martes, 5 de abril de 2011

Fenómenos extraños


El hecho de que cada vez se vendan menos discos provoca extraños fenómenos, como que el disco más vendido en España durante una semana, sea el de Manel, banda catalana cantando en catalán, "10 miles per veure una bona armadura". ¿Por fin abandonamos prejuicios? De éste, sólo he escuchado un par de canciones, buenísimas, por cierto. El anterior disco ya era cosa fina. Me gusta la sonoridad del catalán al igual que me gustan muchas bandas y solistas que cantan en euskera.


Manel son buena gente, sencilla. Cuando los entrevistaron para EP3, el suplemento de "El País" con ínfulas de alternativo y que se queda en superficial panfleto de tendencias, al igual que hacen con todos los protagonistas de su portada, les querían vestir con ropa "moderniqui" de tienda "cool" y éstos se negaron. Sería pervertir su mensaje. No les hacen falta asesores de imagen. Gran música y grandes letras, partiendo de un folk debidamente alicatadado a su personalidad, retratan la épica de lo cotidiano. Os dejo la traducción de "Boomerang", un hermoso canto a la infancia perdida. "Al mar" es del primer disco y viene subtitulada.


¿Sabéis que si me dieran a elegir, siempre me hubiera gustado vivir en Gerona? Desde que conocí la Costa Brava, me quedé prendido. Otra razón es la cercanía de los Pirineos. Tal vez por eso la eligen tantos ciclistas profesionales para residir y entrenar... bueno, por eso y por otras cositas.


"Boomerang"

Llegó el tío con barba larga, los abuelos hacían comida especial y dijo “niños, estáis morenos”, y dijo “por lo menos, habéis crecido un palmo”. Ignasi y yo le escuchábamos mil aventuras de países lejanos y estaban bien, y distraían, pero era difícil sacarse de la cabeza hacer volar por encima del barrio aquel regalo extraño. Por fin abajo, nos situamos a una distancia prudencial de las señoras que se bronceaban y de los coches aparcados, estudiamos las corrientes del aire, nos secamos el sudor de las manos. Pero el boomerang se atascaba entre las ramas y no volvía nunca. Pero el boomerang reclamaba la pericia de un profesional. Y bajaron los otros con Vanessa –ay, Vanessa, ¿cómo le irá?-, comían pipas con arrogancia, se burlaban desde el banco, hasta que aburrido del espectáculo se acercó Xavi, que era mayor, “dejadme un tiro, retiraos, dejadme un tiro, hatajo de matados que esto es muñeca, que esto lo que quiere es un buen juego de brazo!”. Y, señores, tan bueno es insistir como saberse retirar y, no sé Ignasi, pero, en mi caso, puedo reconocer que me dolió ver en los ojos de Vanessa que la cosa se ponía interesante. Pero el boomerang se atascó entre las ramas y no volvió nunca. Pero el boomerang reclamaba la pericia de un profesional. Pero pasó hace tiempo, creo que era el julio en que se fundió Indurain y maldecimos al danés y a las rampas de Hautacam. Los años, en fin, nos han vuelto como hombres y, aunque nadie ha procreado, voy buscando alternativas, por si alguna vez se da el caso. Y en este mundo entre mis puntos fuertes nunca estarán los detalles pero me esforzaré y una cosa me abstendré de regalar, que la infancia será divertida, mágica, libre, de acuerdo, aceptado, pero no hay tanto tiempo que perder y, tarde o temprano, solo queda una verdad: El boomerang se atascaba entre las ramas y no volvía nunca. El boomerang reclamaba la pericia de un profesional.



9 comentarios:

Popi dijo...

Me puede el ego. Los vi en el Primavera Club hace tres años (que pe'azo versión del "Common People" en Catalá!!!). Mas tarde en el Apolo, estaba Guillem, el cantante,
y conmigo dos mozas que estaban loquitas por él y no se atrevían a pedirle un autografo. Yo, que no conocía a Manel más que del concierto, me acerqué con un cacho de papel y un boli, y más cara que espalda (como siempre). Joder que tío más salao'!! Firmó y me pase un ratito hablando con él de los grupos que habían pasado por el festival. Igualito que Bono...

Ale, a descargarse el nuevo disco, que aquí en los Cáceres no hay donde comprárselo.

Balti dijo...

Son geniales, de verdad que si!!!!!!
El primer jueves después del IM de Lanzarote tocan en Palma de Mallorca y ya no hay entradas, se agotaron en nada.... Yo me quede sin buaaaaaa!!!!!!!

El crusti dijo...

Creo que en los juicios sobre Manel coincidiremos. Y sobre vivir en Girona, también. Tengo innumerables puntos donde "pondría el huevo" en una provincia con costa llana, costa abrupta, montaña, media montaña e interior llano. Lo peor, la tramuntana.

Un abrazo
Santi

Atalanta dijo...

Preparé el post en 20 minutos, ni siquiera vi cómo quedaba y, además de aparecer todos los versos apelotonados, evidentemente repetí canción. Os dejo la otra que mencionaba.

Popi, esa versión la he visto en el "youtube" con imágenes de jugadores del Barça, "Gente normal". No la reconocí hasta que llevaba escuchando un buen rato. Es verdad que es buenísima. Si es que tú tienes anécdotas con muchos músicos, algunas conmmigo presente :). Qué tiempos.

Balti, con ese dato sí que das idea de su éxito. Se lo merecen. A ver si se acercan por el oeste y consigo verlos.

Crusti, pues algún día que vaya de visita, ya te pediré consejo. Eso del aire ya lo llevaría yo peor...

Mildolores dijo...

Doncs jo, que vaig viure un temps a Barcelona, sempre dic que aquesta és la meva altra ciutat. al lloc on jo aniria a refer la meva vida.
A més així tindria prop els paratges de Girona, les platges de Tarragona i la muntanya de Lleida.
Pitjor que bé vaig aprendre a defensar-me en català perquè preferir prendre-ho com una experiència a una barrera encara tinc la sensació que alguns, ols que diuen ser defensors de la cultura autòctona, el facin servir més com un element diferenciador que d'unitat.
M'agrada Catalunya i els catalans. El defenso a ultrança en la meva Madrid dels meus amors. Tenim molt més que ens uneix al que ens diferencia.
I de Manel no dic res, després d'aquesta sortida de to, perquè no els conec en absolut. Els meus catalans predilectes: Love of Lebias.
P.D: Disculpin vostès el meu català cutre.

Mildolores dijo...

Pues yo, que viví un tiempo en Barcelona, siempre digo que esta es mi otra ciudad. El lugar donde yo iría a rehacer mi vida.
Además así tendría cerca los parajes de Gerona, las playas de Tarragona y la montaña de Lérida.
Peor que bien aprendí a defenderme en catalán porque prefirió tomarlo como una experiencia en una barrera todavía tengo la sensación de que algunos, los que dicen ser defensores de la cultura autóctona, lo utilicen más como un elemento diferenciador que de unidad.
Me gusta Cataluña y los catalanes. El defiendo a ultranza en mi Madrid de mis amores. Tenemos mucho más que nos une a lo que nos diferencia.
Y de Manel no digo nada, después de esta salida de tono, porque no los conozco en absoluto. Mis catalanes predilectos: Love of Lebias.
P.D: Disculpen ustedes mi catalán cutre.

Furacán dijo...

Completamente de acuerdo! a mi em gusta el catalán y estos chicos lo hacen muy bien. La Costa Brava no la conozco y eso que le prometí a mi amigo Xavi Marina que un día participaría en su carrera. Pero la verdad es que tiene todos los elementos para que me guste, mar y montaña.

Johnny Dibud dijo...

Me gustaban sin saber que tenían tanto éxito y hace año y pico iba a ir a verles en concierto y me quedé flipado de que no quedaran entradas varios días antes. No sé si has oído la versión que tienen de Pulp, divertidísima. Saludos.

Atalanta dijo...

Mildo, toma ya... con un par. Te entiendo. Si algún día me tocara vivir allí, desde el primer día me pondría a aprender catalán en serio. ¿No tienes la impresión de que en estos temas a veces todos estamos un poco manipulados por los políticos? El porvenir dirá pero pase lo que pase, todo debe acaecer de forma pacífica. Dale una oportunidad a Manel, ya sabes que yo soy muy lesbiano.


Furacán, esa carrera la tengo yo en la recámara y caerá más pronto que tarde. Te conozco y te encantaría.

Johnny, imagínate cómo me quedé yo cuando vi la lista de ventas. La versión es buenísima, creo que la pongo dentro de un rato.