miércoles, 1 de julio de 2009

Aprendiendo a ser Ironman.

Citando a Ramón, "Aprendiendo a ser Ironman".
Tranquilos, que no os voy a aburrir con otra crónica de vómitos y demás lindezas. La cosa, como era de preveer, se volvió a torcer y no hay mucho más. El punto débil de Atalanta está alojado en el abdomen y es éste el jodío:
A pesar de hacer la bici a paso de burra para intentar llegar entero y conseguir cruzar esa maldita y bendita línea de meta, las naúseas comenzaron mucho antes de llegar a correr. Nada más comenzar el maratón ya iba jodidísimo y como tenía el hotel a un paso me fui a la habitación a vomitar. Me enrosqué un ratín encima de la cama y parecía que me sentía mejor. Vuelvo a la batalla pensando que sería de traca acabar después de echarme una pequeña siesta (para mí esos veinte minutos diarios son sagrados, incluso en el suelo) pero apenas bebo otro par de vasos de agua, vuelven los dolores y las malas sensaciones. Ce fini.
Me quedo con la natación. Si me cuentan hace unos años que voy a disfrutar nadando cuatro kilómetros en el mar rodeado de tres mil chalados, tragando agua y recibiendo y dando golpes por doquier, no me lo creo.
También el recorrido ciclista entre montañas y pueblos es muy atractivo, pidiendo a gritos una semana de cicloturismo.
Para esta crónica deportiva no sabía qué foto elegir. Al final me quedo con la del día antes, la de la ilusión, la de la espera para introducir la bici en boxes. A diferencia de Roth donde llegué enfermo varios días antes, disfruté muchísimo de los prolegómenos y del tremendo ambiente de una ciudad tomada por la tribu triatlética más variopinta en edades, condiciones o procedencias unidas por un afán común y cuya tensión es palpable sobre todo el día anterior a la carrera. Es algo que no se puede explicar y que sólo podemos entender nosotros. Sin palabras para las sensaciones de ver llegar "ironmanes" al final del día. El adjetivo "emocionante" se queda muy corto. Y me pregunto yo qué se debe sentir al cruzar esa línea.
Especial enhorabuena para mi amigo Ironmanu, que haciendo honor a su nombre y a su máxima ,"El entrenamiento está sobrevalorado" , con unas cifras de entreno descacharrantes se marcó un ironman sobresaliente, siendo capaz de correr casi todo el maratón y estando a punto de bajar de las 13 horas en un ironman muy duro (cachis, esas ampollas).
Y otra felicitación para el "Flying Doc", que aunque él, siempre tan perfeccionista, considera que el resultado aún podría haber sido mejor, debutó en la distancia cual "panzer" germano con un cuarto puesto a minuto y medio del podium y logrando su clasificación para Kona. En Octubre sí que nos pegaremos al ordenador para intentar empujarle desde Salamanca en su vuelo sobre Hawai.
¿Y ahora qué? El domingo me dije a mí mismo que no lo volvía a intentar, que me resignaba a disfrutar del triatlón sin pasar del medio ironman. Sí me gustaría entrenar para un ironman como Dios manda, a varios meses vista y consultar con un especialista para intentar encontrar la causa real de mis males o ensayar otro tipo de alimentación (en lugar de geles, bocatas) aunque conocer otros casos ilustres parecidos me desanima un poco. Por lo pronto me quiero apuntar al Jabalíman. Con el tiempo se verá. No es buen momento para tomar decisiones.
¡¡Y MUCHAS GRACIAS POR LOS ÁNIMOS!! Ya os lo he dicho alguna vez pero de verdad que ésos no cansan; arropan como un mantita.
Os dejo uno de los grupos que más ha sonado en el Nostromo durante las casi trece horas de trayecto; Vetusta Morla, sin lugar a dudas responsable de uno de los mejores discos en castellano del 2008. Ya lo cantaban en "Copenhage" "El valor para marcharse, el miedo a llegar"




P.S. Ya pondré unas fotos del "turisteo". Nos faltó una semana más, como en Alemania, aunque nos dio tiempo a echarnos una buenas risas.

17 comentarios:

irotante dijo...

Muy bien,lastima esos problemas y a pensar en el proximo.
Enhorabuena

CiegoSabino dijo...

Oye listo, ya te estás quitando esa gorra, que no te la mereces.

Bueno, te doy otra oportunidad para lucirla si tu se la das al IM.

Y lo del Ironmanu ya sé yo a qué se debió: la camista de la Hiru. Esa prueba también supuso para él la oportuniad de desquitarse de algunos sinsabores, así que no me extraña que le dé fuerzas.

CiegoSabino dijo...

Oye, mu gracioso el borrico entre atletas serios, jajajaja.

Pero es que además va tirando del pelotón.

davidiego dijo...

tendrás que rebatir las teorías del Ironmanu entrenando, piernas, corazón y tripas.
Aupa!!
(lástima no poder asistir a ninguna jaramugada, quizás a la acuática)

Furacán dijo...

Al final lo conseguirás estoy seguro. No te desanimes y a seguir intentándolo.

Phaeton dijo...

Coño, consulta a los doctores, hay protectores estomaclaes y cosas de esas, amos digo yo

Nacho Cembellín dijo...

No importan las batallas perdidas sino la guerra ganada... imaginate cuando lo consigas, que lo conseguirás, si para alguien es emotivo, significativo y solamente entendible por quien lo hace, que sinificará para ti despues de tanto esfuerzo... pues ya sabes, lo que cuesta, se disfruta aún más.

Entrena la comida, entrena la comida e investiga. Si te vale, mi esperiencia, lo mejor que he probado hasta ahora es infiSport. Las barritas ND3, la bebida hipotonica energy drink y el carbohidrato Voltom, son de una calidad increible. Si lo deseas te pongo en contacto con uno de los gerentes que es un tipo encantador y que te asesorá estupendamente. Ya me dirás.

Por cierto, Weider, que como sabes, nos patrocina a Enphorma, es tambien un producto fantástico, aunque yo me quedo con infisport pero tb es mucho más caro.

Talin dijo...

Amigo, la tenía reservada hasta encontrar una foto y meterla a la galería de posters, pero ahí te va:

“El abandono no es una opción. Es un privilegio reservado para quienes al menos lo intentan.”

Un IronAbrazo y a cuidar ese estomago.

Mildolores dijo...

Lástima de tripas, amigo. De todas formas en el medio IM también se vive bien y no faltan las odiseas. Lo digo por si te lo replanteas, pero de todas formas en cuanto preparases en condiciones un IM lo superas sin problemas. Y lo sabes.

artu dijo...

Ánimo compadre, al final lo conseguirás... sé que volverás a intentarlo como buen j&j que eres, eso seguro. La clave fue que no le pediste la camiseta a Bienvescribe, te hubiera dado alas

inma dijo...

Vaya.. bueno HAY MAS IM.. Y a seguir DISFRUTANDO y quedandote con lo BUENO.

Un abrazo

Popi dijo...

Como dice el dicho, lo importante es participar. Si sigues intentándolo estoy más que seguro que al final te lo llevas de calle!!!

Animo socio, a descansar y a pensar en la próxima jumentada!!

akela-mae dijo...

Pues .... ¡¡a por el siguiente!! no pasa nada, ya llegará tu gran día.

Has estado allí, lo has intentado y ahora ¡¡qué no decaiga!!, siempre que esté en tu mente y en tus sueños .... llegará el día que lo conseguirás.

Besicos

Humberto Cerezo dijo...

yo tdvía no he dado el salto al IM, será que tengo mieditis... así que solo me queda darte animos, recordarte esa entrada anterior tuya del camino del Ironman, decirte que no te frustres con la distancia y que no pierdas esa ilusion y ese espíritu "atalantino".

anímate al jabalí, no???? ;-))

Si te lo tengo que explicar... dijo...

Lo que pasa es que eres un "blando". Ya verás cuando la gente se entere de que andas pensando vender la cabra para comprarte un caballo y dedicarte a la hípica, vestido de chaquetilla y gorrita; mientras las chicas te miran desde el yate del puerto... Lo que no tengo claro es dónde pondrás el dibujito de los J&J. Cuídate!

Atalanta dijo...

Gracias a todos por los ánimos y consejos. De verdad que animan y se tendrán en cuenta. Sois grandes, dagalis.
Buena señal es que tengo muchas ganas de entrenar.

kela dijo...

atalanta...que no "atlantis" (ya se han encargado de ponerme firme).... Ahora ya sé que tu problema son las manzanas, vas a tener que prescindir de ellas!!!!. Bocatas de chorizo!!!!Un beso.