo...

Magistral. Vivan los Reyes Magos.

Un abrazo

Santi

Atalanta dijo...

Freaky, me alegro de que te gustara. Era la sensación que trataba de transmitir y ya veo que a muchos os pasó lo mismo.

Xavi, los conciertos del Boss marcan, son inolvidables. Menudo privilegio.

Popi, ya sé que estos posts no dan para mucho comentario pero quiero pensar que por ahí habrá muchos a los que le guste leerlos.

Joserra, ¿el mejor inicio de un directo? Es dificil explicarlo pero estoy contigo. Quedarán unas pocas tiendas y saldrán adelante si cuidan el material y al cliente. Siempre quedarán románticos.

Paco, me parece que a muchos nos lo tuvieron que grabar. Se salía de nuestras posibilidades. Se me olvidó comentar algo de esa portada tan bonita que dice tanto.

Tsi, me gustaría ver la colección de discos que tienes en casa :). WAR... el single. Eso si que era un grito de protesta frente a la guerra. Una vesión musculosa.

Savoy, bienvenido. Yo también tengo el formado CD, aunque el bonito de verdad eras los cinco vinilos. Aunque hay partes que yo hubiera cambiado, de largo el mejor directo de los ochenta. Hay muchos momentos bestiales con la banda en estado de gracia.

Txals, ya veo que fue objeto codiciado por muchos y largamente pospuestos. Eso lo hacía más valioso. Otros tiempos. No defradudó.

Santi, muchas gracias, dagal.

Un abrazo y feliz año para todos.