miércoles, 25 de mayo de 2011

Secretos del corredor


“Correr”: “Andar rápidamente y con tanto impulso que, entre un paso y el siguiente, quedan por un momento ambos pies en el aire” (Diccionario de la Real Academia de la Lengua).

Se podría decir que no es más que volar por unos instantes. Tal vez ése sea el secreto del éxito de una actividad en principio tan ingrata. Tal vez únicamente anhelamos volar apenas por un segundo.

Todo sabemos que hay momentos en la vida en los que toca hacer repaso. Son justo esos instantes en los que a la luz de nuestros severos ojos, el balance suele presentar casi siempre saldo negativo.

Hace unas semanas, mientras corría la Media Maratón de Ciudad Rodrigo, al ver tantos mirobrigenses en carrera, sentí uno de esos chispazos y me dije que era buen momento para rememorar no algún aspecto personal sino para analizar la Media Maratón, usándola como baremo para explicar la evolución de esta extraña afición en Miróbriga.

Cualquier corredor sabe que el entrenamiento te sirve para despejar la mente, olvidar o pensar con más claridad sobre algunos temas. A mí me ocurre que gran parte de lo que escribo se me ocurre mientras entreno. Este texto no son más que una ristra de deslavazados pensamientos sobre la carrera, también anotados a la carrera.

¿Cuál es el secreto para que una actividad a primera vista tan desagradable siga creciendo? Ahora somos muchos. Cuando ese domingo saludé a tantos en salida o en meta o me los encontré a lo largo del recorrido –algunos de ellos francamente inesperados actores de esta función, hace tan sólo unos meses-, fui consciente de lo que hemos crecido en poco tiempo. No me atrevo a lanzarme a enumerar a todos los mirobrigenses que participaron en la media porque seguro olvidaba a alguien especial. Comprobé cómo un deporte aburrido como correr sigue captando adeptos sin cesar. Hace apenas unos años, cuando comencé a dar mis primeras zancadas, con los dedos de una mano se contaban las personas que salían a trotar por nuestras calles cada tarde.

El profano, si te ve por la calle corriendo, tendía y tiende, aunque es cierto que cada vez menos, a entender que lo haces por alguna de estas razones:

1. Para estar delgado.
2. Para luchar contra el colesterol.
3. Para estar en forma.
4. Para preparar una oposición.

Es difícil hacer entender que yo no quiero adelgazar sino que me gustaría estar algo menos enclenque, que probablemente el nivel de machaque que soporto durante algunos días a lo largo del año no sea bueno para la salud –aunque os aseguro que de una forma “pseudo espiritual” difícil de explicar, no lo intuyo de esa forma- y que no me preparo las oposiciones de policía.

El mundo del atletismo popular goza de buena salud, el profesional no me interesa lo más mínimo. La Media Maratón de Ciudad Rodrigo no es más que el reflejo de un fenómeno global, el del crecimiento exponencial del número de personas que cada día salen a correr, el de todos aquellos que preparan con mimo las “importantes” citas del más variado jaez, que cada fin de semana pueblan nuestra geografía nacional.

La media maratón tiene parte de responsabilidad en ello y este año más que nunca, me siento orgulloso de haber participado en su gestación y mantenimiento desde sus alocados inicios, de haber contribuido en alguna medida, a los cambios de hábitos de unas pocas personas de mi pueblo. Ya somos tres los clubes de Ciudad Rodrigo, que aunque partiendo de presupuestos muy distintos, demuestran la posibilidad de compartir la pasión por la carrera con una variedad de objetivos y actitudes igualmente válidas y encomiables.

No son más que los síntomas de un proceso imparable, el de la normalización. Ésa que se dio hace años en ámbitos más urbanos y que en los últimos tiempos desembarca en zonas más rurales o despobladas. No se trata de valorar lo que hacemos. Se trata simplemente de conseguir una comprensión general de la que hace años se carecía. Parece que hace tiempo dejó ser raro cruzarte con un grupo de personas corriendo y eso es un buen síntoma de la salud de nuestra sociedad, tan empeñada, al menos en declaraciones institucionales de puertas afuera, en el fomento del deporte como valor positivo.

Es imposible homogeneizar el fenómeno o buscar unas señas de identidad comunes. Los corredores deciden madrugar o trotar a diario por diferentes razones. Venciendo esa familiar punzada que te invita a quedarte en el sofá cada tarde, el atleta decide calzarse las zapatillas en alas de una motivación distinta. Cada corredor lucha por un sueño personal, unos por ser capaz de correr media hora sin parar, otros por bajar su marca en media maratón, otros por cruzar la meta de un maratón. Puede que la única aspiración común que compartamos sea la búsqueda de esa mágica sensación de evasión, ese instante en que “quedan ambos pies en el aire”. Puede que los miles de personas que corren en el mundo sólo quieran volar o alejarse del, a menudo mezquino mundo real, durante un fugaz momento.


Música. Todos habéis visto el buenísimo anuncio de los corredores de Visa -ya en su día hice referencia a otro anuncio de la marca, el del Mundial que usaba la música de los Pixies-. Ahí se utiliza una canción del genial primer disco de los neoyorquinos Clap your hands say yeah! Os dejo otro "pepinazo" de esa especie de trasunto del David Byrne de los Talking Heads.



13 comentarios:

Carles Aguilar dijo...

Efectivamente, un parte del éxito del atletismo popular es precisamente el hecho de que cada corredor tiene su propia motivación para hacerlo... Es algo personal e intransferible y que nos ofrece un valor añadido a nuestros entrenamientos diarios...

CiegoSabino dijo...

Como siempre, bien dicho.

Ya sabes que lo que más "orgulloso" me dejó en la medida en que nos pudiéramos atribuir algún éxito en la 1ª media maratón del pueblo fue la inesperada y relativamente abundante presencia de farinatos.

Oye, para rematar la faena pon un enlace en miróbriga.net (o si de algún modo se pudiera insertar mucho mejor) al vídeo de los "locos que corren" del uruguayo Marciano Durán del que ya hablamos en su momento, pero que podría tener una difusión que contribuya a "nuestra causa" en un ámbito general ajeno al "carreril".

Nacho Cembellín dijo...

No olvidemos q el atletismo es el deporte q más fichas federativas tiene en el mundo (creo) desde hace muchiiiiisimo tiempo. Otra cosa es como somos en este pais.

el chulo dijo...

me gusta correr, necesito correr.
si tuviera que elegir, elegiria correr... 40´todos los dias de mi vida...¿es mucho pedir?.

El crusti dijo...

Para variar, de acuerdo. Mi reflexión sería: ¿por qué cada vez más gente busca refugio o motivación en esta actividad y no en otras? A ver si me animo y un día me documento para un ensayito breve al respecto y comentamos.
Enhorabuena por el gran éxito que tiene la MM de CR, una parte es tuya, no me cabe duda.
Un abrazo
Santi

Efedexdx dijo...

Sólo hay algo en lo que no estoy de acuerdo contigo: "un deporte aburrido como correr".
Debo ser un tipo raro pero yo disfruto como un enano rodando, haciendo cuestas, cambios de ritmo, sufriendo como un cabrón en esos rodajes vivos con Rubén, y por supuesto cuando paramos, estiramos y quedamos para el siguiente rodaje.
En los nueve años en los que no he podido correr es cuando me he dado cuenta de cuánto me gustaba esto. (Sólo a mi se me ocurrió hacerle caso al neumólogo. Anda que...)

Phaeton dijo...

Correr me parece muy meritorio, yo por mas que lo he intentado no le encuentro gracia ninguna. Las cuatro razones que enumeran pueden ser buen motivo para mucha gente, pero me temo que por si solas no te harán perseverar, como algo no te guste no hay forma, y eso es lo que me pasa a mi.

sanfreebird72 dijo...

Entrada fabulosa que leo en mi ipad tras un plato de verdura y 11 km que me he cascado tonight al volver de casa. He volado Runnerman! Te sigo leyendo pero cada vez tengo menos tiempo entre la familia el trabajo y el correr. Saludos Abel!!!!!

plato53 dijo...

Para pensar las cosas, distanciarse de las cosas, decía Ortega. No aceptar ningún pensamiento no nacido al aire libre, del libre movimiento y en el que participen los músculos, decía Nietzsche. Para pensar y escribir, correr, dice Atalanta.
Para mí, hacer deporte es dejar de pensar o, por lo menos, no sufrir pensando.

Michel dijo...

¿Qué tendrá esto del correr?.
Yo llevo cuatro años practicándolo y la verdad que es un vicio.
La Media de Ciudad Rodrigo llegará a su cima cuando la corra Crusti, a este paso habrá que ofrecerle un "fijo" por ir, je, je...
De nuevo unos días por aqui por Donostia, donde da gusto salir a correr. Hoy está diluviando, pero que más da, correr lloviendo cada vez me gusta más, quien me lo iba a decir.
Esperemos que Bildu no estropee en estos cuatro años que van a mandar aquí la ciudad, sería una pena.

Efedexdx, ¿estuviste nueve años sin correr?, quien lo diría.

Me estoy planteando el Maratón de Porto el 6 de Noviembre, a ver si este año puede ser.

Un abrazo.

davidiego dijo...

muy buena reflexión, si no vuelo, me arrastro.

Pingüina Veloz dijo...

Interesante entrada y reflexión. Pueden ser tan variados los motivos e intereses que mueven las piernas populares en esto del correr, que esa es una de las cosas que enriquece la afición a este deporte a niveles no profesionales.

Que razón tienes con el concepto de altos vuelos:"ese instante en que quedan ambos pies en el aire". Me ha encantado.

Un saludo

Atalanta dijo...

Carles, cada uno con sus razones pero todos con algo en común.

CiegoSabino, gracias. Es cierto que nos sorprendió desde el primer momento. Ya le dije a Fernando lo del vídeo.

Nacho, no lo sabía. Aquí no se estila demasiado, sí en otros deportes aunque acabaremos entrando.

Chulo, no parece tanto, ¿verdad? A muchos se lo tendrías que explicar. Para ellos sería una condena.

Santi, pues es verdad. Esperamos ese interesante pos. Faltaste tú.

Efedexdx, hombre es mucho más divertido jugar al fútbol o al baloncesto. Tú lo valoras más por esos años de abstinencia. Como si me pasara a mí...

Phaeton, la bici es chula tan o más atracitiva que la carrera pero me parece más dura aún. Para perseverar hay que tener un reto, marcarte una cita clave.

Jordi, me alegra verte por aquí. Yo soy el que ando liado y apenas os leo. Me alegro que sigas en la brecha. Tú tienes planta de fondista. Y gracias.

Plato, interesante. Hay un tiempo para todo. La puerta siempre debe estar abierta.

Michel, tú representar mejor que nadie las ganas y el gusto de esto del correr. Lo puedes explicar mejor que nadie. A por Oporto, bonita ciudad, además.

David, es difícil de explicar pero cuanto más haces, más quieres y tienes la sensación de que te falta muchísimo.

Pingüina, vosotros, en los madriles, lo veis mejor que nadie. Miles y miles que no dejan de crecer, cada uno con su historieta detrás. Me alegro que te gustara.