viernes, 29 de abril de 2011

"Superhéroes" de barrio



Me gusta leer periódicos antiguos. Cuando hojeas un artículo de hace tres, cuatro, cinco años, eres consciente de que estás leyendo mejor libro de historia. Es sumamente sorprendente en qué derivaron ciertos personajes o acontecimientos. Por no hablar de las noticias de índole económica anteriores a la crisis. La perspectiva del tiempo hace que ciertos artículos hoy asusten.

Dedicándome a este menester, encontré un reportaje que daba cuenta de un fenómeno para mí por completo sorprendente, el de los "superhéroes de la vida real". Ya os imagináis el percal. Siguiendo la tradición más ortodoxa de los cánones de tebeo, repartidos por el mundo viven unos tipos "normales" que, a tiempo parcial, se han creado otra identidad a la que acompaña el pertinente disfraz y tras la cual, se dedican a combatir el mal en las calles de su ciudad.

Los tipos tienen su propia página con el registro correspondiente en el que aparecen más de doscientos fenómenos con nombres como Master Legend, Green Scorpion, Superhero, Geist, Citizen Prime, Captain Jackson, Captain Prospect o Thanatos.

Sus funciones son las siguientes:

  • Patrullas de lucha contra el crimen.
  • Notificar delitos a los agente del orden
  • Colocar carteles pidiendo ayuda para solucionar casos no resueltos.
  • Buscar personas desaparecidas.
  • Promover la concienciación medioambiental.
  • Ayudar a la gente sin hogar proporcionándoles agua, alimentos y mantas.
  • Donar sangre.

Hombre, estas cosas se pueden hacer sin disfrazarse pero hay que reconocer que es mucho más molón afrontarlas cada jornada oculto tras un antifaz. Además, para ellos su traje es como una declaración de principios de lucha contra el mal.

Ahora que estamos al borde de los cinco millones de parados, es otra opción. Más gente con tiempo libre, más gente con problemas, más gente empujada a la delincuencia. Más malos y más buenos a los que proteger. ¿Por qué no? Lo que está claro es que hay "gente pa tó".

Claro, de música iba a poner "Superhéroes de barrio" de Kiko Veneno pero me decido por una canción de Veneno, el mítico disco formado por Kiko además de por Raimundo y Rafael Amador. Ese disco que siempre está a la cabeza de cualquier lista de lo mejor del pop o rock español pero que realmente pocos han escuchado.



6 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Me recuerda esa banda de los 80 en Nueva York que se llamaban the Guardian Angels y iban patrullando por el metro de la ciudad protegiendo a los ciudadanos!
un abrazo

Michel dijo...

Yo conozco mucho "superheroe", gente anónima casi siempre bastante zumbada y a falta de un hervor que es ver el uniforme policial y pegarse a ti como una lapa dispuestos a todo tipo de colaboración y a confesiones cuanto menos dudosas.


Mañana voy, al final corro, que se te den bien en Portugal, yo voy con algunos corredores forateros a Portugal el sábado, pero a cenar, me da que vamos a sufrir menos que tu.

Un abrazo.

Clemente Alonso McKernan dijo...

Ya no hay heroes, a lo sumo mercenarios. Buena entrada

Pingüina Veloz dijo...

Pero existen estos tipos de verdad!!! Si es que vivimos en un mundo que... cada bobo con su tema, je,je

El crusti dijo...

Soy muy "comiquero". Entre éstos, olvidas las ferias del comic todos los "freaks" que van disfrazados de superhéroe (y no ya de superman o batman sino de éstos de los comic manga...)
Te aconsejo que leas "Las aventuras del Capitán Torrezno" superhéroe creado por Santiago Valenzuela. Espectacular... Hazte con ellas.
Anque cualquiera de los de la mejor época del cómic "El Víbora" se podía llevar un óscar a la mejor recreación del héroe cañí.
Estos que mencionas tienen que ser punto y aparte...
Un abrazo
Santi

Atalanta dijo...

Tsi, un día hay que hacer un post sobre los panteras negras o los motherfuckers, otros tipos muy curiosos de los que supe hace poco.

MIchel, eso es para contarlo o escribirlo. Seguro que son un montón de historietas muy buenos. Pues el domingo se te dio mejor que bien. En tu pueblo no podía ser de otra forma.

Clemente, gracias, uno vez más. Los héroes de verad, no se ponen bajo los focos o lo que es peor no les interesan a los que colocan los focos.

Pingüina, yo cuando lo leía no me lo creía. Lo bueno es que ahora me parece medio normal. A cada uno le da por una cosa en la vida.

Santi, recomendación anotada. Aparte de los de crío, pocos leo yo ahora. Últimamente algo más de novela gráfica, muy buenas por cierto. Menuda decepción el otro día cuando me puse a leer en la biblioteca unos tomos del Guerrero del Antifaz que también luce en el blog. Con lo que me gustaba a mí de crío, me pareció muy malillo. Qué malo es crecer.